BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




sábado, 30 de enero de 2016

Apariciones de la Virgen del Escapulario Verde del Inmaculado Corazón

QUIEN COMO DIOS... NADIE COMO DIOS....

Apariciones de la Virgen del Escapulario Verde del Inmaculado Corazón

28 de Enero – 176º Aniversario
Año: 1840 / Lugar: Rue Du Bac, París, Francia
Apariciones de la Virgen del Escapulario Verde del Inmaculado Corazón
Vidente: Sor María Justina Bisqueyburu (1817-1903)

Historia
La historia del Escapulario Verde empieza en la misma Capilla de la calle Du-Bac de París, donde se apareció la Santísima Virgen María a Santa Catalina Labouré y le mostró la Medalla Milagrosa nueve años atrás. Esta vez es la Hermana Justina Bisqueyburu, quien ve a la Virgen que le muestra el Escapulario de Verde.
La Hermana Justina Bisqueyburu nació el 11 de noviembre de 1817, en el pueblo de Mauleon, en los bajos Pirineos de Francia y murió en olor de santidad en el año 1903. Pasó sus primeros años con la hermana de su madre. Su vida en ese momento era simple, como la de cualquier niña de su edad. Cuando cumplió los 22 años, Justina se unió a las Hermanas de Caridad de San Vicente de Paúl, una Congregación muy popular y extendida en Francia, y fundada en los grandes principios de espiritualidad y caridad del gran ‘Monseñor Vicente’, que era como a él se le refería. El Convento de la Congregación estaba en la Rue du Bac, en París, una calle bulliciosa en el corazón del sector comercial de la ciudad. Inmediatamente después de su llegada al Convento, Justina comenzó a experimentar gracias místicas y manifestaciones sobrenaturales.
EscapuralioVerde - copia
28 de Enero de 1840
Apariciones de la Virgen

El 28 de enero de 1840, durante su retiro de noviciado, estando orando en silencio en la Capilla del convento, se le apareció, sobresaltándola, la Santísima Virgen María. La Madre de Dios tenía un vestido largo de seda blanca dejando al descubierto Sus pies. Encima del vestido tenía un manto del más pálido azul. Su cabello caía suavemente sobre Sus hombros y no estaba cubierto por un velo. La Hermana observó que las manos de la Santísima Virgen estaban dobladas hacia Su Pecho sosteniendo el Inmaculado Corazón, del cual salían Llamas resplandecientes.La Madre de Dios no dijo nada.
Esta visión se repitió al final del retiro de la Hermana Justina y en otras cinco ocasiones durante el curso de su noviciado. En cada ocasión, la Santísima Virgen no decía nada y los detalles de cada visión eran idénticos.
Después de hacer sus primeros votos, Sor Justina fue enviada al pueblo de Blangy, para trabajar allí con las Hermanas de su Congregación. Al poco tiempo de su llegada, las Hermanas se reunieron para celebrar la fiesta del Nacimiento de la Santísima Virgen María. Sor Justina se encontraba en oración meditando en esta celebración. De pronto tuvo una nueva visión, esta vez diferente a la de ocasiones anteriores.
La Santísima Virgen se le aparece vestida igual que en las otras ocasiones: con un vestido de seda blanca cubierto por el manto azul pálido, y en Sus Manos sosteniendo el Inmaculado Corazón, resplandeciente con las más intensas y deslumbrantes Llamas que salían de él. Pero, tenía algo diferente: en Su Mano izquierda sostenía lo que parecía ser un Escapulario o insignia de alguna clase. A diferencia de otros Escapularios, éste tenía un sólo cuadrado de tela en lugar de dos. El cuadrado de tela estaba atado con cordones verdes. En él estaba una imagen de la Virgen de la misma forma en que se la había aparecido a Sor Justina en sus anteriores visiones, sosteniendo en Su Mano derecha Su Inmaculado Corazón.
Escapulario verde
Al voltear la imagen, la religiosa vio “un Corazón ardiendo con rayos más deslumbrantes que el sol y tan transparente como el cristal.” El Corazón fue perforado por una espada y rodeado por una oración en forma oval, y en la parte superior de óvalo, una Cruz de oro. En la oración se lee: “Inmaculado Corazón de María, ruega por nosotros, ahora y en la hora de nuestra muerte.”

Durante esta visión se le dio a conocer por una revelación interior el significado de esta aparición. Se le reveló que este el Escapulario del Inmaculado Corazón sería un poderoso instrumento para la conversión de almas, particularmente aquellas que no tienen Fe, y que por medio de él, la Santísima Virgen obtendría para ellos, mediante Su Hijo, la gracia de una muerte en ‘gracia de Dios’. Se le hizo también saber a la religiosa el deseo de la Madre de Dios de que el escapulario fuese propagado por todas partes para que estas gracias particulares, lleguen a todas las almas que abracen esta devoción.
Siempre humilde y prudente, y desconfiada de ella misma, la Hermana Justina temía que lo que ella había experimentado fuera sólo el producto de su imaginación. Le contó estas experiencias a su Superiora, y le pidió que no dijera nada. Sin embargo, también le pidió que si ella consideraba necesario, le contaría todo lo ocurrido al Director Espiritual.
En apariciones subsiguientes la Virgen se apareció de la misma forma, insistiendo en que se propagara la Devoción a este Escapulario. Finalmente, los Escapularios se empezaron a fabricar y a ser distribuidos por las Hermanas en París, luego por toda Francia y fuera de ella. Con este fin, las Hermanas habían recibido la aprobación formal y el impulso necesario de Su Santidad, el Papa Pío IX, en 1870.
La Hermana Justina mantuvo un velo de silencio sobre estas manifestaciones y sólo habló de ellas con aquellas personas directamente responsables de su preparación espiritual. Y así, la Hermana Justina era vista únicamente como una Hermana religiosa humilde y fiel, como tantas otras, fiel a la Regla, obediente a aquellos cuya autoridad estaba por encima de ella, y compasiva con aquellos que necesitaran de su ayuda. Al finalizar su formación religiosa, Sor Justina dedicó calladamente la mayoría de sus años en varios hospitales de la Congregación en Francia, y se le recordó después como una Hermana diligente, capaz, compasiva y gentil.
El Escapulario Verde no requiere ninguna fórmula particular de investidurasino una simple bendición de cualquier Sacerdote católico. A diferencia de otros Escapularios que hacen necesario llevarlos puestos, el Escapulario Verde puede llevarse puesto o estar con uno, e incluso tenerlo entre las pertenencias de uno. La oración encontrada en el Escapulario debe orarse al menos diariamente. Si la persona para quien estas gracias se buscan no dice la oración, entonces debe hacerla la persona que le haya entregado el Escapulario o se lo haya puesto en su alcance.
Las gracias particulares de este Sacramental son para inducir y ahondar en la Devoción al Inmaculado Corazón de María, y para la conversión de corazones y almas. También, este Escapulario ha sido dado por Nuestra Señora, particularmente como un don para los enfermos. Se le puede poner en sus ropas, en su cama o en su habitación. Si la persona a quien se le aplica no dijera la jaculatoria, el que le haya proporcionado el escapulario, debe decirla por el enfermo.
Los prodigios que ha producido este escapulario atestiguan la bendición y el cumplimiento de la Promesa de la Virgen a todos los que lo lleven y digan la jaculatoria: “Hará grandes conversiones, particularmente para alcanzar la buena muerte a los pecadores y a los que no tienen fe”.
escapulairo verde23

LA PRECIOSA SANGRE DARÁ VIDA Y ESPERANZA A LOS QUE ESTÁN ANSIOSAMENTE ESPERANDO AL SEÑOR.

QUIEN COMO DIOS... NADIE COMO DIOS....

LA PRECIOSA SANGRE DARÁ VIDA Y ESPERANZA A LOS QUE ESTÁN ANSIOSAMENTE ESPERANDO AL SEÑOR.

VIDENTE BERNABÉ NWOYE / OLO, ESTADO DE ENUGU, NIGERIA
(Con Aprobación Eclesiástica)[1]

Jesús_CorazonDeJesus
23 de Julio de 1998 / Hora: 11:00 am
Lugar: Centro de la Novena, Olo

LA PRECIOSA SANGRE DARÁ LA VIDA Y LA ESPERANZA A TODOS LOS QUE ESTÁN ANSIOSAMENTE ESPERANDO AL SEÑOR.
During our novena with Adoration Prayer, I saw a vision of the rising power of the sun; the rays of the sun first shone out.  As the sun was coming out, the reflection of the rays increased.  On the top of the sun stood Our Glorious Jesus Christ.  He raised up His Left Hand while holding a Cross in His Right Hand. The vision developed until finally the cloud came down and covered the whole place.  In the cloud appeared the Holy Face of Jesus Christ Who calmly said:
Durante nuestra Novena con Oración de Adoración, tuve una visión del poder del sol saliente. Los rayos del sol se mostraron primero. Mientras salía el sol, el reflejo de los rayos aumentó. Encima del sol se paró Nuestro Señor Jesucristo Glorioso. Él levantó Su Mano Izquierda mientras sostenía una Cruz en la Mano Derecha. La visión continuó hasta que la nube bajó y cubrió todo el lugar. En la nube apareció el Santo Rostro de Jesucristo que calmadamente dijo:
“A day is coming soon when My glory will shine like the rising sun.  On that day My Precious Blood will fall on every heart that is dry now.  As the rising sun gives joy and life to living things, so My Precious Blood will give life and hope to all who are eagerly waiting for the Lord.  On that day, all who crucified the Son of God will see him rising like the sun in all glory.  I will console all who consoled Me, and let them rejoice in My glory, all who made constant reparation for all the sins committed against My Precious Blood. All who are crying now will laugh.  But you who are laughing now, you will cry.  All of you who reject their crosses, who did not worship Me the way Heaven wants, who join the world in their attack against the Son of the Most High, you all will suffer great shame. You will carry a heavy cross which the enemy, I mean the demon, is preparing for you.  When you see the One you crucified, your burdens will multiply.  Worse, you will lose Heaven, lose your Saviour, Jesus Christ, and die forever.  Today, I am calling you all, My children, to return to Me.  Come and be My sons, and I will call you sons.  Offer all your lives to Me.  I say, this journey will be hard for you, unless you give up everything you have and follow Me.
“El Día viene en que Mi Gloria brillará como el sol saliente. En ese Día, Mi Preciosa Sangre caerá en cada corazón que está ahora árido. Como el sol saliente otorga gozo y vida a todas las cosas vivas, así Mi Preciosa Sangre dará vida y esperanza a todos los que están esperando por el Señor. En ese Día, todos los que crucificaron al Hijo de Dios lo verán levantarse como el Sol con toda Su Gloria. Yo consolaré a todos los que Me consuelen, y permitiré que se regocijen en Mi Gloria a todos los que hicieron continua reparación por todos los pecados cometidos contra Mi Preciosa Sangre. Todos los que ahora lloran, se reirán. Pero ustedes, los que ahora se ríen, llorarán. Todos los que rechacen sus cruces; los que no Me adoraron como el Cielo esperaba; los que se unieron al mundo en su ataque en contra del Hijo del Altísimo; todos ustedes sufrirán gran vergüenza. Ustedes cargarán una cruz pesada que el enemigo, Me refiero al demonio, está preparando para ustedes. Cuando vean al que crucificaron, sus cargas se multiplicarán. Peor aún, ustedes perderán el Cielo, perderán al Salvador Jesucristo y morirán para siempre. Hoy, los estoy llamado a todos, Mis hijos, a que regresen a Mí. Vengan y sean Mis hijos, y Yo los llamaré hijos. Ofrézcanme toda su vida. Yo les digo, este camino será difícil para ustedes, al menos que renuncien a todo lo que tienen y Me sigan.
Children, you must belong or you oppose.  As I have chosen you, I bless you with spiritual gifts and blessings.  Your work is awaiting you or you will suffer regrets when My glory is revealed.  All who abandoned their spiritual gifts, zeal and love, should pray hard to have them back.  If you continue following like sheep without destination till I come, it means that your call was in vain.  All who are spiritually unfilled follow their own will, which displeases their God.  But all who are spiritually filled, I mean with the Holy Spirit, are on the road to holiness and Divine Will. The love of their God will grow in them.
Hijos, ustedes o pertenecen o se oponen. Como Yo los he escogido, Yo los bendigo con dones espirituales y bendiciones. Su trabajo les espera o se arrepentirán cuando Mi Gloria les sea revelada. Todos los que abandonen sus dones espirituales, celo y amor, deberán rezar fuertemente para que se les devuelva. Si continúan caminando como ovejas sin destino hasta que vuelva, significa que su llamado fue en vano. Todos los que están espiritualmente vacíos siguen su propia voluntad, que disgusta a su Dios. Pero todos los que están espiritualmente llenos, Me refiero con el Espíritu Santo, están en camino hacia la santidad y a la Divina Voluntad. El amor de su Dios crecerá en ellos.
Children, overcome the world.  I, your Master, have done so.  I am with you to help you.  Ask and it shall be given to you. I bless you all.”
Hijos, venzan al mundo. Yo, Su Maestro, lo he logrado. Yo estoy con ustedes para ayudarlos. Pidan y se les dará. Los bendigo a todos.”
Immediately the vision passed.
Inmediatamente la visión terminó.
________________________
[1] Con aprobación Eclesiástica: Los Mensajes desde 1997 a 2000 fueron revisados por una Comisión Teológica, ordenada por el Obispo Antonio Mbuji, de Enugu. Todos ellos han recibido el Nihil Obstat del Reverendo Franciscano, Esteban Obiukwu, encargado de la Propagación de la Fe.
NIHIL OBSTAT:
Rev. Fr. Stephen Obiukwu,
Censor Deputatus, Chairman, Doctrine and Faith Committee,
Archdiocese of Onitsha, Anambra State, Nigeria,
1 July 1999

El Libro de Oraciones, dictado por Jesús a Bernabé, ha recibido el Imprimatur del Obispo Ayo María Atoyebi, de la Diócesis de Ilorín.
IMPRIMATUR:
+ Ayo-Maria (OP),
Bishop of llorín Diocese,
Kawara State, Nigeria


Para descargar los Mensajes en PDF:

Todos los Mensajes de Bernabé Nwoye publicados en este sitio:

Antes que regresara al Padre, antes que empezara el Sacrificio de la Cruz, el Señor Jesucristo entregó al mundo entero un Milagro cotidiano.

QUIEN COMO DIOS... NADIE COMO DIOS....

Antes que regresara al Padre, antes que empezara el Sacrificio de la Cruz, el Señor Jesucristo entregó al mundo entero un Milagro cotidiano.

VIDENTE IDA PEERDEMAN / ÁMSTERDAN, HOLANDA

Nuestra SeñoradeTodoslosPueblos (1)
Ida Peerdeman – Mensajes de Nuestra Señora de Todos Los Pueblos (1945-1959)

AÑO 1953

45ª APARICIÓN
20 de marzo de 1953

El tiempo ha llegado
Veo a la Señora de todos los Pueblos de pie. Ella dice:
“Di que el tiempo ya ha llegado. El tiempo es éste, el tiempo en que el mundo tiene que saber que yo vengo aquí como la Señora de todos los Pueblos. Quiero que esto se dé a conocer ahora al mundo. Di esto al sacristán del Papa. Éste es mi mensaje para él. Tú no seas miedosa. Que lea todos los mensajes y se los comunique al Santo Padre. No tengas miedo, hija. Tú llegarás hasta él. No te asustes, pues soy yo quien trae este mensaje. El tiempo ha llegado”.
Ahora la Señora espera largo rato y luego dice:
“53, ése es el año de la Señora de todos los Pueblos”.

El Milagro cotidiano
La Señora mira ahora largo rato adelante y dice:
Antes de que el Señor Jesucristo regresara al Padre, antes que empezara el Sacrificio de la Cruz, el Señor Jesucristo entregó al mundo entero un Milagro cotidiano”.
La Señora dirige ahora una mirada escrutadora al mundo y pregunta muy lentamente:
“¿Cuántos son los que participan…”
—y hace una pausa—
“a este gran Milagro? De este gran Milagro no hacen caso. La Ofrenda cotidiana tendrá que volver nuevamente al centro de este mundo degenerado”.

El Papa Pío XII
Luego parece como si la Señora mirara a lo lejos y dice:
“Y ahora le hablo al Santo Padre”.
Veo ahora al Papa Pío XII ante mí, en una habitación y con muchos papeles delante. La Señora dice:
“Tú has hecho mucho. Ahora la Señora de todos los Pueblos le pide que siga adelante con todo lo que aún hay que hacer. Él sabe a lo que me refiero. El Santo Padre preparará el dogma mariano de la Corredentora, Medianera y Abogada. Ella lo ayudará en esto”.

Las profecías de la Señora
La Señora espera otra vez largo rato mirando a lo lejos y prosigue:
“Para dar la prueba de que soy la Señora de todos los Pueblos, yo he dicho: Las grandes potencias caerán; vendrá una lucha político-económica; cuidado con los falsos profetas; pongan atención a los meteoros; vendrán calamidades; vendrán calamidades naturales; estamos frente a grandes decisiones; estamos ante grandes presiones”.

La verdadera Paz
Ahora, la Señora mira adelante, como escrutando profundamente, y vuelve a decir despacio y claro:
“53.
Pueblos de Europa, ¡únanse! Es la Señora de todos los Pueblos quien se los dice. No para querer vencer a su enemigo, sino para ganarlo. Así como tienen que estar unidos en lo político, así también deberán estarlo en el verdadero Espíritu Santo. Grandes presiones pesan sobre el mundo. El enemigo acecha. Iglesia de Roma, aprovecha tu oportunidad. El humanismo moderno, el pragmatismo, el socialismo y el comunismo son los que tienen al mundo en sus garras”.
Veo entonces el mundo y veo todos esos grupos de gente y como una mano gigantesca que agarra todo. La Señora dice:
“Escuchen a la Señora que quiere ser su Madre. Oren, pueblos, para que su sacrificio sea agradable al Señor. Oren, pueblos, para que venga el verdadero Espíritu Santo. Oren, pueblos, para que la Señora de todos los Pueblos sea su Abogada”.
Entonces la Señora dice muy claro y despacio:
“Y ahora, la Señora de todos los Pueblos promete dar la verdadera paz. Pero los pueblos junto con la Iglesia —sea bien claro: con la Iglesia— tienen que rezar mi oración este año. Di esto al sacristán. Dile que el tiempo ya ha llegado. Y que grandes acontecimientos mundiales están por llegar”.

La iglesia nueva. Los altares
Después la Señora espera y parece como si cambiara de lugar. Entonces dice:
“Sígueme ahora a donde yo voy”.
Es como si fuera con la Señora por un camino. Llegamos a un prado, donde hay un par de árboles. Veo a la Señora como en la niebla, de pie sobre la hierba, y dice:
“Tú me ves aquí en este campo”.
Entonces me doy cuenta que es un terreno conocido, que queda en la calle Wandelweg, cerca de donde vivimos.
“Aquí se construirá la nueva iglesia”.
Ahora es como si yo entrara con Ella en esa iglesia. La Señora dice:
“En el altar mayor estará el Sacrificio de la Cruz, el Milagro cotidiano”.
Veo ahora el altar mayor. La Señora indica el Tabernáculo sobre el cual hay una cruz pequeña. Ella dice:
“Inmediatamente a la izquierda, en lado del púlpito, estará el altar de la Señora de todos los Pueblos. En el lado de la epístola, el altar del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Fíjate bien, al mismo nivel del Sacrificio”.
Diciendo esto, la Señora indica el altar mayor y veo que los tres altares tienen la misma altura, y se siguen el uno al otro, como si fuera un único gran altar. Detrás de los altares veo representaciones de algo, aunque de un modo borroso y opaco.

Ámsterdam, el lugar del Santísimo Sacramento
Entonces la Señora dice:
“He escogido a los Padres Dominicos para esto. La donadora del cuadro colocará allí la imagen. La imagen ha de ser traída pronto a Ámsterdam. He escogido Ámsterdam como el lugar de la Señora de todos los Pueblos. Es también el lugar del Sacramento[1]. Entiende bien todo esto”.
Veo entonces una Procesión del Santísimo Sacramento. Entre la multitud que participa, veo también sacerdotes. Uno de ellos va delante con el Santísimo Sacramento. La procesión viene desde el centro antiguo de la ciudad, desde el Begijnhof y va hacia el lugar de la calle Wandelweg que me indicó la Señora.

Ella salvará el mundo
Después la Señora dice:
“La difusión se hará desde los conventos a todos los sacerdotes, a todos los pueblos. Dominicos, daos cuenta de lo que tienen en mano”.
La Señora recalca esto último.
“Tu director espiritual se encargará de ello. No temas. Es María, la Señora de todos los Pueblos, la que te da este mensaje”.
La Señora espera un momento; luego dice muy claro y despacio:
“Con este título Ella salvará el mundo”.
Entonces la Señora se va lentamente.


46ª APARICIÓN
10 de mayo de 1953

Mensaje especial para el Papa
Ahí está la Señora otra vez ante mí. Ella dice:
“Hoy traigo un mensaje especial. Pide al Santo Padre que rece la oración que María ha dado al mundo, como Corredentora, Medianera y Abogada, bajo el título de ‘la Señora de todos los Pueblos’, y que la diga ante los pueblos[2]. Dile:
Apóstol del Señor Jesucristo, enseña a los pueblos esta oración sencilla, pero profundaEs María, la Señora de todos los Pueblos, quien te lo pideTú eres el Pastor de la Iglesia de Jesucristo, el Señor. Protege a tus ovejasBien sabes que grandes peligros se ciernen sobre la Iglesia y sobre el mundoHa llegado la hora en que hablarás de María como Corredentora, Medianera y Abogada, bajo el título de ‘la Señora de todos los Pueblos’. ¿Por qué María te pide esto? Porque Ella ha sido enviada por su Señor y Creador para poder salvar al mundo, con este título y por medio de esta oración, de una gran catástrofe mundial. Tú sabes que María quiere venir como la Señora de todos los Pueblos. Ahora Ella pide que los hombres puedan oír del Santo Padre este título.
El sacristán del Papa dará al Santo Padre tanto este mensaje como los otros.
Por medio de esta oración la Señora salvará el mundo. Vuelvo a repetir esta promesa”.

Oren, pueblos
Ahora la Señora espera largo tiempo, mientras veo el mundo girar bajo sus pies. Es como si grandes nubes negras lo cubrieran y la Señora las observa. Entonces dice:
“Ahora les hablo a todos los pueblos de este mundo”.
Con gran devoción la Señora junta sus manos, como para rezar.
“Oren, pueblos, para que su sacrificio sea agradable al Señor. Pueblos, vuelvan atrás y traten de volver a encontrar su fe sencilla. Reconozcan a su Creador y sean agradecidos. Esto es lo que la humanidad ya no conoce”.

El falso espíritu
El falso espíritu gobierna el mundo. El paganismo moderno, el humanismo, el ateísmo, el socialismo moderno y el comunismo gobiernan el mundo. Cuidado con los falsos profetas. La Señora de todos los Pueblos no se cansa de repetirlo y de avisarles de esto. ¡Hombres, escuchen! Es el Señor mismo quien me manda a advertirles, el mismo Señor que se sacrificó también por estos hombres de hoy.Ustedes no saben qué grandes poderes son los que amenazan a este mundo. Y no me refiero sólo al humanismo moderno, al ateísmo, al socialismo moderno y al comunismo; aún hay otros poderes que amenazan a este mundo.
Pueblos, busquen la verdad. Pueblos, únanse. Sin que lo supieran, hace ya ocho años que la Señora estaba aquí para protegerlos de eso.
El año 53 es el año de la Señora de todos los Pueblos. El 53 será el año en que Ella tendrá que ser reconocida bajo este título entre los pueblos. El 53 será el año en que amenazarán y sucederán grandes acontecimientos mundiales y grandes catástrofes. Por eso la Señora les pide que digan esta oración. Difúndanla lo más posible”. 

Ámsterdam, el centro
“Ahora le hablo a tu obispo: Haz que la iglesia de la Señora de todos los Pueblos se construya en el lugar que yo he indicado en Ámsterdam”.
Luego la Señora espera un momento y mirando a lo lejos, dice muy claro y despacio:
“Los pensamientos marianos aumentarán más en este tiempo. Ámsterdam se convertirá en el Centro de la Señora de todos los Pueblos. Allí, por medio de esta imagen, los pueblos conocerán a la Señora de todos los Pueblos y bajo este título le pedirán que les conceda la unidad, la unión entre los pueblos. Esta imagen precederá el último dogma mariano. Esta imagen irá en primer lugar a Ámsterdam. De la difusión se encargará tu director espiritual y todo el que pueda colaborar. Tendrá que llegar a ser una sola gran comunidad, cuya dirección confío a los Padres Dominicos. Que sean conscientes de lo que yo les encomiendo”.

La Señora se encarga de todo
Entonces la Señora hace una nueva pausa. Yo le digo que me da miedo transmitir este mensaje, pero Ella sonríe y me dice:
“Hija, no temas transmitir este mensaje. Tú eres el instrumento. La Señora se encarga de todo”.
Y entonces veo a la Señora alejarse lentamente.

________________________
[1] Milagro Eucarístico ocurrido el 15 de marzo de 1345, cuando un enfermo agonizante vomitó la Sagrada Hostia recién recibida y la señora que lo atendía lo limpió y echó todo al fuego, al día siguiente la Hostia estaba flotando sobre las llamas.
[2] Mientras la Señora dice esto, la vidente ve a un Papa, pero no es el Papa Pío XII.

Mensajes de Ida Peerdeman publicados en este blog:

miércoles, 27 de enero de 2016

Ya están Surgiendo los Falsos Profetas que Respaldarán al Anticristo

QUIEN COMO DIOS... NADIE COMO DIOS....

La realidad está superando a las profecías.

John Henry Newman advirtió sobre la apostasía, diciendo que surgirán en la iglesia hombres inicuos que persuadirán a muchos para hacer alianza con los paganos que nos rodean; serán los falsos profetas que legitimarán al anticristo.

Esta realidad, y la apostasía, lamentablemente no están siendo captadas por los cristianos que se empeñan con seguir un lenguaje políticamente correcto para evadir la persecución. 

Newman tuvo una influencia decisiva en la conversión de Robert Hugh Benson. Y cuando en 1907, apareció la obra El Señor del Mundo (The Lord of the World) de Benson la conmoción de la sociedad británica fue tremenda. Pero hoy vemos que la realidad actual supera ampliamente aquella ficción.

Eso se puede ver en las cosas que destapó el Sínodo de la Familia de de 2014 y 2015 y sus coletazos, con la Conferencia Episcopal Alemana liderando un cambio de doctrina respecto a los divorciados vueltos a casar y a los homosexuales.

EL ANTICRISTO SURGE A PARTIR DE LA APOSTASÍA

En el primero de sus sermones (El tiempo del Anticristo), Newman decíaliteralmente que:

“el hombre de pecado nace de una apostasía, o por lo menos accede al poder por medio de una apostasía, o es precedido por una apostasía, o no existiría si no fuese por una apostasía” (p. 35).

Antes, había citado como ejemplo de apostasía unos hechos relatados en el libro de los Macabeos:
“En aquellos días surgieron en Israel hombres inicuos, que persuadieron a muchos diciendo: Vamos y hagamos alianza con los paganos que nos rodean, puesto que desde que nos separamos de ellos nos han sobrevenido muchas penalidades. Este consejo les pareció bien” (1 Mac 1, 11-13).
Y Newman ya había fundamentado esta profecía apuntando el “enfriamiento de la caridad” previsto por Jesucristo (Mt 24, 12) como su causa profunda.
Pero quien describió claramente la situación fue Benson en “El Señor del Mundo”, que ha tenido a Papas, obispos, sacerdotes y laicos expectantes; unos tratando de ver las señales de este tiempo que ya está entre nosotros, y otros tratando de minimizar el augurio.

El impacto de la obra de Benson ha llegado al papa Francisco, que la recomienda y Benedicto XVI también ha admitido haber sido impactado por el libro.

¿QUE ESTARÍA VIENDO EL PAPA EN EL LIBRO?

La novela apocalíptica de 1907 escrita por un inglés convertido desde el anglicanismo expone una visión distópica de un conflicto final entre el humanismo secular y el catolicismocon el enfrentamiento que tendrá lugar en los campos de Armagedón.

El autor Robert Hugh Benson describe un mundo en el que el marxismo y el secularismo han triunfado, y culminó en una figura carismática “salvadora”, cada vez más reconocible como el Anticristo, que se levanta para liderar un gobierno mundial. 

Los ataques contra los símbolos y los creyentes cristianos, y la eutanasia son prácticas generalizadas.

Cardenal Francis George
Cardenal Francis George
Algunos encuentran la novela prescindente, y otros en cambio piensan que es un poco lo que está pasando “ahí afuera”.
Pero lo importante es su agudo sentido de que el mundo está llegando a un punto de inflexión y no hay mucho tiempo para arreglar las cosas.
La afición por la novela de algunos líderes de la Iglesia parece dar pie a la creencia de que la humanidad está tomando algunas decisiones definitivas hoy, desde la economía al medio ambiente y a los valores morales, y que si tomamos las decisiones equivocadas – como todo indica que está sucediendo–, las consecuencias pueden ser mucho peores de lo que pensamos.
Un caso es el del Cardenal George, ya fallecido. Poco antes de su retiro en el 2014, el cardenal Francis George de Chicago, dijo en una entrevista a Crux quele gustaría preguntar Francisco acerca de su “visión escatológica sobre que el anti-Cristo está con nosotros”, y si eso explica el ritmo intenso del Papa.
(En la teología católica, la “escatología” es el estudio de las etapas finales de la vida y la historia de la humanidad, con lo que se hace referencia a veces a los cuatro finales: la muerte, el juicio, el cielo y el infierno).

“Nadie parece interesado en eso, pero me resulta fascinante”, dijo George. “Espero que antes de que me muera voy a tener la oportunidad depreguntarle [a Francisco] cómo entiende su ministerio, cuando pone el tiempo final ante nosotros como una clave

Y John Allen director de Crux sugiere que Francisco ya ha respondido a la pregunta de George. Y está contenida en una frase de “El Señor del Mundo”:

“Sí, Virginia, hay un diablo, un anti-Cristo, y un tiempo final… y si queremos evitar lo peor de todo, debemos poner manos a la obra”.

QUE EXPONE BENSON EN “EL SEÑOR DEL MUNDO”

Robert Hugh Benson fue un converso del anglicanismo al catolicismo, hijo nada menos que del Arzobispo de Canterbury, educado en Eton y Cambridge, ordenado sacerdote por su padre; era toda una personalidad en la Inglaterra de su tiempo y causó gran impacto su conversión.
Monsignor benson
Robert Hugh Benson
Sus novelas son un tipo de “teología narrativa” y el mejor ejemplo es  “El Señor del mundo” que algunos consideran como un tratado de escatología fundamental.
Puedes descargar la novela “El Señor del Mundo” traducida al español por el Padre Leonardo Castellani aquí. Eduardo Cattaneo lo colgó en varias versiones de Word, en PDF y en EPUB. Es una novela muy ágil y provoca leerla de corrido.
El libro está a la altura de las visiones proféticas de 1984 (Orwell), Un mundo Feliz (Huxley) y Farenheit 451 (Bradbury).

Trata temas como la tendencia a un gobierno mundial, la globalización, la imposición de errores biológicos y filosóficos como dogmas de fe y la guerra contra la Iglesia como defensora de valores tradicionales.

Piensa que Benson escribió el libro en 1907 y difícilmente podría tener todos los elementos como para predecir lo que pasaría 100 años después. Peroacertó en advertir el desarrollo profundo de las tendencias metafísicas y culturales que cristalizarían en el siglo que venía.

En ese principio de siglo ya está surgiendo el modernismo en el seno del catolicismo, o sea la idea de que el cristianismo tiene que adaptarse al humanismo ilustrado y moderno para poder ser viable y pertinente y Benson percibe que esta nueva teología será importante de aquí en adelante.

En el hipotético futuro que traza el libro, el humanismo, el socialismo y la “religión positivista” han logrado consolidar una utopía humanitaria que él advierte que es una mentira porque es el Anticristo, tal como se expresa en el Apocalipsis; un líder inmensamente popular, “humanitario” y sutil.

Así el Anticristo no es un tipo como Hitler con una descarnada maldad, sino que más bien es un líder “humanitario”, “filantrópico”, “justiciero”, que oculta su perversa intención bajo la apariencia del bien.

La novela de Benson advierte sobre este sutil extravío y del peligro de la mundanización y la secularización de la Iglesia, e indirectamente es un llamado a recuperar el horizonte escatológico, metafísico y sobrenatural del cristianismo.

UN BREVE RESUMEN

Benson personifica al Anticristo en Felsenburgh, un político extraordinariamente seductor, de apariencia mansa y dialogante, que con discursos llenos de una retórica emotiva, salpimentados de constantes menciones a un reinado de paz en la tierra, logra enardecer a las multitudes, que acaban tributándole el culto reservado a los dioses.

Felsenburgh promete al mundo la paz; y desde luego se la da, aunque sea una paz falsa sostenida sobre un orden inicuo. También le promete la solución de los problemas económicos que lo afligen; y desde luego se la da, mediante una simbiosis de capitalismo y socialismo, hasta lograr detener la carestía e instaurar una nueva era de euforia y abundancia, aunque sean la euforia y la abundancia del hormiguero, donde los hombres, bien alimentados y asistidos en sus necesidades, se convierten en infrahombres satisfechos.
lord of the world
Felsenburgh postula una nueva religión, una suerte de cristianismo falsificado caracterizado por la mística de la deificación del Hombre y del Progreso, que pronto tendrá sus seudoprofetas y seudoapóstoles, dispuestos a propagarla hasta los confines de la tierra.
Naturalmente, la entronización de esta parodia de religión discurre paralela a la persecución de los cristianos, que en la novela de Benson son ya muy pocos y aparecen a los ojos de las masas embaucadas y cretinizadas como un puñado de delincuentes; una persecución que Felsenburgh no hace al estilo de aquellas sangrientas orgías de los Césares de antaño, sino de forma mucho más aséptica y taimada, envolviéndola de hipocresías cívicas (hoy diríamos «laicistas», para entendernos) que no hacen sino aumentar su prestigio a los ojos de la «opinión pública».
En la novela de Benson, la Iglesia es vista como una sociedad totalitaria, artera e inhumana, que aspira al poder mundial y que por lo tanto conviene destruir.
Felsenburgh, en fin, es soberbio, mentiroso y cruel, aunque se finge virtuoso. Instaura un reinado de alegría postiza y exterior que esconde la más aciaga angustia. Es un hipócrita; pero no al estilo burdo del Tartufo de Molière, sino al estilo de los fariseos, que por todo el mundo eran tenidos por santos. También es un orgulloso hinchado de vanidad; pero disfraza esta lacra con los vistosos ropajes de las virtudes estoicas.

Felsenburgh promete a sus súbditos una libertad de placeres y diversiones; pero frente a la desesperación no tiene otro consuelo que brindarles sino la eutanasia subvencionada.

Por supuesto, cualquier parecido entre Felsenburgh y los gobernantes contemporáneos es pura coincidencia
Antichrist_by_luluha

UNA FASCINACIÓN INQUIETANTE

La fascinación de Benedicto XVI y Francisco sobre el libro es que el mundo se parece mucho al de la ficción de Benson, porque se ha popularizado la creencia en un “evangelio secular” de un mundo en el que somos capaces de alcanzar la felicidad solo con nuestros esfuerzos, a través de nuestra razón y siguiendo la “naturaleza” de nuestros instintos y deseos. Un mundo volcado sobre sí mismo y cerrado a la trascendencia de Dios.
Lo que más inquieta de la novela es advertir que cien años después, la confusión entre el reino de Dios y el reino del hombre está entre nosotrosincluso en el seno del cristianismo.

Existen hoy teologías y prácticas pastorales que han caído sutilmente por esta pendiente y reducido el cristianismo a una ética socio-política, o benefactora, una moral “buenista” que considera la Escritura, la Tradición y el Dogma como una especie de “soporte simbólico” de una moral, lo que es signo de la secularización de la fe cristiana que ha erradicado la dimensión sobrenatural.

Fuentes: