BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




martes, 27 de octubre de 2015

¿Una Enigmática Pintura o una Foto de la Aparición de Cristo con sus apóstoles?

QUIEN COMO DIOS... NADIE COMO DIOS....

La supuestamente milagrosa foto de “Cristo en los campos de cereales”.

Hay una foto supuestamente “milagrosa” de Jesús y los Apóstoles (con José de Arimatea y más atrás el joven Juan y otros apóstoles) en blanco y negro, que la famosa mística y vidente María Esperanza de Venezuela (actualmente en proceso de beatificación) guardó en su dormitorio, y que coincide exactamente con el cuadro pintado por Johannes Raphael Wehle.

Se trata de una fotografía que aparenta haberse tomado al cuadro pintado por Johannes Raphael Wehle del 1900, porque es idéntica, pero que un análisis más pormenorizado muestra que fue tomada a personas reales no a personas pintadas. Esta fotografía “milagrosa” estuvo hasta su muerte en el dormitorio de la vidente venezolana María Esperanza.

Todos parecen estar de pie a lo largo de una costa, que de hecho podría ser el río de la Biblia. No hay “agua” (en la versión de la foto) y hay una colina en el fondo. Pero el agua es un campo de trigo.

LA CONSERVÓ MARÍA ESPERANZA

Esto significa algo para nosotros porque María Esperanza la conservó y ella no sólo tenía una intuición notable sino que también supuestamente vio a la Santísima Virgen, a santos, y de vez en cuando al Señor mismo, lo que significa que la foto debe haberse parecido a lo que ella misma “vio”.

La foto es blanco y negro.
La historia, transmitida a través de un sacerdote que está cerca de la familia, era que una mujer a la que había conocido había orado fervientemente para saber lo que Jesús realmente veía durante su visita a la Tierra Santa (en 1950) y tenía un compañero que tomó una foto en la dirección del río Jordán (donde, por supuesto, Cristo fue bautizado, y donde Él estuvo, sin duda, en otras ocasiones también). Y allí salió la famosa foto que es sin duda única.
Pero llama la atención, sin embargo, que hay un cuadro pintado por un artista alemán llamado Johannes Raphael Wehle que es sorprendentemente similar a la foto de que hablamos; idéntica. La pintura fue hecha alrededor de 1900, y uno no puede imaginar que una foto en negro y blanco del mismo óleo como podría resultar “milagrosa”.

Otros relatos de la foto, que han estado circulando durante años, es que ha sido tomada durante la década de 1970 en el Muro Occidental de Jerusalén. 

Con esta información llegamos a la conclusión de que con toda probabilidad la pintura no parece milagrosa, pero quizás sí en relación a la fotografía que anda circulando.
Porque la foto que es idéntica a la pintura y tiene la particularidad de no parecer figuras de un cuadro sino  personas reales.
Sin embargo hay quienes dicen que esta apariencia se logra haciendo sucesivas fotocopias, por lo tanto es para discernir.

OPINAN LOS EXPERTOS

Es necesario entonces la participación de expertos. Después de un análisis minucioso, uno de ellos, Rich Catti, de Somers, de Nueva York, llegó a la conclusión de que la fotografía de la que hemos estado hablando: es una imagen de personas reales y no una fotografía del óleo de Johannes Raphael Wehle.
Óleo Cristo en los campos de cereales , de Johannes Raphael Wehle
Foto directamente sacada al óleo
Foto milagrosa

La llamada fotografía supuestamente milagrosa NO es una fotografía de la pintura al óleo de JR Wehle (“Jesús entre los campos de trigo”), sino una fotografía de seres humanos. La imagen completa de la pintura al óleo es la foto de abajo del óleo y colores y más abajo está la fotografía “milagrosa”.

A continuación, se ha convertido una parte de la pintura al óleo original en blanco y negro para los propósitos de la comparación de la “fotografía milagrosa”.
Supuestamente José de Arimatea: izquierda la foto milagrosa y derecha la foto tomada del óleo
Arriba en el lado izquierdo hay una parte de la fotografía milagrosa (se cree que José de Arimatea) en comparación con la imagen en la pintura al óleo. La de la izquierda es claramente una foto de un ser humano, mientras que la de la derecha (pintura al óleo) es hecha por un artista.
Foto de Jesucristo: izquierda la foto milagrosa y derecha la foto tomada del óleo
La imagen de la izquierda (el Señor Jesús) también parece ser una fotografía donde la dirección de la cabeza es diferente que en la imagen de la derecha, que está mirando hacia abajo. Además, la imagen de la izquierda es claramente una fotografía de un ser humano y no la interpretación de un artista como en la imagen de la derecha.
Foto supuestamente de San Juan: izquierda la foto milagrosa y derecha la foto tomada del óleo
Por último, la imagen [arriba] se cree que es el joven San Juan (algunos han pensado que es María de Magdala, pero no es correcto, ya que es claramente un hombre, la ropa es de un varón y no tiene cubierta la cabeza como era requerido a las mujeres en los tiempos de Nuestro Señor): la imagen de la izquierda es también claramente una fotografía y no la interpretación de un artista como en la imagen de la derecha.
Conclusión: el ojo inexperto y no calificado no puede determinar la diferencia entre la fotografía y la pintura al óleo a primera vista. La mayoría de las personas dirían que son lo mismo, pero no los son. Únicamente una persona con habilidades artísticas y un entendedor de la diferencia entre una fotografía y una pintura al óleo puede hacer esta determinación.

EL MISTERIO AUMENTA

Ésta es la cubierta para un álbum en CD publicado por la Fundación Instituto Bíblico. En el folleto del CD se afirma: El arte de la cubierta para esta grabación es de una impresión de la colección de arte Anvil House de Johann R. Wehle. La obra retrata a los discípulos siguiendo a Cristo a través de un campo de trigo.
Cubierta del CD
Vamos a comparar la fotografía milagrosa, la pintura al óleo y ahora la tercera imagen indicada como una impresión de la colección de arte Anvil House.
Supuestamente José de Arimatea: izquierda la foto milagrosa y derecha la foto tomada de la tapa del CD
La imagen de la izquierda (la fotografía milagrosa) de José de Arimatea es más similar a la imagen de la colección de arte Anvil House. Sin embargo, si nos fijamos en la nariz de la imagen en la fotografía milagrosa y la nariz en la imagen Anvil House, verá que existe una diferencia; es más ancha y más corta, y la imagen de la derecha tiene una nariz más larga y más estrecha. Finalmente, la fuente de luz en la foto milagrosa es claramente desde arriba, el sol, provocando un “efecto de blanqueamiento”, mientras que esto no está presente en la imagen de la derecha.

Conclusiónla imagen de la izquierda es claramente una fotografía de una persona viva, mientras que las otras imágenes son interpretaciones artistas.

Foto de Jesucristo: izquierda la foto milagrosa y derecha la foto tomada de la tapa del CD
Los mismos hechos son válidas para la imagen de Nuestro Señor. Ten en cuenta el reflejo del sol en la parte superior de su cabeza y en sus mejillasen la foto milagrosa de la izquierda. El resto de su cara está en la sombra en la fotografía: el lado izquierdo de su cabeza y sus cabellos y el cuello. Observe cómo el artista ilumina el cuello, la parte izquierda de la cabeza del Señor, y el pelo en la pintura.
Conclusión: la imagen de la izquierda es la de un ser humano, mientras que la otra es una interpretación artística.
La imagen de la izquierda es diferente a la otra.
Sin embargo, incluso cuando la imagen de la colección de Anvil House esajustada por saturación de color, brillo y contraste, existen diferencias significativas en las imágenes a la de la foto milagrosa, en la túnica bañada en la luz del sol, al igual que la parte superior de la cabeza y la cara. El artista muestra la imagen completa del pelo, ojos, nariz y boca. Mientras el artista tiene una expresión de luz solar en la parte superior de la cabeza, ningún artista pinta a un ser humano de la forma en que aparecería en una fotografía tomada de la persona al aire libre con la luz del sol lavando su imagen de la manera que lo haría en una fotografía.

En conclusión, la fotografía milagrosa no es una fotografía de la obra original del óleo de Wehle o una fotografía de la imagen de Anvil House representada en la portada por la Fundación Instituto Bíblico para el CD de música.

Si la “foto milagrosa” es el de Nuestro Señor en los campos de trigo no sabemos. No se trata de una fotografía de pinturas al óleo o cualquier tipo de pintura, es una fotografía real de seres humanos vivos.

Quizá Johannes Raphael Wehle vio esta fotografía de ella e hizo su pintura, pero esto es dudoso ya que la mayoría de los cuentos establecen que fotografía milagrosa fue tomada ya sea en el 1950 o al final de 1970.

Otros sitios web claman que la fotografía milagrosa es falsa, que es una fotografía de esta pintura, que es una reproducción de la original del pintor de Dresden, Wehle.
Sin embargo, tenemos el mismo conjunto de problemas. A la izquierda está la fotografía milagrosa, a la derecha la foto de la reproducción de la pintura original por Wehle.
Foto supuestamente de San Juan: izquierda la foto milagrosa y derecha la foto tomada de la tapa del CD
Podemos observar que hay diferentes versiones de obras de arte diferentes, y también ciertos detalles, como la mano del hombre que conduce el pequeño grupo detrás de “Juan”, en el extremo derecho de la fotografía, nos hace contemplar de nuevo la posibilidad que desde ciertos ángulos una foto de una pintura o de una versión diferente pueden tener las variaciones antes mencionadas.

¿Podría ser que el Cielo permitiera la imagen mostrada a una mujer hace décadas en la Tierra Santa sea similar a la ilustración con el fin de dejar espacio para fe?

Fuentes:

lunes, 26 de octubre de 2015

TEXTO ÍNTEGRO DE LAS PALABRAS DEL PAPA EN LA CONCLUSIÓN DEL SÍNODO DE OBISPOS PARA LA FAMILIA

QUIEN COMO DIOS... NADIE COMO DIOS....

TEXTO ÍNTEGRO DE LAS PALABRAS DEL PAPA EN LA CONCLUSIÓN DEL SÍNODO DE OBISPOS PARA LA FAMILIA


Texto íntegro del discurso del Papa Francisco al concluir el Sínodo de obispos para la Familia: 
"Queridas Beatitudes, eminencias, excelencias, Queridos hermanos y hermanas:

Quisiera ante todo agradecer al Señor que ha guiado nuestro camino sinodal en estos años con el Espíritu Santo, que nunca deja a la Iglesia sin su apoyo.

Agradezco de corazón al Cardenal Lorenzo Baldisseri, Secretario General del Sínodo, a Monseñor Fabio Fabene, Subsecretario, y también al Relator, el Cardenal Peter Erdő, y al Secretario especial, Monseñor Bruno Forte, a los Presidentes delegados, a los escritores, consultores, traductores y a todos los que han trabajado incansablemente y con total dedicación a la Iglesia: gracias de corazón.

Agradezco a todos ustedes, queridos Padres Sinodales, delegados fraternos, auditores y auditoras, asesores, párrocos y familias por su participación activa y fructuosa.

Doy las gracias igualmente a los que han trabajado de manera anónima y en silencio, contribuyendo generosamente a los trabajos de este Sínodo.

Les aseguro mi plegaria para que el Señor los recompense con la abundancia de sus dones de gracia.

Mientras seguía los trabajos del Sínodo, me he preguntado: ¿Qué significará para la Iglesia concluir este Sínodo dedicado a la familia?

Ciertamente no significa haber concluido con todos los temas inherentes a la familia, sino que ha tratado de iluminarlos con la luz del Evangelio, de la Tradición y de la historia milenaria de la Iglesia, infundiendo en ellos el gozo de la esperanza sin caer en la cómoda repetición de lo que es indiscutible o ya se ha dicho.

Seguramente no significa que se hayan encontrado soluciones exhaustivas a todas las dificultades y dudas que desafían y amenazan a la familia, sino que se han puesto dichas dificultades y dudas a la luz de la fe, se han examinado atentamente, se han afrontado sin miedo y sin esconder la cabeza bajo tierra.

Significa haber instado a todos a comprender la importancia de la institución de la familia y del matrimonio entre un hombre y una mujer, fundado sobre la unidad y la indisolubilidad, y apreciarla como la base fundamental de la sociedad y de la vida humana.

Significa haber escuchado y hecho escuchar las voces de las familias y de los pastores de la Iglesia que han venido a Roma de todas partes del mundo trayendo sobre sus hombros las cargas y las esperanzas, la riqueza y los desafíos de las familias.

Significa haber dado prueba de la vivacidad de la Iglesia católica, que no tiene miedo de sacudir las conciencias anestesiadas o de ensuciarse las manos discutiendo animadamente y con franqueza sobre la familia.

Significa haber tratado de ver y leer la realidad o, mejor dicho, las realidades de hoy con los ojos de Dios, para encender e iluminar con la llama de la fe los corazones de los hombres, en un momento histórico de desaliento y de crisis social, económica, moral y de predominio de la negatividad.

Significa haber dado testimonio a todos de que el Evangelio sigue siendo para la Iglesia una fuente viva de eterna novedad, contra quien quiere «adoctrinarlo» en piedras muertas para lanzarlas contra los demás.

Significa haber puesto al descubierto a los corazones cerrados, que a menudo se esconden incluso dentro de las enseñanzas de la Iglesia o detrás de las buenas intenciones para sentarse en la cátedra de Moisés y juzgar, a veces con superioridad y superficialidad, los casos difíciles y las familias heridas.

Significa haber afirmado que la Iglesia es Iglesia de los pobres de espíritu y de los pecadores en busca de perdón, y no sólo de los justos y de los santos, o mejor dicho, de los justos y de los santos cuando se sienten pobres y pecadores.

Significa haber intentado abrir los horizontes para superar toda hermenéutica conspiradora o un cierre de perspectivas para defender y difundir la libertad de los hijos de Dios, para transmitir la belleza de la novedad cristiana, a veces cubierta por la herrumbre de un lenguaje arcaico o simplemente incomprensible.

En el curso de este Sínodo, las distintas opiniones que se han expresado libremente –y por desgracia a veces con métodos no del todo benévolos– han enriquecido y animado sin duda el diálogo, ofreciendo una imagen viva de una Iglesia que no utiliza «módulos impresos», sino que toma de la fuente inagotable de su fe agua viva para refrescar los corazones resecos.

Y –más allá de las cuestiones dogmáticas claramente definidas por el Magisterio de la Iglesia– hemos visto también que lo que parece normal para un obispo de un continente, puede resultar extraño, casi como un escándalo, para el obispo de otro continente; lo que se considera violación de un derecho en una sociedad, puede ser un precepto obvio e intangible en otra; lo que para algunos es libertad de conciencia, para otros puede parecer simplemente confusión. En realidad, las culturas son muy diferentes entre sí y todo principio general necesita ser inculturado si quiere ser observado y aplicado. El Sínodo de 1985, que celebraba el vigésimo aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II, habló de la inculturación como «una íntima transformación de los auténticos valores culturales por su integración en el cristianismo y la radicación del cristianismo en todas las culturas humanas».

La inculturación no debilita los valores verdaderos, sino que muestra su verdadera fuerza y su autenticidad, porque se adaptan sin mutarse, es más, trasforman pacíficamente y gradualmente las diversas culturas.

Hemos visto, también a través de la riqueza de nuestra diversidad, que el desafío que tenemos ante nosotros es siempre el mismo: anunciar el Evangelio al hombre de hoy, defendiendo a la familia de todos los ataques ideológicos e individualistas.

Y, sin caer nunca en el peligro del relativismo o de demonizar a los otros, hemos tratado de abrazar plena y valientemente la bondad y la misericordia de Dios, que sobrepasa nuestros cálculos humanos y que no quiere más que «todos los hombres se salven» (1 Tm 2,4), para introducir y vivir este Sínodo en el contexto del Año Extraordinario de la Misericordia que la Iglesia está llamada a vivir.

Queridos Hermanos: La experiencia del Sínodo también nos ha hecho comprender mejor que los verdaderos defensores de la doctrina no son los que defienden la letra sino el espíritu; no las ideas, sino el hombre; no las fórmulas sino la gratuidad del amor de Dios y de su perdón. Esto no significa en modo alguno disminuir la importancia de las fórmulas, de las leyes y de los mandamientos divinos, sino exaltar la grandeza del verdadero Dios que no nos trata según nuestros méritos, ni tampoco conforme a nuestras obras, sino únicamente según la generosidad sin límites de su misericordia (cf. Rm 3,21-30; Sal 129; Lc 11,37-54). Significa superar las tentaciones constantes del hermano mayor (cf. Lc 15,25-32) y de los obreros celosos (cf. Mt 20,1-16). Más aún, significa valorar más las leyes y los mandamientos, creados para el hombre y no al contrario (cf. Mc 2,27).

En este sentido, el arrepentimiento debido, las obras y los esfuerzos humanos adquieren un sentido más profundo, no como precio de la invendible salvación, realizada por Cristo en la cruz gratuitamente, sino como respuesta a Aquel que nos amó primero y nos salvó con el precio de su sangre inocente, cuando aún estábamos sin fuerzas (cf. Rm 5,6).

El primer deber de la Iglesia no es distribuir condenas o anatemas sino proclamar la misericordia de Dios, de llamar a la conversión y de conducir a todos los hombres a la salvación del Señor (cf. Jn 12,44-50).

El beato Pablo VI decía con espléndidas palabras: «Podemos pensar que nuestro pecado o alejamiento de Dios enciende en él una llama de amor más intenso, un deseo de devolvernos y reinsertarnos en su plan de salvación [...]. En Cristo, Dios se revela infinitamente bueno [...]. Dios es bueno. Y no sólo en sí mismo; Dios es –digámoslo llorando- bueno con nosotros. Él nos ama, busca, piensa, conoce, inspira y espera. Él será feliz –si puede decirse así–el día en que nosotros queramos regresar y decir: “Señor, en tu bondad, perdóname. He aquí, pues, que nuestro arrepentimiento se convierte en la alegría de Dios».

También san Juan Pablo II dijo que «la Iglesia vive una vida auténtica, cuando profesa y proclama la misericordia [...] y cuando acerca a los hombres a las fuentes de la misericordia del Salvador, de las que es depositaria y dispensadora».

Y el Papa Benedicto XVI decía: «La misericordia es el núcleo central del mensaje evangélico, es el nombre mismo de Dios [...] Todo lo que la Iglesia dice y realiza, manifiesta la misericordia que Dios tiene para con el hombre. Cuando la Iglesia debe recordar una verdad olvidada, o un bien traicionado, lo hace siempre impulsada por el amor misericordioso, para que los hombres tengan vida y la tengan en abundancia (cf. Jn 10,10)».

En este sentido, y mediante este tiempo de gracia que la Iglesia ha vivido, hablado y discutido sobre la familia, nos sentimos enriquecidos mutuamente; y muchos de nosotros hemos experimentado la acción del Espíritu Santo, que es el verdadero protagonista y artífice del Sínodo. Para todos nosotros, la palabra «familia» no suena lo mismo que antes, hasta el punto que en ella encontramos la síntesis de su vocación y el significado de todo el camino sinodal.

Para la Iglesia, en realidad, concluir el Sínodo significa volver verdaderamente a «caminar juntos» para llevar a todas las partes del mundo, a cada Diócesis, a cada comunidad y a cada situación la luz del Evangelio, el abrazo de la Iglesia y el amparo de la misericordia de Dios".

EXORCISTA LUIS ESCOBAR CORROBORA LA ACCIÓN DEL DEMONIO A TRAVÉS DEL YOGA, EL OCULTISMO Y OTRAS PRÁCTICAS

QUIEN COMO DIOS... NADIE COMO DIOS....

EXORCISTA LUIS ESCOBAR CORROBORA LA ACCIÓN DEL DEMONIO A TRAVÉS DEL YOGA, EL OCULTISMO Y OTRAS PRÁCTICAS


En comunión con lo expresado por Benedicto XVI.

Dice haber recibido personas con "afecciones y aflicciones espirituales provocadas por el demonio", debido a que practicaban Yoga. Con el ocultismo, la magia, la Meditación trascendental, las consecuencias son peores.

En dos ediciones sucesivasPortaluz acaba de presentar una entrevista al Papa emérito Benedicto XVI donde él expone argumentos y advierte sobre la magia, el ocultismo, la meditación trascendental y también la Yoga; considerándolas contrarias a la doctrina católica y un peligro para la fe de los creyentes.

Ahora Portaluz entrevista al sacerdote Luis Escobar, para conocer cómo y cuánto afectan esas prácticas denunciadas por el Papa, en la vida cotidiana de los creyentes.

El ministerio de exorcista que -en unión a su obispo y fidelidad a la Iglesia- desarrolla Escobar desde hace algunos años, unido a las miles de personas que le han solicitado ayuda, dan autoridad a la información que nos entrega.
¿Su experiencia directa con las personas, como sacerdote y exorcista, en qué aspectos corrobora las afirmaciones expuestas por Benedicto XVI en la referida entrevista?
Lo que padecen algunas personas corrobora lo esencial de los dichos del Papa. Quien busca o experimenta esas prácticas, comienza a confundirse en una idea de auto-redención. Es el hombre por el hombre, sacando a Dios de en medio. Porque para esas prácticas, el hombre ya no necesitaría un Dios personal, pues se puede salvar a sí mismo, sin ayuda, sin la presencia de Dios.
Desde que usted fue nombrado exorcista oficial en la diócesis de Rancagua (Chile) en diciembre de 2013, hasta la fecha, ¿cuántas personas han llegado buscando ayuda porque suponían estar afectadas en algún grado por la acción de uno o más demonios?
Después de haberse hecho público, saco la cuenta que son más de dos mil personas. Vienen de distintos lugares del país. También de Argentina, Colombia, España, México, entre otros.
¿Y de ellas, el número total de personas efectivamente vejadas, oprimidas y/o poseídas por el demonio fue de…?
No son más de cien quienes tenían alguna afección espiritual, manifestando una posesión, una opresión o una vejación. No es poca gente. Pero el resto igual tenían algún problema espiritual. Llegan carentes de una explicación racional, sin haber sido acompañados para un buen discernimiento del problema que les aqueja, que les quita la paz. No saben cómo explicarlo. Y cuando la gente no tiene explicaciones racionales, suponen una explicación espiritual. Para algunas personas resulta menos complejo suponer que podrían tener una afección espiritual, que enfrentar una enfermedad; aceptar un diagnóstico de esquizofrenia por ejemplo. Por tanto, como Iglesia acompañamos en el discernimiento a todas estas personas.

Entre esas cien personas que menciona, ¿efectivamente algunas quedaron expuestas a la acción del demonio a través de la magia, el ocultismo y la meditación trascendental?
Hay distintos caminos para que pueda ocurrir eso. El espiritismo es uno de las más comunes, en sus múltiples expresiones, como el Reiki, la tabla Ouija, Canalizaciones y otras técnicas que han ido desarrollando algunos, para invocar espíritus. Además, en estas más de dos mil entrevistas que he realizado comprobé que la gente siempre parte por la inquietud de saber qué le va a pasar en el mañana. ¿A quiénes son los primeros que acuden?... A los que ven la suerte. Ya sea a través de las cartas, la mano u otros métodos. No hay tampoco una buena formación religiosa, ni doctrinal; esto aumenta la fragilidad y vulnerabilidad de las personas.
Papa Benedicto XVI en la entrevista que publicamos, levanta advertencias para los católicos respecto de la práctica del Yoga. ¿Qué le indica su experiencia al respecto?
El Yoga es hoy presentado como la gran panacea. Le hacen creer a la gente que van a obtener salud, equilibrio interior, paz, armonía, que se van a resolver problemas de estrés o depresión. He recibido personas que habiendo sido instructores de Yoga incluso, empezaron a experimentar en determinado momento de sus vidas una fuerte sensación de vacío interior, un no saber hacia dónde conducir su existencia, una angustia reiterada e intensa. Sorprende que le suceda incluso a instructores de Yoga. Mientras que un camino espiritual, cristiano, bien hecho, con una disciplina espiritual que involucra oración, vida sacramental, donde me pongo en la presencia de Dios, donde salgo de mi yo, de mí mismo, para ir al encuentro con este otro yo que es Dios, con este otro Ser, con el Creador, me genera paz, seguridad, genera equilibrio. La diferencia es que aquí se busca al Dios Trascendente, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible, que se manifestó en su Hijo, Jesucristo, y que nos regala su Espíritu. Cuando alguien se encuentra con Él, todo lo demás es secundario. Pero si yo busco sólo una sanación, una liberación y me olvido de buscar en primer lugar a Dios, me puede pasar lo mismo que a los diez leprosos del Evangelio de san Lucas; no buscaban al Señor, buscaban ser sanados nada más y el único que logra tener un encuentro transformador de todo su ser es el Samaritano, pues vuelve ante el Hijo de Dios a dar gracias.

Padre, concretamente ¿atendió personas afectadas por el demonio debido a que practicaban Yoga?
Aún no posesos, pero sí con algunas afecciones y aflicciones espirituales provocadas por el demonio, en relación con esa práctica.
¿Existe un perfil o rasgos comunes entre estas personas?
Son muy variados los casos. Algunos llegan afectados por maleficios, otros porque invocaron espíritus, otros al haber participado del ocultismo en alguna de sus diversas disciplinas ya nombradas… Si hubiera que señalar aspectos comunes entre todos, sería la desesperación, el no saber qué hacer; también el querer manejar las fuerzas de la naturaleza, a favor o en contra. Dominar además, lo futuro y las fuerzas espirituales. Como ya ha señalado el Papa, en referencia a este tema y citando el libro del Génesis, ahí está la tentación de querer ser dioses, escuchando la voz del demonio que sedujo a Eva y Adán diciéndoles: “Coman del fruto porque serán como dioses”. Pues bien, hoy el hombre tiene la fuerte tentación de querer ser como dioses, manejándolo todo, todo.

¿Tiene antecedentes de sectas operando bajo una fachada benéfica como la mostrada por el yoga?
Hay muchas sectas que proliferan en el país. Tienen raíces esotéricas y enganchan a la gente ofreciendo mentiras para lucrar con la indefensión, la necesidad espiritual y de salud de las personas. Es una irresponsabilidad espantosa. Porque cuando tienes ante ti a un ser humano que llega con una depresión profunda, si le metes en la cabeza el tema de los espíritus -en lugar de enviarle con un profesional de la salud mental-, estás cometiendo casi un delito. Porque dejas a la persona en una situación más crítica de la que ya tenía. Si tienes ante ti a un esquizoide o una persona que está al borde de eso y no le envías a un psiquiatra para que trate esa enfermedad, eres culpable. Si tienes a una persona con un problema glandular debes enviarla al endocrinólogo… hay que enviarla a quien compete. Los exorcistas tenemos la capacidad de reconocer cuál es nuestra competencia y cuáles nuestros límites o ámbitos de incompetencia que nos sugieren derivar. Pero algunos profesionales de la salud no aceptan la realidad que atendemos los exorcistas y entonces, no se declaran incompetentes en algunas situaciones. Sienten que tienen la razón en todo y eso es un error. Habla de dogmatismo de la ciencia y escaza humildad.

Papa Benedicto XVI calificó como un peligro para la fe de los fieles el que personas o instituciones católicas faciliten la práctica y enseñanza de la meditación trascendental y el Yoga. ¿Cuál es la realidad al respecto en su país, Chile?
Es preocupante porque hay colegios católicos de renombre que en sus aulas han permitido que a sus alumnos les impartan Yoga. También ocurre en colegios públicos, en Jardines Infantiles incluso. Quien es católico y tiene un hijo estudiando en un colegio público, para que le hagan religión debe firmar un documento donde autoriza dicha formación. Pero resulta que para hacerles Yoga a los niños ni le preguntan a los padres, lo imponen. Me acabo de enterar además que el día 29 de septiembre los diputados chilenos acordaron instaurar un Día Nacional del Yoga, cuyos argumentos involucran un lenguaje casi religioso. Me pregunto si acaso están declarando al Yoga como la religión oficial del estado.
¿En la cárcel donde usted es capellán también han introducido el Yoga?
Sí, junto con el Reiki, la radiestesia, cierta técnica que apunta al control mental. En su momento les advertí que tendríamos problemas en la población penal y así ha ocurrido.Efectivamente desde que comenzaron esas prácticas aumentó la violencia en nuestra cárcel. Teníamos antes suicidios y ahora se le suman homicidios, además de permanentes situaciones de violencia que dejan heridos.

--

VOY A PASAR POR LA VIDA UNA SOLA VEZ, POR ESO CUALQUIER COSA BUENA QUE YO PUEDA HACER, O ALGUNA AMABILIDAD QUE YO PUEDA HACER A UN SER HUNMANO, DEBO HACERLO AHORA, PORQUE NO PASARE DE NUEVO POR AQUI. TERESA DE CALCUTTA

¿Sabías que una Monja de Bilocó y Salvó a Juan Pablo II de la Muerte? La Virgen Maria también estaba...

QUIEN COMO DIOS... NADIE COMO DIOS....

La Monja que acompañaba al Padre Pío en sus bilocaciones.

La Hermana Rita del Espíritu Santo (Cristina Montella) fue apodada “la Niña del Padre Pío” y tuvo bilocaciones con éste en misiones en diversas partes del mundo. Una de ellas fue salvar a Juan Pablo II de la muerte, desviando el disparo de Ali Agca en 1981, pero hay mucho más de esta mística que falleció en 1992.

atentado contra juan pablo ii

La vida de la Hermana Rita ha sido un compendio de la mayoría de los dones místicos que han recibido algunas almas elegidas.

SU INFANCIA 

Cristina Montella (luego Hermana Rita del Espíritu Santo) nació en Cercola (Nápoles) el 3 de abril de 1920. Una vez, cuando tenía sólo dos años de edad, mientras estaba en la casa de su tía, donde había una imagen de San Gerardo Majella, un santo redentorista, vio la imagen cobrar vida y se escapó asustada.
Varios días más tarde, se armó de valor y se acercó para ver de nuevo la foto. Esta vez San Gerardo extendió los brazos hacia ella, la abrazó y le dijo:“Cristina, te convertirás en monja.”

Durante su infancia, continuó experimentando fenómenos místicos como la interacción frecuente con el niño Jesús, la Virgen María y su Ángel Guardián. Sus amigos celestiales le dijeron que no dijera nada al respecto. Ella también era muy penitencial, dormía en el suelo con una piedra como almohada.

sor Rita Montello

EL PADRE PÍO Y LOS ESTIGMAS

A la edad de catorce años, conoce al Padre Pio por primera vez la noche entre el 25 y el 26  de agosto de 1934. El Padre Pío se le apareció mientras estaba orando. Ella nunca lo había visto antes, por lo que se presentó diciendo: “Cristina, soy el Padre Pío”, y comenzó a llamarla “bambina” no por su edad sino por su inocencia.

El Padre Franco D’Anastasio, sacerdote pasionista, escribe:
“El 14 de septiembre, 1935 (casi un año después de la primera aparición del Padre Pío) a las 2:00 am, la muchacha de quince años estaba orando como siempre en su cama. De repente, el cielo se abrió para ella. Vio a Jesús vivo en la cruz, con rayos que salen de sus heridas. Cerca de él, estaba la Virgen María, San José y el Padre Pío“.
En 1976 recibió los estigmas. Recuerda que Jesús le preguntó si quería sentir el dolor de sus heridas y ella dijo que sí. En ese momento los rayos de luz de las heridas de Jesús penetraron en sus manos, pies y costado y las heridas comenzaron a sangrar.
Al día siguiente, se dirigió al Santuario de la Madonna dell’Arco pedir consejo a un sacerdote. Ella encontró un joven sacerdote pasionista recién ordenado llamado Padre Paolo Guida a quien contó lo que había sucedido. Él le dijo que fuera a rezar delante de la estatua de la Virgen María y pedirle la gracia que Jesús le quite los estigmas. La Hermana Rita hizo lo que le dijo.

Ante el asombro del padre Paolo su oración fue respondida de inmediato y los estigmas desaparecieron, sin embargo, el dolor y la herida en su costado se mantuvieron hasta el final de su vida.

LIBERA A SU PADRE DEL PURGATORIO 

En ese momento ella deseaba mucho entrar en el claustro, pero su padre estaba en contra. El 10 de enero de 1940, su padre, Luigi Montella, sufrió un derrame cerebral y murió pidiendo a Nuestra Señora del Monte Carmelo.
Cristina dijo más adelante que:
“El Señor llamó a mi padre porque se oponía a mi vocación para entrar en el claustro.”
Ella también reveló:

“En los días que siguieron a su muerte, oraba intensamente por su alma. En el séptimo día Jesús me concedió la gracia de liberarlo del Purgatorio. Me abrazó y me besó y luego entró con Jesús al Cielo”.

CRISTINA ENTRA EN EL CONVENTO

El 10 de agosto 1940 entró al claustro de las monjas agustinas de Santa Croce sull ‘Arno (Pisa, Italia), donde permaneció durante cincuenta y un años hasta su muerte el 26 de noviembre de 1992.  Realizó diversos trabajos durante este tiempo como cocinera, enfermera, sacristán, costurera, y contadora.
Al principio, Cristina iba a rezar la “Hora Santa” todas las noches a las once en punto a la capilla detrás de la sacristía, con el fin de estar cerca del Santísimo Sacramento.
Aquí el Padre Pío se reuniría ella y oraba junto con dos parejas de ángeles que sostendrían sus brazos hacia arriba. Después de dos o tres meses de hacer esto, decidió celebrar la “Hora Santa” en su habitación, ya que era más privado.

Cristina tenía muchos dones extraordinarios como ver visiblemente a su ángel de la guarda, el don de la profecía, la lectura de los corazones, y la bilocación. También tenía el raro don de acompañar a las almas al paraíso, a las almas de aquellos en cuyo nombre había sufrido las penas del purgatorio.

Durante los últimos años de su vida, se nutre exclusivamente de la Eucaristía, que a menudo recibía directamente de la herida costado de Jesús.
cardenal mindszenty

VISITAS AL CARDENAL MINDSZENTY EN LA CÁRCEL POR BILOCACIÓN

Ella iba a menudo en bilocación, junto con el Padre Pío a Budapest para consolar al Cardenal Mindszenty en la cárcel y para visitar a otras víctimas del gobierno soviético.

Lo siguiente es de una conversación que el Padre Franco D’Anastasio Franco tuvo con Rita:
“-¿Es cierto que usted estuvo presente cuando condenarona al cardenal? ¿Qué ha dicho? 
Yo estaba allí y les dije que al hacer eso ellos iban a ir al infierno. Uno de ellos me dijo que no le importaba el infierno. 
-¿Estaba vestida como una monja? 
No, estaba vestida como una señora de la ciudad
-¿El Padre Pío solía ir con usted a visitar al Cardenal? 
Sí, a menudo.” 
Pero aún hay más de esto: la Hermana Cherubina Fascia, que era una hija espiritual del Padre Pío, dijo lo siguiente de la abadesa del convento de Sor Rita, abadesa Matilde:
Un día la hermana Rita vino a mi habitación y me dijo que el Padre Pío le pidió que la acompañara a visitar el cardenal Mindszenty en la cárcel para llevarle lo que necesitaba para celebrar la misa.
Yo le respondí si si ella quería mi permiso. También le pregunté cuando tenía que ir y ella rápidamente respondió: Mañana por la noche. Yo a su vez le dije: Coge todo lo que necesitas y lo pones en mi habitación de antemano. Cuando llegue el momento de que te vayas, ve a mi habitación por las cosas y entonces puedes ir. 
Ella hizo lo que le dijo. En mi habitación, que había cerrado con llave, esperé mientras oraba, mi corazón latía muy rápido. En un momento oí un golpe y le digo: entra. A pesar de que la puerta estaba cerrada con llave, entró, tomó todo lo que necesitaba de la mesa y se dispuso a salir.
Mientras ella se iba, intenté seguirla, ya que la puerta de mi habitación estaba abierta. En un momento desapareció delante de mis propios ojos. Luego me fui rápidamente a su habitación para ver si su cuerpo estaba allí, y ella estaba en la cama. Entonces volví a mi habitación para encontrar la puerta cerrada. Tuve que usar mi llave para entrar y la cerré una vez más.  Continué orando esperando a la Hermana Rita. Después de un tiemporegresó exactamente de la misma manera, ella llamó, entró a través de la puerta cerrada con llave, devolvió todo a la mesa y dijo buenas noches“.

EN EL MONASTERIO DE SANTA CROCE SULL’ARNO 

En octubre de 1941, un sacerdote llamado Giuntini llegó al monasterio y le dijo a la hermana Rita que si quería tomar el hábito tendría que pedirle a Jesús que le sanara. Ella obedeció y fue sanado inmediatamente.
Ella hizo sus votos temporales a las 9:00 am el 27 de abril de 1942, cuando fue investida con el hábito agustino y recibió el nombre religioso de “Rita”. Más tarde ese mismo día, ella experimentó el desposorio místico con Jesús.

Mientras el desposorio se lleva a cabo, Jesús mostró a Rita a su futuro director espiritual, el Padre Teofilo dal Pozzo, capuchino. Él se convirtió en su director espiritual, cinco años más tarde. La Hermana Rita hizo su profesión perpetua el 23 de mayo de 1946.

estigas padre pio

EN MISIÓN CON EL PADRE PÍO DURANTE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

Durante la Segunda Guerra Mundial la Hermana Rita a menudo visitaba a soldados en peligro, junto con el Padre Pío. Sus visitas eran “en vuelo” (en bilocación). Uno de los asistidos fue Alfonso Montella, el hermano de la hermana Rita que fue prisionero en Grecia.

Ella le dijo al Padre. D’Anastasio:
“Alfonso fue hecho prisionero por los griegos. Durante un bombardeo aliado que tuvo lugar en marzo de 1943, fue golpeado en la cabeza.Nosotros (el Padre Pío y ella) vimos trozos de su cerebro esparcidos por todas partes“.
El Padre D’Anastasio le preguntó si ella había acompañado a su hermano al cielo como lo hizo con su padre, ella respondió:
“Sí, el Señor lo recibió en Paraíso el mismo día de su muerte”. 
Ella dijo que ella fue, junto con el Padre Pío muchas veces a ayudar a los soldados en peligro y llevar ayuda humanitaria. Una vez, ella dijo,

Fuimos a un campo de concentración en Alemania. Los guardias pensaban que éramos espías y dispararon contra nosotros, pero los disparos no hicieron nada en nosotros”.

BAJO INVESTIGACIÓN

Fr. Teófilo estaba muy impresionado con la experiencia espiritual de la hermana Rita, especialmente su relación con el Padre Pío con quien revivía la Pasión de Cristo y fue en bilocación en misiones en todo el mundo. Por lo tanto, le ordenó escribir todo en cuadernos.
Su director espiritual, leyó ciento cinco cuadernos autobiográficos escritos por Sor Rita. Estos también fueron leídos por la abadesa Matilde Gazzarrini y algunas otras monjas de confianza en el convento.
Fr. Teófilo estaba convencido de la autenticidad de sus dones y quería tener el examen de otros. El Padre Pío ya le había dado una opinión positiva de la hermana Rita cuando habló con él.
También logró que el P. Giovanni da Baggio la examinara. Fr. Giovanni la puso a prueba, porque quería saber si era cierto que se encontraba con el Padre Pío en su celda # 4.
En 1949 el P. Giovanni simplemente pidió a Sor Rita que le diera al Padre Pio un libro que fue firmado por él. Unos meses más tarde, el Padre Giovanni fue a San Giovanni Rotondo para visitar a Padre Pio. Se había olvidado del libro, pero cuando estaba a punto de salir, el padre Pío con su característico sentido del humor le dijo: “Reverendo Padre, este libro es suyo, pero no se deben hacer bromas como estas.”
En el otoño de 1949 comenzaron las evaluaciones médicas y psiquiátricas de la hermana Rita que durarían siete meses. Los exámenes médicos no podían explicar las razones de sus afecciones como jaquecas, vómitos e insomnio. La evaluación psiquiátrica también encontró que era normal. No hay ningún informe médico sobre los estigmas, ya que excepción de la herida en su costado, estaban escondidos, y la herida en el costado desaparecía cuando ella estaba siendo examinada.
La Hermana Rita tenía el don místico de inedia o “anorexia mística” en la que se nutría exclusivamente de la Eucaristía. No podía mantener los alimentos en el estómago. En los años setenta, se le ordenó tomar un poco de comida todos los días, y ella obedeció lo que representó un gran sufrimiento, porque le puso enferma y tenía que vomitar.
Su ángel de la guarda le limpiaba las lágrimas y le dijo,
“Pobre niña. Qué penitencia” 
Y la Virgen María le dijo:
“Esto sucede debido a que tu cuerpo no necesita alimentos por más tiempo.”
No dormía bien y sin embargo era capaz de seguir trabajando en la cocina y la enfermería. También sufría de hipertermia, otra enfermedad mística en la que la temperatura corporal alcanza una fiebre muy alta. Tenía fiebre de hasta 52 º C.
Los experimentos que se realizaron empeoraron su mala salud. En 1949 fue enviada por unos días a una clínica en Florencia para investigar. En otra de las cartas la hermana Eleonora escribe sobre “enfermedad mística”:

La otra noche, el Padre Pío y el ángel vinieron a hacer su cama, dando una buena lección a nuestras enfermeras que habían olvidado hacerla. Esta mañana el sacerdote le ha traído la comunión después de cuatro días de ayuno, pero en realidad había recibido la Santa Comunión cada mañana de su ángel o del mismo Jesús” 

ANÉCDOTAS DE INTERVENCIONES SOBRENATURALES

Hay relatos que hablan de los “vuelos” con las almas del purgatorio y con los que están en el cielo. Una vez se la vio en Nápoles. La abadesa le preguntó:
“¿Por qué?” Y ella respondió: “Yo estaba dando pan a un niño que no habían comido en dos días, porque estaban gritando. Oh, cómo gritaban. Jesús me llevó allí“.
Tenía el don de la profecía y de prever algunos acontecimientos futuros. Ella predijo el terremoto que tuvo lugar en Ancona el 13 de junio de 1972. Sor Paola Caciari del Instituto de las Hijas de la Inmaculada Concepción tenía una hermana, Juana, que vivía en Ancona. La Hermana Rita dijo a Giovanna que pasara de Ancona a Bolonia especificando que ella y su familia debían estar fuera de Ancona antes del 13 de junio, antes de la noche. Esa noche hubo un gran terremoto que dañó el edificio donde vivía Giovanna.
La Hermana Rita también sabía que su director espiritual el P. Teófilo iba a caer en una profunda zanja de 12 metros como venganza de satanáspor la nueva vocación que el Padre Teófilo y la Hermana Rita habían obtenido para el monasterio. El sacerdote estaba caminando por la calle después de visitar un convento. La Hermana Rita apareció en bilocación en el momento en que el sacerdote cayó en la zanja para lesionarse la cabeza y la espalda. Él no murió porque la Hermana Rita la rescató. Las gafas y los huevos que llevaba ni siquiera se rompieron. Herido, fue acompañado a casa por la hermana Rita que era invisible. Él sintió que alguien lo sujetaba y él también podría oler el perfume místico que emanaba. La madre superiora después preguntó Sor Rita si era cierto que le había ayudado y ella respondió: “Vea usted, mi hábito está todo lleno de barro.” 
Ella también le pidió a Dios que la dejara cargar con un poco del sufrimiento del sacerdote después de la caída. Obtuvo su solicitud y sufrió por un tiempo hasta que el dolor desapareció de repente.

Al igual que el Padre Pío, su presencia se detectaba con frecuencia por el olor de violetas. A veces Fr. Teófilo le pedía abrir las manos delante de visitantes para que el perfume de violetas pudiera hacerse más fuerte.

juan pablo II perdona a al _agca

SALVA A JUAN PABLO II

Fr. D’Anastasio menciona en su libro de la hermana Rita la bilocación a Roma el 13 de mayo de 1981 con el fin de ayudar a Juan Pablo II el día en que sería asesinado.

Según un informe, Ali Agca declaró que en el momento del disparo una monja había desviado su curso. El diario italiano Il Corriere della Sera del 8 de mayo 1991 publicó un artículo de seguimiento que indica que la trayectoria de la bala había sido desviada, de lo contrario, el disparo debería haber sido letal. La Hermana Rita reveló al Padre  D’Anastasio que había estado allí junto con la Virgen María.

CON EL PADRE PÍO

Años antes, la hermana Rita asistió al Padre Pío en bilocación durante su agonía, el 23 de septiembre de 1968. Dijo que en el momento de su fallecimiento, la Virgen María, San Francisco y Santa Clara estaban allí también. Ella sufrió viendo a los médicos tratando de reanimarlo y dijo: “Deberían haberle dejado morir en paz.”

Se sabía que el Padre Pío continuó visitando Hermana Rita después de su muerte. Durante los años setenta, el P. D’Anastasio se reunió con Fr. Pancracio Poli, el ex-provincial de los Capuchinos de la Toscana. Quería que la Hermana Rita preguntara al Padre Pio cómo es que el estigma había desaparecido cuando él murió. Esta es la respuesta escrita de la hermana Rita de fecha 9 de octubre de 1976:
“Querido Padre Pancracio, he preguntado al Padre Pio por qué él no tenía los estigmas cuando murió. Él respondió: “¿Quién quiere saberlo?” le respondí, “el P. Pancracio. “Él sonrió y añadió: “Dile que yo mismo le pedí a Jesús esa gracia

SUS ÚLTIMOS AÑOS DE VIDA Y SU MUERTE

En 1980, la hermana fue diagnosticada con un tumor cerebral benigno. Dos años más tarde se cayó por las escaleras y se rompió el brazo izquierdo. A partir de entonces su salud se deterioró. Ella tenía problemas de corazón, sus piernas eran muy débiles y tenía diversos dolores. Pasó la mayor parte de la década de 1980 con sufrimientos físicos duraderos.
Le dijo a su sobrino, Arcangelo Aurino, que no iba a llegar al jubileo 50º de su profesión (28 de abril, 1993). En septiembre de 1992 su salud dio un giro para peor hasta el día de su fallecimiento, el 26 de noviembre.
A las 13:00 la abadesa la encontró postrada y en sufrimiento y le hizo un poco de café a lo que tuvo una reacción terrible. Vomitó tan violentamente que ella cayó al suelo. Cuando la abadesa volvió, encontró a la hermana Rita de rodillas mientras se aferraba a su cama y con la mirada fija en una pintura de San Miguel. Falleció a las 1:30 horas del 26 de noviembre de 1992.
Fue sepultada inicialmente en un cementerio de Florencia, pero en el décimo aniversario de su muerte, sus restos fueron trasladados a su monasterio y se la colocó detrás del altar de la Iglesia.

Su lema fue: “Para Jesús, todo lo que hacemos es demasiado poco”.

Suor-Rita-italian

ORACIÓN POR LA INTERCESIÓN DE SOR RITA DEL ESPÍRITU SANTO

Oh Señor, nuestro Dios, Tú has llamado a Sor Rita del Espíritu Santo para la plena realización de su consagración bautismal dedicándose por completo a ti en la vida contemplativa agustiniana con el fin de encontrar a Dios y ayudar a la Iglesia. 
Tú, Oh, Padre, has hecho brillar a través de ella, los carismas.
Le has dado el rostro de Cristo, haciéndolo visible a los hombres y mujeres de nuestro tiempo. 
Con tu ayuda ella ha tomado sobre sí los problemas de sus hermanos, llevando el sufrimiento de Cristo en su cuerpo y convirtiéndose a través de la oración humilde en signo y testimonio de su amor. 
Escucha nuestra oración: dígnate glorificarla ahora en la tierra y por su intercesión, concédenos la gracia que te pedimos con fe. Amen.
Padre Nuestro, Ave María y Gloria.
Con aprobación eclesiástica de la Diócesis de San Miniato
Fuentes: