BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




sábado, 23 de mayo de 2015

Científico Meet mensaje de Dios en el ADN humano

Científico Meet mensaje de Dios en el ADN humano (el mensaje del Creador en arameo)

Investigadores de la Universidad de Harvard anunciaron hoy que han encontrado lo que parece ser un mensaje de Dios escrita en el genoma humano. En una sección poco explorada de ADN no codificante, un equipo de genetistas superior descubrió 22 palabras en arameo antiguo pasaje en el que Dios confirma su existencia y su papel en la creación de la vida en la tierra. El hallazgo sorprendente es la prueba irrefutable de casi la existencia de Dios y su papel en la creación de la evolución por selección natural. El mensaje fue descubierto cuando los investigadores notaron extraños patrones matemáticos que aparecen dentro de una sección particular del genoma. smallgod por el amor de Dios "Sabíamos las normas no eran naturalmente", dice Charles Watson, un científico en el proyecto ", pero no pudo llegar a ninguna explicación convincente para ellos." En un capricho, comenzó referencias cruzadas bancos patrones de lenguaje . datos ", explica," y nos quedamos impactados al descubrir que los patrones correspondían al antiguo arameo "Aturdido por su descubrimiento, el equipo en contacto con expertos familiarizados con el idioma arameo -. el lenguaje de Jesucristo habló en la vida cotidiana totalmente decodificados , lee el mensaje: "Hola mis hijos. Este es el Señor, el único y verdadero Dios. Usted ha encontrado el secreto de la creación.Ahora compartirlo con el mundo en paz ". Jehová es el nombre bíblico para el Dios judeo-cristiano. 
Otro mensaje por: OVNIS EN LÍNEA

                                                   Mira el vídeo a continuación:


                                         

¿QUÉ SABEMOS DEL ESPÍRITU SANTO?

PENTECOSTÉS, FIESTA GRANDE PARA LA IGLESIA


¿QUÉ SABEMOS DEL ESPÍRITU SANTO?


Desde el primer momento de la entrada en tu alma, en el bautismo, se ha dedicado a trabajar a destajo...

Por: Mariano de Blas | Fuente: Catholic.net

Santa Teresa llama a nuestra alma un castillo interior, un palacio. En ese castillo, palacio o templo vive "El dulce huésped del alma": El Espíritu Santo.

¿Quién es el Espíritu Santo? Jesucristo le llama el Consolador. En nuestra alma vive el AMOR, vive allí de forma permanente, llegó a nuestra alma para quedarse. “¿No sabéis que sois templos de Dios y que el Espíritu Santo vive en vosotros?” decía San Pablo a los primeros cristianos.

Su estancia en el castillo obedece a una tarea que debe realizar, se le ha encargado que haga de ti un santo ó una santa, un apóstol. Desde el primer momento de la entrada en tu alma, en el bautismo, se ha dedicado a trabajar a destajo, ha trabajado muchos años, se ha llevado muchos desengaños, porque hay que ver cómo nos hemos portado con Él.

Ha sufrido, posiblemente, el destierro, le hemos roto su obra maestra, como el niño malo que destruye de un puntapié el castillo que construye el niño bueno en la playa. Y sobre las ruinas de nosotros mismos ha vuelto a colocar otra vez piedra sobre piedra, con una paciencia y con un amor tan grandes que sólo porque es Dios los tiene. Él no desespera, más aún tiene abrigadas firmísimas esperanzas de acabar con su obra maestra contigo. Él sabe que puede aunque tú no seas mármol de Carrara, sólo necesita algo de colaboración de tu parte o por lo menos que no le estorbes...

Los medios: la gracia santificante, las gracias actuales, sus inspiraciones, dones y frutos.

¿Cuál es su estrategia? La describe muy bien un himno dedicado al Espíritu Santo. Seleccionaré algunas partes de este himno.


PRIMERO: EL MEJOR CONSOLADOR.

Consolando, secando lágrimas, arrancando los cardos y las ortigas del desaliento, tristeza y amargura. Uno de sus mejores oficios -lo sabe hacer muy bien- es consolar, por fortuna para nosotros que somos bastante llorones y necesitamos algo más que Kleenex para nuestros ratos de tristeza. El mejor Consolador, ya sabemos. Cuando lleguen los momentos más penosos en los que llorar es poco, cuando la crisis nos agarre por el cuello y nos patee, acudir a quien quiere y puede consolarnos.

Nosotros podemos decir: aquí me sorprende la realidad más radiante que vivimos los cristianos y, por tanto, adiós soledad, adiós tristeza, adiós lágrimas. Arrancarnos la tristeza peor, la de la separación de Dios, la de la infidelidad. Alegrarnos inmensamente de haber sido hechos hijos de Dios, alegrarnos de que nuestros nombres están escritos en el cielo, vivir con alegría diaria contagiosa, alegría en el dolor, en la enfermedad, alegría en las buenas y en las malas. Espíritu Santo, haznos apóstoles de la alegría, haznos vivir un cristianismo alegre, que vivamos con aire de resucitados, y que hagamos vivir a los otros así también.


SEGUNDO: DULCE HUÉSPED DEL ALMA.

Es uno de los títulos más hermosos. No huésped inoportuno. Cuantos huéspedes con los que nosotros no quisiéramos encontrarnos, a los que les damos la vuelta. En el caso del Espíritu Santo es un dulce huésped, esperado con ansia, acogido con cariño, porque siempre trae buenas noticias, buenos regalos, dones; El mismo es el Don por excelencia.

¿Me alegro de tenerlo siempre conmigo, lo entristezco con mi desamor, le pido muchos regalos espirituales? Y ¿qué le doy yo: mi amor, mi fidelidad? ¿Le escucho dócilmente? ¿El himno "Ven, Espíritu Creador" es mi saludo mañanero, son las mañanitas al dulce huésped de mi alma? ¿Alguna vez se las he cantado? Recordemos la frase de San Pablo; "¿No sabéis que sois templos del Espíritu Santo? Él ora con nosotros y por nosotros. Vivo, por tanto, en la presencia del Espíritu Santo, gozo minuto a minuto de su compañía gratísima, y su gracia está siempre a mi disposición.


TERCERO: DULCE REFRIGERIO.

Cuando el bochorno arrecia y la lengua se reseca como ladrillo y el sudor empapa la ropa, una simple coca-cola fría, un ventilador oportuno, una alberca, solucionan el problema. Pero hay otros bochornos y calores interiores que requieren de otro refrigerio. Cuando se encrespan las pasiones, cuando el orgullo se revuelve como león herido, cuando la sensualidad con su baba venenosa quiere mancharel corazón y el alma, cuando la fiebre del mundo (placeres, dolce vita...) queman de ambición nuestro espíritu, llamar urgentemente al Espíritu Santo, para que nos brinde su dulce refrigerio y vuelvan las cosas a su lugar: El mundo allá y yo acá.


CUARTO: TREGUA EN EL DURO TRABAJO

Ofreciendo descanso en el duro bregar de la vida. Una mañana de domingo en la casa con niños, un día en la oficina en que todo salió mal, cansa, erociona, desgasta, produce no rara vez frustración. Cuando uno de plano está agotado, abrumado por el trabajo los problemas y las preocupaciones, acudir sencillamente a quien es descanso en el trabajo, ¡Oh Espíritu Santo, desperdiciado tantas veces que gemimos bajo el peso del trabajo! ¡Oh jornaleros que teniendo la fuente a unos metros se mueren de sed! Dios es abismo de amor, torrente de felicidad, éxtasis de la vida, tenerlo tan cerca y morirse de hambre, la fuente a unos pasos y morirse de sed, la hoguera alumbrando en torno y morirse de frío, el amor cerca del corazón. Sólo unos pasos tenía que dar. Vivir cerca de la luz, y morir en el túnel de las tinieblas.


QUINTO: BRISA EN LAS HORAS DE FUEGO

Siendo frescura en medio del calor. Un vaso de agua fría en un día de verano, la sombra de un árbol en el campo abrasado, una brisa fresca, una fuente fría junto al camino polvoriento, cuanto se agradecen. En la vida no podemos estar luchando todo el tiempo, somos humanos y necesitamos de tanto en tanto de un respiro. El Espíritu Santo es el agua fria, es la sombra, la brisa fresca y nuestra fuente de agua viva junto al camino de la vida.


SEXTO: GOZO QUE ENJUGA LAS LÁGRIMAS

Consolando en la aflicción. Buena falta nos hace: lloramos como niños chicos por cualquier cosa. Llorar equivale a desanimarnos, a perder el entusiasmo por nuestra vocación cristiana y humana, a querer volver atrás. Para esos momentos malos, en que podemos reaccionar como niños caprichosos, acudir a quien es el consuelo en la aflicción.

Se le atribuye al Espíritu Santo casi un oficio de madre. El sufrimiento se encuentra en la vida de todos . Cuando se le espera y cuando no. Por ello necesitamos la presencia del Espíritu Santo .

Posteriormente, el himno al que nos estamos refiriendo añade una serie de peticiones al Espíritu Santo.


SÉPTIMO: LAVA LO QUE ESTÁ MANCHADO

Lava lo que está manchado: mi alma llena de arrugas, mi corazón manchado de afectos desordenados, mi pequeño mundo lleno de cosas humanas, de tierra, de lodo; mi mente y mis sentidos a veces tan vacíos de Dios y tan llenos de mis pasiones desordenadas. Lava sobre todo la conciencia de todo pecado e imperfección, de las salpicaduras del mundo, de las manchas de pasiones, del barro de los malos pensamientos. Lava y purifica nuestra intención en el obrar, que a veces se tiñe de negras aficiones: el egoísmo, vanidad, respeto humano son manchas grasientas que requieren de un eficaz blanqueador. Necesitamos que des una limpiadita a nuestras virtudes.


OCTAVO: RIEGA EL DESIERTO DEL ALMA

Somos raíz de tierra árida, árbol que crece en la estepa. ¿Han visto ustedes los árboles que crecen en las orillas de los ríos? ¡Qué diferencia! Siempre están verdes. Decía el poeta Antonio Machado estas hermosas palabras: “Al olmo viejo, hendido por el rayo y en su mitad podrido, con las lluvias de abril y el sol de mayo, algunas hojas verdes le han salido".

A base de agua los judíos han hecho florecer el desierto del Sinaí. Tú puedes, Espíritu Santo, hacer florecer mi desierto, esa estepa en que a penas los cardos y las jaras crecen. Y entonces crecerán virtudes, crecerán buenas obras en mi alma.


NOVENO: SANA EL CORAZÓN ENFERMO.

Médico de todas las enfermedades, médico de las enfermedades que he tenido y que ahora sufro, médico a domicilio.
Señor, si quieres, puedes curarme la lepra, el cáncer, el sida, la cangrena, la parálisis espiritual, las fiebres reumáticas, el escorbuto. ¿Cuál es mi enfermedad? Escuchemos en seguida la frase de mando: ¡Levántate y anda! Médico de las almas, que sabes la enfermedad y conoces la medicina, ¿cuál es mi enfermedad y mi mal? ¡Dímelo!.. Y proporciona el remedio que Tú sabes y yo no quiero aceptar a veces; cúrame antes de que la enfermedad me cause la muerte, cúrame las heridas que mi orgullo, sensualidad y egoísmo me abren a diario, las heridas de mis pecados antiguos y de mis pecados de hoy.


DÉCIMO: DOMA EL ESPÍRITU INDÓMITO.

Dobla mi orgullo, ablanda mi cabeza dura y mi duro corazón; si es de piedra, hazlo de carne; hazme bajar la cabeza ante la obediencia y dar el brazo a torcer. Hazme duro para conmigo mismo, que no acepte flojedades, medias tintas, fariseísmos, pero hazme blando con los demás, como un pedazo de pan que dé alimento a todos los que se crucen en mi camino; hazme, Señor, instrumento de paz, como te pedía Francisco de Asís: "Donde haya odio, ponga yo tu amor, donde haya injurias, perdón".


ONCE: CALIENTA LO QUE ESTÁ FRÍO.

A veces somos témpanos flotantes, corazones en frigorífico, que nos se derriten con las grandes motivaciones del amor de Cristo, el celo por la salvación de las almas, la vocación a la misión. Te pido un amor apasionado, pasión por la misión.


DOCE : ENDEREZA LO QUE ESTÁ TORCIDO

¿Cuántos criterios en mi vida andan torcidos? Enderézalos endereza los malos hábitos, por ejemplo, el hábito de pensar mal, el hábito tan arraigado de murmurar de mis hermanos, el hábito terrible de la ociosidad, del no hacer nada, el hábito que mata la oración, la rutina, el hábito de la pereza, el hábito que empequeñece mis fuerzas con la pusilanimidad, la timidez. Quiero dejarte el timón de mi vida, de mi barca, y quiero remar con todas las fuerzas de mis brazos.

Para concluir, demos un repaso a los deberes que tenemos con este ilustre huésped: En primer lugar, tomarlo en cuenta, hacerle caso, no dejarlo solo, ignorado abandonado. Porque dejamos abandonado el Amor.

En segundo lugar: Gratitud: le debemos tanto. La ingratitud es cardo que crece en los corazones pero sobre todo en los corazones de los cristianos, por el simple hecho de haber recibido demasiadas cosas de Dios.

En tercer lugar: Amor. Debería ser fácil amar al AMOR, enamorarse del que nos ama infinitamente a cada uno de nosotros. Antes de pedirnos que le amemos con todo el corazón, con toda el alma, con toda la mente y todas las fuerzas, antes nos ha dicho Él: "Te amé con un amor eterno".

En cuarto lugar: Docilidad y colaboración. Para ser santos debemos dejarnos guiar y obedecer al capitán del barco.

En quinto lugar: Cuando menos no estorbarle, dejarle trabajar en nosotros. “Hoy, si escucháis su voz, no endurezcáis el corazón”.
Con el Espíritu Santo entramos en el mundo del amor. Gracias al Espíritu Santo cada bautizado es transformado en lo más profundo de su corazón.

Por: P. Fernando Pascual LC | Fuente: Catholic.net

Pentecostés fue un día único en la historia humana.

En la Creación del mundo, el Espíritu cubría las aguas, “trabajaba” para suscitar la vida.

En la historia del hombre, el Espíritu preparaba y enviaba mensajeros, patriarcas, profetas, hombres justos, que indicaban el camino de la justicia, de la verdad, de la belleza, del bien.

En la plenitud de los tiempos, el Espíritu descendió sobre la Virgen María, y el Verbo se hizo Hombre.

En el inicio de su vida pública, el Espíritu se manifestó sobre Cristo en el Jordán, y nos indicó ya presente al Mesías.

Ese Espíritu descendió sobre los creyentes la mañana de Pentecostés. Mientras estaban reunidos en oración, junto a la Madre de Jesús, la Promesa, el Abogado, el que Jesús prometió a sus discípulos en la Última Cena, irrumpió y se posó sobre cada uno de los discípulos en forma de lenguas de fuego (cf. Hch 2,1-13).

Desde ese momento empieza a existir la Iglesia. Por eso es fiesta grande, es nuestro “cumpleaños”.

Lo explicaba san Ireneo (siglo II) con estas hermosas palabras: “Donde está la Iglesia, allí está el Espíritu de Dios, y donde está el Espíritu de Dios, allí está la Iglesia y toda gracia, y el Espíritu es la verdad; alejarse de la Iglesia significa rechazar al Espíritu (...) excluirse de la vida” (Adversus haereses III,24,1).

Con el Espíritu Santo tenemos el espíritu de Jesús y entramos en el mundo del amor. Gracias al Espíritu Santo cada bautizado es transformado en lo más profundo de su corazón, es enriquecido con una fuerza especial en el sacramento de la Confirmación, empieza a formar parte del mundo de Dios.

Benedicto XVI explicaba cómo en Pentecostés ocurrió algo totalmente opuesto a lo que había sucedido en Babel (Gen 11,1-9). En aquel oscuro momento del pasado, el egoísmo humano buscó caminos para llegar al cielo y cayó en divisiones profundas, en anarquías y odios. El día de Pentecostés fue, precisamente, lo contrario.

“El orgullo y el egoísmo del hombre siempre crean divisiones, levantan muros de indiferencia, de odio y de violencia. El Espíritu Santo, por el contrario, capacita a los corazones para comprender las lenguas de todos, porque reconstruye el puente de la auténtica comunicación entre la tierra y el cielo. El Espíritu Santo es el Amor” (Benedicto XVI, homilía del 4 de junio de 2006).

Por eso mismo Pentecostés es el día que confirma la vocación misionera de la Iglesia: los Apóstoles empiezan a predicar, a difundir la gran noticia, el Evangelio, que invita a la salvación a los hombres de todos los pueblos y de todas las épocas de la historia, desde el perdón de los pecados y desde la vida profunda de Dios en los corazones.

Pentecostés es fiesta grande para la Iglesia. Y es una llamada a abrir los corazones ante las muchas inspiraciones y luces que el Espíritu Santo no deja de susurrar, de gritar. Porque es Dios, porque es Amor, nos enseña a perdonar, a amar, a difundir el amor.

Podemos hacer nuestra la oración que compuso el Cardenal Jean Verdier (1864-1940) para pedir, sencillamente, luz y ayuda al Espíritu Santo en las mil situaciones de la vida ordinaria, o en aquellos momentos más especiales que podamos atravesar en nuestro caminar hacia el encuentro eterno con el Padre de las misericordias.

“Oh Espíritu Santo, Amor del Padre, y del Hijo: Inspírame siempre lo que debo pensar, lo que debo decir, cómo debo decirlo, lo que debo callar, cómo debo actuar, lo que debo hacer, para gloria de Dios, bien de las almas y mi propia santificación. Espíritu Santo, dame agudeza para entender, capacidad para retener, método y facultad para aprender, sutileza para interpretar, gracia y eficacia para hablar. Dame acierto al empezar, dirección al progresar y perfección al acabar.
Amén” (Cardenal Verdier).

En esta Hora de la Pasión de mi Iglesia quiero deciros.................

“En esta Hora de la Pasión de mi Iglesia quiero deciros: QUIERO ASOCIAROS A MÍ.” - "La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús" Dictados de Jesús a Marga-

Tomado del Libro: La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús 
Dictados de Jesús a Marga
MargaLaVerdaderaDevoción

04-03-2005
Jesús:
¿Es que no siguen vigentes mis preceptos?[1] ¿No sigue en pié mi forma de actuar con vosotros?
Yo multiplicaré tu descendencia. Guardad mis preceptos y todo os irá bien. Una descendencia numerosa es muestra de la predilección de Yahveh. Ahora y siempre. Antes y ahora. Ahora no tenéis hijos, tenéis menos hijos porque os habéis alejado de Mí.
Jesús, hay gente buena que no puede tener hijos.
Sí, como antes. Para dedicarse más a Yahveh y a las obras de caridad. Como antes, Yo también hoy obro milagros. Están para que se vean las Obras de Dios.[2]
Jesús, un matrimonio que no puede tener hijos, ¿Tú lo bendices? ¿Significa que lo bendices menos?
Mira, hija, a menudo encuentro en vuestra generación gentes que pretenden controlar el Don de Dios.[3] Gentes que se esterilizan a sí mismas con las prácticas empleadas contra la natalidad. Y cuando es su voluntad tenerlos, cuando ellos deciden que es el momento de dar vida, la vida no viene. A esas personas Yo no las puedo bendecir.[4]
Puede ser que se hayan arrepentido de sus prácticas anteriores. En pocos es un arrepentimiento sincero. Ahí también hay mucho egoísmo. En realidad no se han arrepentido totalmente de sus prácticas contra Dios, y siguen llevando su vida de impiedad en todos los demás aspectos.
Pongamos por caso que eso ha sucedido en un matrimonio y hay sincero arrepentimiento total. Yo no tengo por qué hacer el milagro ahora. ¿Por qué Dios se ha de plegar a sus planes? Que acaten los Planes de Dios en su plenitud. Que acepten la situación. Y si tienen que buscar algún culpable, que lo busquen en ellos mismos. Que me pidan insistentemente, pero con paz, el don del milagro, que si tengo a bien y a ellos les conviene, se lo concederé.
Señor Jesús: hay algunos matrimonios que son estériles y no es por eso.
A menudo la vida de impiedad que lleváis os hace estériles a la vida: primero el yo, primero el trabajo, el estrés, los vicios, la mala alimentación… no son cosas que fomenten la fecundidad.
Si hicierais más oración, si lo primero fuera lo primero para vuestras vidas, si vivierais en paz con Dios y con vosotros mismos, la naturaleza no estaría tan dolida y podría dar paso fácilmente a la procreación.
¿Y los que lo son por real enfermedad?
Existen en el mundo muchas personas enfermas. Esos no son los abandonados de Dios, más bien son sus predilectos. Es en el sufrimiento donde os hacéis más semejantes a Mí. Yo he redimido la enfermedad. Desde Mí, tiene un valor redentor.[5]
No penséis en el pecado para regodearos en él. El pecado es abominable a mis ojos. Todo pecado. Hasta el más insignificante cometido por un hijo mío fiel. Todo. Todo pecado. No entres ahí, no entres en ese mundo de pecado. No juzgues. Os es muy fácil juzgar a los demás… no juzgues. Sin embargo vuestro propio pecado individual, a menudo permanece oculto a vuestros ojos. Ofensa a Dios es. Igual ofensa a Dios es el vuestro venial que el suyo mortal. Introspeccionar, sí, las causas de vuestro propio pecado para desterrarlas, para desterrarlas lejos de vosotros mismos. Introspeccionadlas. Y no juzguéis. Ni siquiera os juzguéis a vosotros mismos. Estad el menor tiempo posible en el mundo del pecado y considerando el pecado, personal o de los demás. Un exhaustivo examen de conciencia. Un arrepentimiento. Y un no volver a caer, poniéndose manos a la obra, empezando por la confesión. Y ya está. Eso es.
Ese mundo tenebroso… no entréis por la puerta de ese mundo tenebroso, que se abre a quien quiere entrar. Entrad por la puerta del Camino del Bien, que también está abierta y dará lo que promete:[6] la dicha y la dicha eterna.
¿Entiendes, hija?
Vive siempre considerando mis Cosas y en tono positivo,[7] sin entrar en juicios ni averiguaciones. Haz el bien y haz el bien a los que os rodean. Sin ponerte a pensar en lo que ellos deberían hacer. Haz el bien. Haz el bien y cumple mi voluntad. Considera siempre en tu interior las Cosas Bellas. Haz meditación, imagina, piensa y luego haz ¡todo lo Bello!, ¡todo lo Bueno! De lo que pienses, estará hecha tu vida. Tienes tanto campo… aprovéchalo. Empieza.
Es una Vida Preciosa. El mal os rodea, pero estáis en el Bien. Y el Bien puede al Mal. El que vence es Dios.
No considerad el mal. Para nada. Ni tan siquiera para saber que existe. Ni por curiosidad. Luego,[8] os atrapa con sus zarpas. Ni entréis a considerar uno sólo del más ínfimo pecado. Considerad y obrad siempre el bien. Es posible. No es difícil. Es posible con mi ayuda.
Pensad que ahora vais a gozar de mi ayuda como nunca en la Historia de la Iglesia. ¡Aprovechadla! Aprovechadla para el Bien.
Y este es un Mensaje de Dios, que lo sello con mi Beso de Amor para tu frente, para tu boca.
Y Dios os habla por medio de estas palabras y os invita a seguir su Camino, día a día. No se cansa de hablar. Suscita su Don de profecía. Es para todos aquellos que le sepan escuchar.
Y Yo te bendigo, profeta mía, en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
15-03-2005
Jesús:
Margarita querida de mi Corazón de Padre, Corazón de Dios. ¡Oh, Yo amo a todos los hombres! Y mira: los hombres no me corresponden. Es aún más, se condenan por rechazarme.[9]
Y mira, vuestros hijos no conocen el Amor de Dios. Los hijos de esta generación no conocen el Amor de Dios. Sus padres no les muestran amor. Los hijos no conocen ni el Amor de Dios del Cielo ni su reflejo en la tierra.
¿Sabéis que intento hablar con ellos y no puedo? No hay silencio, no hay escucha. Yo no me puedo comunicar ni aun a las almas de mis inocentes, a quienes vosotros asesináis día tras día. Nacen para morir. Mueren antes de nacer. Hija mía, la perversión en algunos inocentes, clama al Cielo.[10] Y de esto, ¿a quién he de pedir cuentas? Pensadlo.
Hija mía, observa a esta Generación, ¿a quién la he de comparar? ¿A Sodoma y Gomorra? No. Aún más. Que sepas, hija mía, que no tiene parangón el pecado al que ha llegado esta Generación. Y Yo he de decir de parte de mi Padre: BASTA.
¿Para qué continuar dejando que nazcan más hijos para la muerte?
Esto vamos a frenarlo ya. No se puede esperar por más tiempo.
¡Venid Conmigo los hijos de la Luz!
Vayan los hijos de las tinieblas con las tinieblas.
En esta Hora, en esta Hora… En esta Hora de la Pasión de mi Iglesia quiero deciros: QUIERO ASOCIAROS A MÍ. Quiero uniros estrechamente a Mí, introduciros en mi Corazón. Para que paséis la Pasión ahí, en ese lugar central.
Observad cómo cada vez más los que no creen en Mí se van distanciando y distanciando de vosotros hasta crear un abismo imposible de franquear. Observad cómo los hijos de las tinieblas son cada vez más hijos de las tinieblas y los hijos de la Luz… ¡sed cada vez más hijos de la Luz! Abandonad todo, todo, todo, todos los caminos mundanos. Entrad por la puerta estrecha.[11] ¿Cómo es la Puerta de mi Herida? Estrecha, es estrecha. Es el filo de una lanza.
Ancho es el camino que lleva a la perdición. Es estrecho el Camino que lleva a la Salvación.[12]
Y te dirán: «¿Cómo entramos por el Camino?». Venid, ¡venid y os lo diré! ¡Venid y os lo diré! A cada uno. Tengo un modo para cada uno. Venid. Venid aquí, a preguntármelo. Preguntadme: «Señor, ¿Tú quieres tener Intimidad conmigo?». Y oíd. Escuchad la respuesta.
31-03-2005
Jesús:
¡Pedid perdón! Pedíos perdón unos a otros para reconciliaros, para poder reconciliaros unos con otros, para que se haga la paz entre vuestros corazones. Pedidme Luz. Luz para acusaros de vuestras faltas ¡y sólo de vuestras faltas!, pero de todas y cada una de vuestras faltas. Para poder acercaros blancos y puros al DÍA, al primer día de la semana: el Domingo de Resurrección. Donde Yo vendré, blanco y reluciente para deciros:
VENID A MÍ, BENDITOS DE MI PADRE AL DESCANSO ETERNO. PORQUE TUVE HAMBRE Y ME DISTEIS DE COMER, TUVE SED Y ME DISTEIS DE BEBER, ESTUVE DESNUDO Y ME VESTISTEIS, ENFERMO O EN LA CÁRCEL Y ME VISITASTEIS. Y me responderéis: «¿Cuándo, Señor, te vimos desnudo, hambriento o en la cárcel, enfermo y te visitamos? Porque Yo os digo:
(Esto es muy Bello, parece una película. Oigo ese texto del Evangelio lentamente, remarcando las Palabras y en este momento aparece mi hijo pequeño por la puerta de la habitación. Como estoy al fondo de ella, mientras viene hacia mí para que le abrace, Jesús continúa sin interrumpir:
CADA VEZ QUE LO HICÍSTEIS CON UNO DE ESTOS MIS PEQUEÑUELOS, A MÍ ME LO HICISTEIS.[13]
________________________
[1] Había leído los preceptos del Deuteronomio.
[2] Entiendo que no es de Dios ese ansia por tener hijos cuando no puedes. Sí es de Dios el suplicarle con paz que haga el milagro. Nosotros no tenemos que juzgar por qué Dios manda hijos a unos, y a otros no. Tenemos que ponernos en sus Manos y acatar dócilmente su Voluntad. Y entregarnos a otras cosas si no nos llega el entregarnos a los hijos.
[3] El Don de la Vida.
[4] Aunque Jesús quiere, ellos no quieren.
[5] Aquí yo pensé en el pecado de la gente.
[6] El camino del mal es una mentira. No da lo que promete dar.
[7] Así vivía María. Que haga como Ella.
[8] Si lo hacéis.
[9] Evangelio de hoy que ya había leído: Jn. 8,21-30.
[10] Más tarde me contaron un caso de unos niños de 15 años a propósito de esto.
[11] Se me presentó la imagen de su Corazón traspasado, poniendo aten-ción en la Herida, que es la Puerta. Cfr. Lc 13,24; Mt 7,13s.
[12] El Camino que lleva a la Salvación es el Corazón de Jesús, la Devoción a su Corazón.
[13] Y justamente al terminar, mi hijo y yo nos abrazamos. Para entender esto del Evangelio hay que estar muy enamorado de Jesús. Cfr. Mt 25,34ss.

Coraza de San Patricio (oración exorcista)

PROFECIAS Y REVELACIONES - ULTIMOS TIEMPOS: Coraza de San Patricio (oración exorcista): Me envuelvo hoy día y ato a mí una fuerza poderosa, la invocación de la Trinidad, la fe en las Tres  Personas, la con...

ARMADURA ESPIRITUAL

PROFECIAS Y REVELACIONES - ULTIMOS TIEMPOS: ARMADURA ESPIRITUAL: . Efesios 6, 10-18 ; salmo 91; rezo del santo Rosario; cumplimiento de los mandamientos de la ley de Dios ; permanecer en estado de gracia...

martes, 19 de mayo de 2015

Hay Signos que ya Empezó el Profetizado Apocalipsis en la Naturaleza

Nos adentramos en un período de fuertes perturbaciones en la naturaleza que no son de origen natural.

Empezaron los Cambios Decisivos en la Naturaleza, piensa nada más la catástrofe que está sucediendo en Nepal.

desastres naturales

Agujeros en la corteza de la tierra, retumbos, tormentas salvajes, terremotos, inundaciones. Hay muchas cosas anormales que suceden cada vez con más frecuencia a nuestro alrededor y un buen número viene de la tierra, de la naturaleza.

¿Cómo entender los cambios desconcertantes en la naturaleza que estamos viviendo? ¿Hay alguna explicación científica única, como por ejemplo el calentamiento global? ¿O se trata de que Dios está poniendo la “casa en orden”?, ¿Tal vez un poco de cada cosa? 

No parece necesario seguir repitiendo que el clima está cambiando, es errático, giratorio, al igual que toda la naturaleza. Los eventos hablan por sí mismos.
Hay las tormentas y tempestades. Cambios de temperatura extremos, en algunas partes, inundaciones que no se han visto en quinientos años.
Todo el mundo le echa la culpa a todo, pero no a la transgresión.
Las perturbaciones se producen en lo natural, así como en lo cultural, o sea en las sociedades y las construcciones de los hombres. Mira por ejemplo el accionar salvaje del Estado Islámico.
En las próximas semanas el Papa Francisco va a publicar una Encíclica sobre el Media Ambiente¿Tendrá en cuenta que los muchos de los sucesos anómalos de la naturaleza pueden tener una causa sobrenatural y no meramente física?
apocalipsis
 UNA CONFRONTACIÓN ESPIRITUAL APOCALÍPTICA
Juan Pablo II, como cardenal, durante una visita a Nueva York, una vez lo llamó una batalla “apocalíptica” entre la luz y la oscuridad.
Mientras tanto: incendios forestales, sequías, riguroso tiempo de invierno, deslaves, etc.
¿Es así como muchas cosas van a ocurrir?
Cualquiera que sea la interpretación de la evidencia, hay un sorprendente consenso acerca de lo que está por venir entre los que tienen un encuentro con la muerte y las profecías de mensajes de la Virgen María: terremotos generalizados y actividad volcánica, un cambio de polos, patrones climáticos erráticos, sequía y escasez de alimentos, colapso de la económica, desintegración social, enfermedades de origen desconocido, y posiblemente catástrofe nuclear u holocausto natural.
Estas calamidades son vistas como el resultado inevitable y el reflejo de una flagrante y universal violación de las leyes naturales y espirituales; una necesaria reorganización y depuración traerá un nuevo sentido de unidad y cooperación.
La gravedad de los desastres se dice que dependerán de la medida en que los seres humanos trabajen para adquirir las cualidades de amor incondicional y los valores espirituales.
agujero en la corteza de la tierra
 MUCHO VA A CAMBIAR
Porque estamos fuera de la conformidad (mucho) con lo que Dios manda. Y hay mucho de pecado en esa falta de conformidad. Temas como la guerra, el aborto, y la modificación de la creación.
Hay un gran problema en el ámbito de la genética, en el cambio de la naturaleza y de los seres humanos.
Importante pasos se observan hacia un nuevo orden mundial. También percibimos la marcha hacia una única política. Las corporaciones globales allanan el camino, y en la búsqueda de negocios y ganancias, queda muy poco de lo que es natural. Mira por ejemplo el desplazamiento de los productos naturales por los cultivos genéticamente modificados, que comenzando con fuerza en EE.UU. se están esparciendo por todo el mundo.
Es el mal que está perturbando lo que Dios creó. Prácticamente todos los medios de comunicación seculares han notado la agitación incontrovertible en la naturaleza, pero muy pocos analizan por qué se rebela.
El cambio está en marcha. Lento pero seguro. Dios debe ser alabado.
Melanie y Maximin, videntes de La Salette
 PROFECÍAS DE LA SALETTE
Algo de eso parece reflejarse en una supuesta profecía de las famosas apariciones de la Santísima Virgen en La Salette, Francia, en 1846, donde se afirmó en una parte de los mensajes que
la naturaleza pide venganza de los hombres, y se estremece de miedo, a la espera de lo que debe suceder a la tierra manchada de crimen. Tiembla la tierra, y ustedes que profesan servir a Jesucristo, interiormente se adoran a vosotros mismos, tiemblen; porque Dios los entregará a Su enemigo , porque los lugares santos están en un estado de corrupción, muchos conventos ya no son más casas de Dios, sino pasturas para Asmodeo y los suyos … Las estaciones serán cambiadas, la tierra producirá sólo malos frutos, los astros perderán la regularidad de sus movimientos, la luna sólo reflejará una débil luz rojiza, el agua y el fuego harán movimientos convulsivos en la esfera de la Tierra, causando que montañas, ciudades, etc., sean tragados”.
videntes de fatima
 PROFECÍAS DE FÁTIMA
Todo esto es interesante a la luz de las recientes afirmaciones de que en enero de 1944 la Hermana Lucía dos Santos, vidente de Fátima, mientras estaba delante del tabernáculo en la capilla del convento (implorando a Dios por iluminación a Su Voluntad, para escribir el “tercer secreto”) dijo,
“Sentí mi espíritu inundado por un misterio lleno de luz que es Dios y en Él he visto y oído: la punta de un lanza-llamas que se desprende, toca el eje de la tierra y [la tierra] se sacude: montañas, ciudades, pueblos y aldeas con sus habitantes están enterrados. El mar, los ríos y las nubes están fuera de sus límites, se desbordan, las inundaciones arrastran con ellas, en un remolino, casas y personas en un número que no puede ser contado; es la purificación del mundo del pecado en que está inmerso.
El odio, la ambición, provocan guerras detructivas. Después sentí el aumento de latidos de mi corazón y en mi espíritu una voz tranquila, que dijo: ‘en el tiempo, una sola fe, un solo bautismo, una sola Iglesia, Santa, Católica, Apostólica. El cielo en la eternidad’. Esta palabra, ‘cielo’, llenó mi corazón de paz y felicidad, tanto es así que, casi sin darme cuenta, seguí repitiendo por algún tiempo: el Cielo, el Cielo”. Ver aquí el artículo.
Esto supuestamente proviene de un diario aludido por sus hermanas en una publicación oficial del Carmelo de Coimbra.
A pesar de que siempre habíamos asumido que la imagen del tercer secreto – de un ángel dispuesto a incendiar el mundo – tenía que ver con un posible conflicto nuclear (porque involucraba fuego, y Fátima se centraba en la amenaza de Rusia), o un cometa, esta entrada de su diario, si es válida, nos hace pensar en términos geológicos.
videntes de kibeho
 PROFECÍAS DE KIBEHO
Y sigue en las apariciones – igualmente aprobadas – en Kibeho, Rwanda, donde una de las videntes, Anathalie Mukamazimpaka, dijo que tuvo una visión de un evento en el que,
“vi montañas chocar entre sí, piedras saliendo de la tierra, casi como si estuvieran enojadas. Vi tormentas chocando unas contra otras y fuego viniendo de ellas. Yo no sé lo que esto significa. Me dijeron que la gente está causando esto y que está llegando”.
Es muy interesante en este momento de “rumores o retumbos”. Nadie está diciendo que esto es el “rapto” o el “fin del mundo”. Estamos hablando de la purificación, como se les dijo a los videntes.
La tierra: ¿se empieza a convulsionar? ¿Alguna vez te has dado cuenta de esas nubes como con cara de enojadas? ¿Y los retumbos, la mortandad de peces y los virajes climáticos?
Un día, nos daremos cuenta de un componente más profundo en la naturaleza.

LO QUE DIJO EL VIDENTE IVÁN DE MEDJUGORJE

Iván habló específicamente de cambios físicos, de modo que es posible atribuir estos cambios en la naturaleza a una intervención divina. No es ya una especulación, sino que viene por una revelación directa.
Expresamente dijo,
“veremos los cambios físicos que sucederán en el mundo y comprenderemos”.
De entrada nos anuncia la cercanía de esos sucesos, porque dice “los veremos”.
Y a continuación su sentido positivo, espiritualmente hablando, porque
“se nos abrirán los ojos y comprenderemos el porqué de las apariciones.”
Porque llegará un día,
“en que las cosas nos serán reveladas”.
Y también anunció lo que sucederá
“veremos los cambios físicos que sucederán en el mundo”.
mirjana
 LO QUE DIJO LA VIDENTE MIRJANA DE MEDJUGORJE
Esto es lo que señaló recientemente en una entrevista la vidente Mirjana de Medjugorje, publicada en un libro “A Conversation with the Visionaries”, de Kresimir Sego:
Pregunta: Comparando las apariciones en Medjugorje [donde la iglesia original fue gravemente dañada por un terremoto] con las apariciones más famosas en el resto del mundo, vemos similitudes, pero también hay diferencias: principalmente, el número de videntes, los muchos mensajes recibidos, la enorme cantidad de apariciones, así como la duración de las apariciones. ¿Ud. entiende por qué las apariciones se siguen llevando a cabo?
Mirjana Soldo: De esta manera, la Santísima Virgen María nos está preparando para todo lo que se va a tener lugar a través del amor de Dios nuestro Padre, Ella dijo que iba a acabar en Medjugorje lo que se ha iniciado en Fátima, y que su corazón iba a prevalecer. Ella nos está preparando para esta victoria.
Cuando estos eventos comiencen, la gente va a entender por qué ella eligió el 18 de marzo y por qué las apariciones tienen lugar cada segundo día del mes. Entenderán la importancia de estas fechas, por qué ha estado apareciendo durante tanto tiempo, y por qué tantos videntes.
Pregunta: ¿Ve usted algún signo de estos acontecimientos que se estén poniendo en marcha? ¿Están sucediendo ahora, o en el futuro lejano?
Mirjana Soldo: Veo señales pequeñas, que ya están aquí, poco a poco, las cosas están empezando a moverse.
Las  mujeres me van a entender mejor con el siguiente ejemplo: cuando queremos hacer nuestra la limpieza de primavera, lo primero es poner nuestras casas al revés. Movemos nuestros sofás, armarios, mesas, sillas – nada queda en su lugar. A alguien le puede parecer un lío pero cuando ponemos todo en su lugar, todo estará impecable y limpio.
Por lo tanto, si queremos hacer un poco de orden, primero tenemos que hacer un gran lío. Puedo ver los signos de esto ahora.

James Wilburn Chauncey

DOS VISIONES DE EXPERIENCIAS CERCANAS A LA MUERTE

El Dr. George Ritchie, un prominente psiquiatra en el área de Richmond, Virginia tuvo una experiencia cercana a la muerte.
Durante ese episodio, afirmó,
Jesús abrió un corredor a través del tiempo en el que me mostró el aumento de los desastres naturales que vienen sobre la tierra. Había más y más huracanes e inundaciones ocurriendo en diferentes áreas de nuestro planeta. Los terremotos y los volcanes estaban aumentando. Nos estábamos convirtiendo en más y más egoístas y autosuficientes. Las familias se estaban dividiendo, los gobiernos estaban quebrando porque la gente estaba pensando sólo en sí misma. Vi ejércitos marchando en los Estados Unidos desde el sur y explosiones ocurriendo en el mundo entero, que eran de magnitud más allá de mi capacidad de imaginar. Me di cuenta que si continuaban, la vida humana como la conocemos no podría seguir existiendo”.
El psiquiatra dijo que le fue mostrado un segundo corredor o futuro alternativo.
“Al principio parecían muy similares, pero el segundo se desarrolló en forma diferente”, escribió.
“El planeta se hizo más tranquilo. El hombre y naturaleza eran mejores. El hombre no era tan crítico de sí mismo o de los otros. Él no era tan destructivo de la naturaleza y estaba empezando a entender lo que es el amor.”
La destrucción de la naturaleza y el daño a los demás, Ritchie afirma que se le mostró en el primer “corredor”, que será el que atravesará la humanidad.
Curiosamente, otro experimentador cercano a la muerte llamado James Wilburn Chauncey, un empresario jubilado de Fayetteville, Georgia, dice que también se le mostró futuras explosiones naturales y militares durante un encuentro con la muerte cuando era niño, su caso es también en la década de 1940 (mientras sufría de meningitis).
Sintió que a los seres humanos se les daría la mitad de un siglo para ir en una dirección o la otra; la visión se produjo en la década de 1940, y desde la década de 1980, sin duda, ha habido un buen número de eventos naturales.
¿Cuál podría ser el significado de la década de 1940? ¿Fue una resaca de la guerra mundial?
Chauncey previó una invasión no desde el mar o el aire, sino desde el otro lado de la frontera sur de Estados Unidos. Él también vio grandes terremotos y montañas y lagos que desaparecen o emergen en el centro del país, junto con una epidemia mundial.
El tiempo lo dirá. Y el tiempo, afirmó el Dr. Ritchie, es “corto” (lo que sea que “corto” signifique).
Esto es para nuestro discernimiento, sin alarmismo.
Fuentes: