BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




domingo, 29 de septiembre de 2013

Con muchos Angeles… mensajes de la Virgen María a Cristina Gallagher

Christina ha visto muchos ángeles diferentes y ha visto ángeles individualmente así como en grupos. Una vez cuando Christina estaba soportando un gran sufrimiento, entonces se le apareció su propio ángel guardián. Él le prometió que él se “llevaría sus problemas y le daría paz”, y esto es lo que realmente pasó después de que él se apareció ante ella. A Christina le fue dado el nombre del ángel; es Carmello.
Christina ha visto en varias ocasiones al ángel guardián de su país natal, el Angel de Irlanda, así como, San Rafael (patrón de aquéllos que viajan), el Angel de Paz, el Angel de la Ira e incluso al ángel guardián de su Director Espiritual, el Padre McGinnity. El Padre relata una historia acerca de esa ocasión:
“Yo tuve una experiencia profundamente impresionante que tenía que ver con mi ángel guardián en un momento cuando yo menos lo esperaba. Fue en el curso de una serie de charlas dadas por Christina en los Estados Unidos. Cuando yo ofrecí la Misa privadamente un día de la gira cuando no había ninguna función pública, sentí una paz celestial que contagiaba mi alma de una manera muy profunda justo cuando había terminado la Consagración de la Misa. Era tan fuerte, como si un poder estuviera entrando en mi alma y tan especial: Yo nunca había tenido experiencia semejante de paz “no terrestre” antes. Apenas permaneció dentro de mí por un minuto o dos. Después yo le pregunté a Christina si algo raro había tenido lugar durante la Misa. Ella sonrió por lo que acababa de ver y se sorprendió de que yo supiera. Después ella me reveló que mi ángel guardián apareció durante la Misa de pie detrás de mí y ligeramente sobre mí y que el ángel puso sus manos en mis hombros. Cuando yo pregunté en qué momento es que esto había ocurrido, Christina dijo ‘ Justo cuando la Consagración tuvo lugar. ‘”
EL ARCANGEL MIGUEL
Miguel bendito se colocó en las fases tempranas de las apariciones a un lado de Christina para protegerla, mientras el Padre Pio se puso a su otro lado. Ella ha visto a Miguel Bendito en varias ocasiones. él ha aparecido muy poderoso con una gran espada, dirigida para tranquilizarla a ella con su protección. Christina dice, “él era enorme. Se veía como un hombre grande, con alas, en luz blanca radiante. Yo lo he visto en formas diferentes. Era muy guapo. Tenía una cara fuerte. Su poder causaba un sentimiento de debilidad, casi miedo dentro de mí. Repetidamente, él hizo gestos con su espada. Miguel bendito parecía mucho más poderoso que el diablo. él tiene un poder mayor que cualquiera excepto Dios y Nuestra Madre Bendita. Yo me sentía en su presencia un tremendo sentimiento de protección. Es un poder espiritual de paz y seguridad. Me llenó de respeto.”
Fue cuando Satanás estaba insistiendo en sus ataques sobre Christina que Miguel Bendito se le apareció por primera vez a ella. Sin embargo, Christina en muchas ocasiones había tenido conocimiento explícito de su presencia y protección: “él siempre está allí” dice Christina ” ahora me siento mucho más feliz. Pero incluso con Miguel Bendito cerca de mí, todavía digo frecuentemente su oración.”
Merece la pena mencionar que, a pesar de que Nuestra Madre Bendita ponga a un lado de Christina al más grande arcángel como su protección constante contra el diablo, Ella le recuerda a Christina que es necesario pedir su ayuda continuamente. “Mi niña, usa el agua bendita más a menudo. Implora a Miguel Bendito, el arcángel, más a menudo. Pídale que te proteja”.Parece que Nuestra Madre Bendita encontró necesario pedir esto cuando había peligro de que los ataques de Satanás aumentaran en contra de Christina. Ella nunca debe abandonar el arma de la oración para invocar a Miguel Bendito que está asignado a ella.
COROS DE ANGELES
En la ocasión en que Christina vió el Cielo y al Padre Celestial sentado en un trono, ella vio muchos ángeles diminutos sin alas que moviéndose a voluntad de arriba abajo como un haz de luz que conduce a Dios. Cuando ella veía a la Santísima Trinidad, en esa ocasión, grupos de ángeles cantaban “Gloria a Dios en las Alturas” en una armonía tan perfecta que parecía como música aunque era una mezcla de voces innumerables. Una vez mientras viajaba en los Estados Unidos para hablar sobre los mensajes de Nuestra Señora, le fue permitido a Christina oír voces angélicas cantar en armonía a Nuestra Señora Bendita.
En la Casa de Oración donde Nuestra Madre Bendita le prometió a Christina que ella habría de “estar presente con muchos ángeles” Christina ha visto repetidamente ángeles durante la Misa, y a veces fuera de Misa. Ella los ha visto en cantidades innumerables y con gran gentileza y respeto, asistiendo a Nuestra Señora Bendita. Ella los ha visto y oído cantar durante Misa.

El ANGEL DEL SANTO PADRE
En una ocasión durante Misa, a Christina le fue mostrado el Santo Padre caminando en jardines bellamente arreglados que ella nunca había visto antes y al lado de él un prelado. De repente Christina pudo ver el ángel del Santo Padre venir al lado de él y escudarlo con su gran ala de un peligro particular.
EL ANGEL DE LA PASCUA
El domingo, el 5 de septiembre de 1993, Nuestra Señora Bendita dio un mensaje a Christina en el que se refirió al Angel del Pascua.
“Mis niños, yo vengo con un mensaje de amor y paz. Lloro por su seguridad de cuerpo y alma. Les ofrezco la armadura de protección de la luz de Dios. Ustedes piensan que son astutos y sabios. No son sino tontos y ciegos. Lean la Palabra del Señor su Dios. Con Su sangre ustedes son redimidos. Mis niños, les suplico a ustedes, despierten antes de que sea demasiado tarde. El Angel de la Pascua está a la mano. Yo deseo que ustedes sean sabios y cultos en la luz de Dios. Tomen su armadura. Póngasela sin miedo. Yo soy su Madre y dirijo esta batalla. Como Dios me eligió traer a su Redentor a través del fruto de Mi vientre, yo una vez más se los traigo en Gloria, como Rey, porque yo soy la sierva de Dios, y comparto su gloria y victoria por la redención de la raza humana. En esa gloria Mi Corazón Inmaculado triunfará. Mis niños, no duden en responder; vivan mi mensaje de amor y paz. A través de él, ustedes tendrán esperanza en la vida. Yo les imparto Mis bendiciones, en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo.”

FORMACION DEL CALIZ
Aunque los momentos de gracia y el armonioso cantar de los ángeles en formaciones variantes durante la Misa son deleitables a la vista, uno de las vistas más impresionantes con relación a los ángeles que Christina ha testificado, fue cuando ellos la conmovieron, incluso hasta las lágrimas de alegría, durante la Misa el sábado 8 de octubre de 1994. Los ángeles llegaron formados en un cáliz vistoso y perfecto a través de un intercalado intrincado de sus alas. De este cáliz, se elevó la mitad de una hostia de cuya mitad superior era visible que se desprendía una luz radiante que iluminaba a los ángeles que quedaron absortos de la hermosura y por reverencia. Ellos miraban hacia arriba, no hacia adentro.
EL ARCANGEL ANONIMO
Justo cuando Christina tomó su lugar en la capilla para la Misa, un ángel se presentó ante ella con una gran luz. Christina se preguntaba qué ángel podría ser éste. él (pero Christina agregó, “yo digo ‘ él ‘ pero el ángel no era ni ‘él’ ni ‘ella’ “) radió una gran luz pero también un poder a su alma, algo más delicado que paz – un sentimiento de entrega que Christina no había experimentado a semejante grado antes. El ángel le confió a Christina que él era ‘ el arcángel anónimo: ella entendió que era el cuarto arcángel. él le explicó a Christina que fue enviado por Dios para ayudarla a entregarse; que si ella pudiera entregarse más, sufriría menos. Christina experimentó que el ángel la rodeaba totalmente y traspasaba su alma.
Ella lo describió como si el ángel pudiera “envolverse alrededor de su alma”. Christina no entendió la mención de “el arcángel anónimo” y le preguntó ya que no había tal cosa como un arcángel anónimo en las Escrituras. El ángel parecía divertido por esta pregunta hecha por Christina, aunque el efecto que el arcángel causó en Christina fue tal que ella se vió cuestionando lo que ella no podría entender normalmente. El arcángel le dijo que sólo le dijera a su director espiritual. Entonces el ángel le mostró el Libro de Vida que ella había visto en Los Angeles cuando Jesús le mostró su próxima purificación. Le agradó al arcángel el que ella hubiera reconocido el Libro y le dijo que ese libro es su responsabilidad aunque por ahora él tenía la responsabilidad de ayudarla a que ella se entregara.
En el ofertorio de la Misa, Christina tomó conciencia de la necesidad de ofrecer a este ángel una intención del P. McGinnity que estaba entregaba a Dios en la Misa que estaba siendo ofrecida. El ángel continuó teniendo este efecto maravilloso en Christina más allá del tiempo de la celebración de la Misa y de hecho desde entonces, debido a los horrores del sufrimiento y molestia que experimentó eran tan enormes que su director espiritual comentó que él no consideraba que Christina pudiera soportar el mismo grado de entrega y ecuanimidad que ha mostrado desde la venida de este arcángel. Ella comentaría, “Si ese ángel continúa conmigo, nada podrá perturbarme. . .”

LA ASIGNACION DE ANGELES PARA LA PROTECCION DE CHRISTINA
El 9 de diciembre de 1995, Jesús concluyó un mensaje a Christina refiriéndose a las tareas específicas (espirituales todas) de cada uno de los ángeles y santos que habían sido asignados en momentos diferentes para estar con ella. . .
“Yo te he dado a Mi Madre para ser el Guardián de tu alma; Miguel el guardián de tu carne; Tú ángel guardián libertad de tus facultades; el ángel que se proclamó a sí mismo como “el anónimo” para confortarte; Al Padre Pio como guardián en contra del espíritu maligno para protegerte junto con Miguel. Muchos espíritus de Luz te rodean. Los santos continúan intercediendo, por tus necesidades, espiritualmente. . . “

ANGELES QUE INTERCEDEN A TRAVÉS DE LA MISA
EL Día de Navidad en 1995, Christina presenció a ángeles alrededor y encima del altar regocijándose. Entonces ellos todos iniciaron la formación de un círculo mirando hacia arriba y formando una corona perfecta con sus alas doradas. A Christina le fue dado el saber que éste era los medios de subida al sacrificio. Un arroyo de almas vino del Purgatorio, muchos centenares (algunos eran más grises que otros en color indicando a Christina que ellos vinieron de los niveles más bajos de Purgatorio). Christina supo que cada ángel que formaba la corona era asignado a varias de estas almas para escoltarlos a su lugar apropiado en Cielo. Las almas se fundieron lejos en grupos de aproximadamente cincuenta cada uno mientras “la corona” ascendía.
Christina reconoció a su propio ángel a la cabeza de una línea de ángeles que vienen a un lado del altar. Ellos flotaron adelante y miraron hacia arriba intercediendo a través del Sacrificio de la Misa por todos los presentes. éstos eran los ángeles guardianes de todo el presente.

LOS ANGELES DE LA CORONA DE NUESTRA SEÑORA
El 10 de febrero de 1996, durante la Misa aproximadamente veinticinco ángeles vinieron. Christina estaba consciente de la presencia de Nuestra Señora aunque no era visible. Entonces los ángeles empezaron a formar la corona de Nuestra Señora. ¡Ellos podían asumir cualquier posición ante al asombro de Christina! En una mirada rápida, ella dijo,
“¡Tú pensarías en una corona real! Un ángel tomó la forma de el globo terráqueo y un ángel formó el poste y otro el travesaño de la cruz!”
LOS ANGELES Y LAS SAGRADAS HERIDAS
En una ocasión durante la adoración del Sagrado Sacramento cuando Jesús apareció vivo en la cruz a Christina y miró a los adoradores, a pesar del peso enorme de Su cansancio, algunos ángeles se acercaban lentamente, uno a la vez y limpiaron la Sangre Preciosa de las heridas en Su Cuerpo. Cuando hacían esto, sin embargo, Christina notó que cada uno de los ángeles se volteaba a otro lado, para no ver la herida en particular que estaba tocando. Le fue revelado a ella que era el horror del pecado el que infligió estas heridas en Nuestro Señor y que causaba en los ángeles esta revulsión. La única herida que ellos no limpiaron era la herida en Su Sagrado Costado.

Murió, fue llevado al cielo por ángeles y Jesús le mostró lo que sucedería a la próxima generación

[SdeT] James Wilburn Chauncey no piensa en sí mismo como un profeta. De hecho, ni siquiera se considera a sí mismo profundamente religioso. Chauncey, un jubilado de 73 años de edad, de Fayetteville, Georgia, cree, sin embargo, que ha estado en el paraíso y regresado, y se ha encontrado cara a cara con Jesucristo.
Chauncey ha escrito un libro, “Eyewitness to Heaven”, que incluye su vívido relato de la experiencia cercana a la muerte cuando tenía 7 años de edad. Chauncey escribe que fue transportado al paraíso por los ángeles a través de una falange de demonios temibles, después de haber sido declarado muerto por meningitis bacteriana, en lo que hoy es el Hospital de Niños en Erlanger a mediados de 1940.
Fue apodado el “Niño Milagro” en los informes de noticias locales por su milagrosa recuperación durante una noche de una de las enfermedades más letales de la época. En ese momento, más del 99 por ciento de las infecciones de meningitis bacteriana morían dentro de las 12 horas, dijo Chauncey.
Chauncey dijo que no ha leído los otros libros, y, de hecho, dijo que ha luchado toda la vida con el deseo de enterrar su experiencia de la niñez a fin de no invitar a la burla de los escépticos. “Los títulos han traído mi atención”, dijo en una entrevista telefónica. “Intencionalmente me he mantenido al margen del material sobre este tema. Me temo que si leo algo así como que podría cambiar mi memoria.” Chauncey dijo que sus recuerdos de su experiencia cercana a la muerte en el verano de 1946 son tan cristalinos como el día en que ocurrieron.
Hace unos 15 años, enfrenta un futuro incierto, con cáncer, y accedió a escribir sus experiencias de la infancia por sus hijas adultas, Chauncey explicó en una entrevista telefónica reciente.
“Yo había escrito unas 20 páginas”, recordó. “Mis hijas querían saber algunas de las razones por las que soy como soy.” Más tarde, él dijo, se encerró a escribir, enojado con lo que él creía que eran las amonestaciones de Dios para compartir su historia con más personas. “Pasé mucho tiempo en oración y en agonía, y me preguntaba ‘¿Por qué estoy haciendo esto [libro]?” dijo sobre su decisión final de hacerlo público. Chauncey dijo que se había cansado de la gente que piensa que su experiencia es fabricada. “Cuando yo empiezo a contarle a alguien cara a cara, puedo ver sus ojos vidriosos”, dijo.
Cuando era un niño, se enfrentó a burlas en la escuela, de los maestros y estudiantes que no creían el relato de su viaje al paraíso.
En sus años de adulto joven, no siempre fue a la iglesia. Debido a que sus creencias religiosas estan esencialmente basadas en la evidencia de testigo ocular de una vida futura, no ha tomado el camino tradicional de la fe, dijo. “No tengo miedo a la muerte”, afirma rotundamente. “Hay algo allí mucho mejor, y me gustaría volver allí”.

ESTA ES SU HISTORIA, COMO DICE EN SU LIBRO

Como un niño que crece en Walden, recuerda ser acosado por una hermana mayor que él consideraba su deber de asegurarse de que “será salvada”. El joven Wilburn – se conoce por su segundo nombre – resistió a invitaciones para asistir a servicios religiosos, pero una noche se sintió inexplicablemente atraído por un reavivamiento en Taft Highway. Él recuerda haber orado por un evangelista local y sintió un despertar espiritual antes de encontrar su camino a casa por la luz de las estrellas.
Sus padres estaban desesperados porque se había alejado de su casa esa noche, pero tuvieron gran alivio a su regreso, recuerda. Ya habían perdido tres hijos, un niño que fue atropellado por un coche cuando era un bebé y un par de gemelos que murieron poco después de su nacimiento. El caso de meningitis del jóven Wilburn empezó como un fuerte dolor de cabeza un día en el verano de 1946 y pronto se convirtió en insoportable. Fue llamado el médico y dio la noticia de que el chico casi seguro que moriría en pocas horas.
Horrorizada de que podría perder a otro niño, la familia insistió en que se transportara a Wilburn al Hospital de Niños, donde fue puesto en cuarentena (como su familia). Los médicos y enfermeras hicieron lo que pudieron, pero pronto también renunciaron porque el niño iba a morir. Finalmente, su respiración se detuvo, y un médico firmó su certificado de defunción.Una sábana fue colocada en su rostro.
  
Chauncey todavía recuerda la sensación de su alma, dejando su cuerpo y ver con horror como sus padres reaccionaron a la noticia de su muerte. Dos ángeles vinieron a acompañarlo al paraíso, recuerda, a pesar de que les rogó que lo dejaran quedarse a consolar a su madre y su padre.
Con el tiempo, los ángeles le tranquilizaron y comenzó el viaje.
Él escribe: “Yo podía ver la luz adelante. Todo a mi alrededor era oscuridad y las estrellas … Un ángel me dijo que me aferrara a él y no lo dejara suelto, sin importar lo que viera o pasara…” Chauncey dijo que comenzó a ver “criaturas extrañas y terribles. Ellos eran las cosas más horribles que he visto. Ellos estaban tratando de agarrarme y gritaba para que me vaya con ellos. Me dijeron que yo podría tener todo lo que alguna vez he querido si fuera con ellos.”
Chauncey cuenta que los ángeles lucharon contra los demonios antes de que finalmente lo entregaran al paraíso. Allí, escribe, se encontró con su hermano Ralph, que había muerto cuando era un bebé. También se reunió con un chico y una chica de ropas blancas, conocidos como “gemelos sin nombre”, que Ralph los presentó como sus otros dos hermanos que murieron cuando eran bebés.
Pronto, Chauncey dijo, estaba rodeado de cientos de antepasados ??muertos, y todos parecían muy tristes. Los ángeles le explican la tristeza como una reacción a la noticia de que a Chauncey se le pedirá que regrese a la Tierra. “No, no voy a entrar”, recuerda que dijo Chauncey. Para entonces, él se sentía cautivado por las maravillas del paraíso. Mientras que en el cielo, Chauncey dice, se le dio una visión de sus padres luchando en la Tierra, un argumento para volver de la muerte. Dijo el arcángel Gabriel que Jesús quería extender sus años y darle un vistazo al futuro de la Tierra si él estuviera de acuerdo en volver.
El vislumbró a Jesús, dijo, y hasta la fecha tiene una memoria clara de sus características físicas que no coinciden con el delicado rostro a menudo representado en las pinturas. En su visita, a Chauncey se le dio una visión de su futura esposa e hija. También cree que vio aspectos más destacados de una guerra mundial que viene anunciada en el libro de la Revelación del Nuevo Testamento, una guerra que ahora cree que va a suceder en la próxima generación.
“Fue tan espantoso que no he sido capaz de sacarlo de mi mente por más de seis décadas”, dijo. “Pienso en ello todos los días.” Otra vez con una escolta de ángeles, Chauncey dijo que vino a la Tierra y volvió a entrar en su cuerpo, que todavía estaba en la habitación del hospital en espera de la cremación. En su libro, Chauncey describe lo que sucedió después: “.. Solo, una limpiadora [del hospital] se dirigió lentamente al lado de la cama solitaria Ella extendió su mano para levantar lentamente la sábana de mi cara”. Mientras lo hacía, yo le hice una gran sonrisa y dije: ‘¡Hola!’ 

POR QUE VOLVIO A LA TIERRA

Chauncey, jubilado experto de la industria de la construcción que vive en Fayetteville, Georgia, cree que se le dio la opción de volver a su cuerpo terrenal después de “morir” de meningitis bacteriana en el Hospital Infantil de Erlanger en 1946, para intervenir en una próxima confrontación entre su madre y padre. Chauncey dijo que se le dio una visión de futuro – si permanecía en el cielo – que incluyó esta escena en casa de su familia en Walden: “Miré hacia mi casa y vi un coche de patrulla del alguacil y un coche camuflado aparcado cerca de la escalones de la entrada de nuestra casa. Papá era conducido escaleras abajo por dos alguaciles.
Un ángel en el cielo le dijo que su madre había muerto y su padre fue acusado, Chauncey escribió en su libro. Chauncey cree que fue enviado de vuelta a la Tierra para intervenir y evitar la lucha fatídica de sus padres.
Sobre el desarrollo de su infancia, Chauncey dijo, que su madre y su padre comenzaron a luchar un día en la cena del domingo. Su madre lanzó un salero a su padre, y las cosas empeoraron con rapidez. Su madre tomó un arma, su padre, un hacha, y Chauncey dijo que se puso entre ellos a instancias de un ángel que había llegado a la escena.Después de haber cumplido su misión, Chauncey cree que el resto de su vida ha transcurrido en el silencio del trabajo, formar una familia y marcar el tiempo hasta que vuelva al cielo.

EXTRACTOS DEL LIBRO

. De repente, me encontré fuera de mi cuerpo y pude ver al personal del hospital que trabajaban en mi …
. Fue increíble, yo podía ver y oír todo lo que decían el uno al otro acerca de mí …
. Mis padres se pusieron batas de hospital, las máscaras y entraron en la habitación. Al ver la tristeza en ellos, no me podía contener por más tiempo a mí mismo, por lo que comencé a gritar: “¡Estoy aquí! Yo estoy aquí “, pero no me podían oír. Me acerqué para abrazar a mamá, pero mis brazos pasaron a través de ella. Yo estaba gritando y llorando cuando mamá y papá se inclinaron sobre mi cuerpo, como si fueran a darme un beso de despedida …
. Los ángeles me tomaron del brazo y nos fuimos, a través de la pared del hospital en el aire fresco de la noche …
. Lo que estaba viendo era lo que vendría al final de esta generación de hombres acercándose a la tierra. Lo que vi fue tan espantoso que no he sido capaz de sacarlo de mi mente por más de seis décadas, lo pienso todos los días. Guerras, incendios, terremotos, conflictos, y muerte se estaban produciendo en todo el mundo, y luego fue en las costas de Estados Unidos …
. Animales y personas comenzaron a aparecer de lugares donde se escondieron durante la época terrible de destrucción …
. Un hombre y una mujer salieron de su escondite, una cueva creo yo, cogidos de la mano y vestidos con ropas rotas y andrajosas, miraron a su alrededor y comenzaron a buscar comida y semillas para plantar en un jardín. Otros les siguieron, al final, la vida en la tierra estaba siendo restaurada …
. Su piel brillaba con un tono que sólo puede ser descrito como un color dorado quemado. Su pelo era negro como el carbón. Su voz era suave y musical. Ella me dijo que no tuviera miedo. Cuando le pregunté quién era, ella dijo que su nombre era María …
Fuentes: Visions of Jesuschrist, Signos de estos Tiempos

San Francisco de Asís y su Mariología

Prestamos atención a la devoción que San Francisco tuvo hacia la Santísima Virgen, a tal punto que encomendó su orden a ella.
San Francisco de Asís fue el heraldo, el pregonero de la Virgen, su caballero amante, de la que predicó mucho y escribió poco, pero, quizás, en ese poco dijo todo lo que se puede decir y predicar de la Virgen María.
Francisco contempla con estupor a María, porque ha realizado lo que él mismo desea apasionadamente: llevar siempre consigo a Jesús, convertirse en su digna morada, adorar con reconocimiento el misterio del Verbo que se hace hombre, engendrarlo en la propia vida y ofrecerlo a los hermanos….
Lo de Francisco transciende el sentimentalismo; es devoción auténtica, y es amor filial motivado por lo que es nuclear en la Virgen María: su maternidad. Esta es la motivación que explica todo lo que Francisco siente, vive y nos transmite cuando habla y cuando escribe. Dice su biógrafo Celano que «le tributaba peculiares alabanzas, le multiplicaba oraciones, y le ofrecía afectos tantos y tales como no puede expresar lengua humana. ¡Ea, abogada de los pobres!, cumple con nosotros tu misión de tutora hasta el día señalado por el Padre» (2 Cel 198).
Francisco veía en María, por su condición de madre, la prolongación de la misericordia, del amor y de la omnipotencia de Jesús, su hijo y redentor nuestro. Ambos, como diría la teología posterior, fueron predestinados en un mismo decreto por el Padre para consumar la misma obra: la redención del género humano. Madre e Hijo constituyen un tándem indesglosable.
Dos fiestas eran para San Francisco objeto de particular fervor y regocijo, y para las que se preparaba con un retiro de cuarenta días de oración y ayuno: Navidad y la Asunción.
La Navidad, nos dice Celano, «la llamaba la fiesta de las fiestas, en la que Dios, hecho niño pequeñuelo, se crió a los pechos de madre humana» (2 Cel 199). Cuando meditaba este misterio, dicen las fuentes franciscanas que lloraba de ternura y agradecimiento. Este agradecimiento lo expresa ante el Padre cuando en el capítulo 23 de la primera Regla, su “credo”, al hacer un repaso de la historia de la salvación, escribe: «Y te damos gracias porque (…) quisiste que Él, verdadero Dios y verdadero hombre, naciera de la gloriosa siempre Virgen beatísima Santa María» (1 R 23,3).
María es para Francisco, como no podía por menos, modelo y ejemplo. En un escrito dirigido a toda la Orden dice a los hermanos sacerdotes que celebran, reciben y administran el cuerpo del Señor: «Si la bienaventurada Virgen es tan honrada, como es justo, porque ha llevado en su santísimo seno al Señor…, ¡cuán santo, justo y digno debe ser quien toca con las manos ese mismo cuerpo en la eucaristía!» (cf. CtaO 21).

MARÍA MADRE Y POBRE
La ejemplaridad de María es propuesta por Francisco a los hermanos en paralelo con Cristo, su hijo, en particular cuando se refiere a la santa pobreza. En la Carta a todos los fieles, después de referirse al misterio de la Encarnación, añade: «Y, siendo Él sobremanera rico, quiso, junto con la beatísima Virgen, su Madre, escoger en el mundo la pobreza» (2CtaF 5). Llamaba a la pobreza reina de las virtudes, «pues con tal prestancia había resplandecido en el Rey de los reyes y en la Reina, su Madre» (LM 7,1; cf. 2 Cel 200). En su “Testamento” a la hermana Clara le recuerda: «Yo, el hermano Francisco, pequeñuelo, quiero seguir la vida y la pobreza de nuestro altísimo Señor Jesucristo y de su santísima Madre, y perseverar en ella hasta el fin» (UltVol 1-2).
San Francisco quiso ser pobre porque Cristo y su Madre fueron pobres y vivieron pobres. Amaba a los pobres y veía en ellos, con los ojos de la fe, un icono de Cristo y de su pobrísima Madre. Solía decir: «Hermano, cuando ves a un pobre, ves un espejo del Señor y de su Madre pobre» (2 Cel 85). Francisco, que tanto amó y veneró a María por el don de su maternidad divina, se alegraba y daba también gracias por saber que, por gracia de Dios y obra del Espíritu Santo, él, y cualquier cristiano, puede ser respecto de Cristo espiritualmente lo que la Virgen fue física y biológicamente, es decir, engendrarlo por la escucha de la Palabra, llevarlo en el corazón y darlo a luz mediante las obras santas, que deben ser luz para ejemplo de los otros (cf. 2CtaF 53; 1CtaF I, 10). Después de Cristo, su Madre, María, pero siempre y en todo inseparables.

FRANCISCO, UN CRUZADO DE LA TEOLOGIA MARIANA
Pocos teólogos habrán logrado hacer una síntesis tan completa de la mariología como este «intrépido caballero de la Señora», como le llama el padre Gemelli. La sabiduría de este hombre era don del Espíritu Santo. Nada de razonamientos ni abstracciones. Usó el lenguaje más sencillo, expresivo y comprensible a todos. María es la madre que engendra en su seno a Jesús, el Niño Dios, al que convierte en nuestro hermano, y al que crió con sus pechos como cualquier otra madre humana (cf. 2 Cel 199).
Al usar el santo este lenguaje tan realista, quizás haya que recordar aquí una circunstancia particular, y es la de que Francisco tiene ante sí un ambiente contaminado por la doctrina docetista del doble principio propagada por los Cátaros, quienes enseñaban que la naturaleza humana, la materia, es mala. De ser esto así, Dios no habría podido encarnarse en ella y, por tanto, la Virgen María no podía, en modo alguno, ser madre de Dios ni madre nuestra. Francisco llega aquí como un cruzado providencial de la ortodoxia entre el pueblo sencillo al que habla con su mismo lenguaje, al tiempo que en pocas palabras escritas dejó para los teólogos posteriores de su Orden el desarrollo del más completo tratado de mariología, como puede comprobarse por la historia.
Ella es santa, pero en dependencia siempre de Dios trino, que es el santísimo. Ella es madre, pero es hija y esclava; es la incomparable, pero sin dejar de ser humana; la elegida entre todas las mujeres para ser la primera Iglesia -virgen hecha iglesia-, llamada a ser madre, modelo y prototipo de la Iglesia. Ella es la que ha revestido a Dios de carne mortal -vestidura de Dios-, y se ha convertido en tienda para que el Verbo de Dios acampara entre nosotros -casa de Dios y tabernáculo de Dios-. María es pura inhabitación de la Santísima Trinidad, que la consagró con su elección y presencia antes de crear el mundo, para ser la inmaculada Madre del Verbo por obra del Espíritu Santo. ¿Qué más se puede decir de María?

EL GUSTO DE FRANCISCO POR LOS LUGARES MARIANOS
Las Fuentes franciscanas destacan con acentos particulares la predilección de Francisco por los lugares marianos, es decir, por las iglesias puestas bajo la protección de la Virgen. Entre todas tuvo para él un especial atractivo la
ermita, restaurada con sus propias manos, de Santa María de los Angeles o de la Porciúncula.
Solía decir que tenía revelación de que la Virgen amaba aquella iglesia con predilección entre todas las construidas en su honor en todo el mundo, y por eso el santo la amaba también más que a todas, y tenía buenas razones para ello: allí recordaba y revivía su llamada evangélica; allí reunió los 12 primeros compañeros que le regaló el Señor; allí acogió a la hermana Clara cuando vino a él para consagrarse definitivamente a Dios; allí quería reunirse en capítulo para confraternizar y alegrarse con todos los hermanos.
No es de extrañar que al sentirse próximo a entregar su espíritu a Dios quisiera que le llevaran también «allí donde por mediación de la Virgen Madre de Dios había recibido el espíritu de gracia» (cfr. LM 14,3). No nos extraña, pues, que, no obstante su radical desprendimiento de todo, al referirse a la Porciúncula dijera a los hermanos: «Hijos míos, mirad que nunca abandonéis este lugar. Si os expulsan por un lado, volved a entrar por el otro» (1 Cel 106; LM 2,8).

LA PIEDAD Y AMOR MARIANOS TRASMITIDOS A SU ORDEN
La piedad mariana de Francisco, acuñada en muchos detalles de la tradición cristiana, pero nacida especialmente de la espiritualidad de este gran santo, fue recogida vitalmente por la Orden y transmitida a través de los siglos con la pluma y con la palabra, y, a veces, incluso, a costa de la sangre, como ocurrió con el dogma de la Inmaculada. Desde el Capítulo General celebrado en Toledo el año 1645, la Orden se puso bajo la protección de María Inmaculada, a la que declaró Reina y Señora de toda la Familia Franciscana.
La Orden franciscana siempre ha tenido unos lazos muy especiales con la bienaventurada Virgen María, hasta el punto de ser contado entre las órdenes marianas surgidas en la Edad Media. Origen de estos lazos profundos es la experiencia espiritual de Francisco, el cual “rodeaba de amor indecible a la Madre de Jesús, por haber hecho hermano nuestro al Señor de la majestad. En su honor cantaba alabanzas especiales, le dirigía oraciones y le ofrecía afectos tantos y tales que ninguna lengua humana puede expresar. Mas, lo que más nos llena de gozo, es que la constituyó Abogada de la Orden y puso bajo sus alas a los hijos que estaba para dejar, para que encontrasen en ella calor y protección, hasta el final” (2Cel., 198).
Acojamos este amor y esta devoción del Seráfico Padre como una preciosa herencia, y hagamos nuestra aquella oración puesta por Tomás de Celano en boca de San Francisco: «¡Ea, Abogada de los pobres!, cumple con nosotros tu misión de tutora hasta el día señalado por el Padre» -el fin del mundo- (2 Cel 198).
SALUDO A LA BIENAVENTURADA VIRGEN MARIA
El afecto y la veneración de Francisco por María se manifiestan también en el Saludo a la Bienaventurada Virgen María, himno de alabanza que exalta la divina maternidad, obra de Dios, Trino y Uno:
“¡Salve, Señora, santa Reina, santa Madre de Dios,
María virgen hecha Iglesia,
elegida por el santísimo Padre del cielo,
consagrada por él con su santísimo Hijo amado
y el Espíritu Santo Defensor,
en ti estuvo y está toda la plenitud de la gracia y todo bien!
¡Salve, palacio de Dios!
¡Salve, tabernáculo de Dios!
¡Salve, casa suya!
¡Salve, vestidura suya!
¡Salve, esclava suya!
¡Salve, Madre suya!
y ¡salve, todas vosotras, santas virtudes,
que por la gracia e iluminación del Espíritu Santo,
sois infundidas en los corazones de los fieles,
para hacerlos de infieles, fieles a Dios!”

Con la eliminación de la oración de San Miguel llegó el “humo de Satanás” a la Iglesia

[SdeT] Antes se recitaba al término de las misas y se quitó en la década de 1960. Hoy debe ser considerado como un error. Se ha dejado a la Iglesia sin una protección vital. Algún día, es posible que se vea como el gran humo se eleva desde el santuario.
La oración de León XIII a San Miguel Arcángel la pusimos desde el inicio de los Foros en la página principal para invocar su protección en esta batalla:
“San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla. Se nuestro amparo contra la perversidad y acechanzas del demonio. ¡Reprímele Dios! pedimos suplicantes. Y tú ¡oh Príncipe de la milicia celestial!, arroja al infierno con el divino poder a Satanás y a todos los espíritus malignos que andan dispersos por el mundo para la perdición de las almas. Amén. Glorioso San Miguel Arcángel protégenos.”  
Es una oración que fue hecha por el Papa León XIII después de algún tipo de experiencia mística en la que se le dio el Sumo Pontífice a entender que Satanás estaba en un período especial de agresión. Fue entonces que la oración fue creada, y en 1886 León XIII ordenó que se dijera en la conclusión de la misa, lo que se hizo hasta la década fatídica de 1960,cuando un torrente del mal de repente se vierte en el mundo.
En 1964, en la primera oleada de cambios del post-Vaticano II – en lo que se conoce como la Prima Instructio – esta invocación magnífica y potente en que se pide que el arcángel arroje del cielo a Lucifer fue retirada de la Misa rezada en la Iglesia Católica junto con una lectura de un último Evangelio.
Desde ese momento, ¿qué hemos visto? Sacerdotes que han abandonado el sacerdocio. Bancos que quedaron vacios. Y ahora, el escándalo.Toda la sociedad, el cristianismo y en particular el segmento católico, se ha convertido en el foco de desdén en una cultura que se abrió a las legiones infernales. La eliminación de la oración – junto con la eliminación casi total del exorcismo – permite el influjo de mal. En 1972, hablando a raíz del Concilio Vaticano II, el Papa Pablo VI dijo que “el humo de Satanás ha entrado por alguna fisura en el templo de Dios.”
Fue en 1964 que la nueva norma se aprobó, y en 1968 que la nueva liturgia, menos la oración, fue autorizada.
¿Qué más pasó en ese período específico?
Nuestros jóvenes desviados. El coro fue reemplazado por las bandas de rock. Los sacerdotes fueron marginados. Incluso hay canciones dedicadas al diablo sonando en las radios. La televisión sustituyó a la majestad de la religión. Sexo libre. Drogas. Aborto. En lugar de oración pública ahora habíablasfemia pública. En la misma ventana cronológica de la eliminación de la oración de a San Miguel, se levantó la primera Iglesia de Satanás (1966) en los EE.UU. y la Biblia satánica tres años más tarde.
Era en contra de esas cosas que la oración era potente, como era la práctica de la liberación, algo que Jesús les había mandado. La mayoría de los exorcismos fueron sacados de los ritos bautismales, y la Iglesia eliminó la orden menor de “exorcistas” (hombres jóvenes viajaban en el camino al sacerdocio). El exorcismo se hizo raro, al mismo tiempo que el diablo se convirtió en dominante.
Nuestro actual Papa está tratando de frenar esta marea, y al menos en dos ocasiones, en 1982 y el 7 de septiembre de 2000, dirigió personalmente los exorcismos. Estuvo acompañado por el padre Gabriel Amorth, el exorcista oficial de Roma, que dice:
“Creo que fue un error haber eliminado, sin un sustituto adecuado, la oración a San Miguel Arcángel que se solía recitar después de cada misa Estoy convencido de que permitir que el ministerio del exorcismo muera es una deficiencia imperdonable que se ha establecido de lleno en la puerta de los obispos. Cada diócesis debe tener al menos un exorcista en la catedral, y cada parroquia y santuario grande deberían tener uno también. Hoy el exorcista es visto como una rareza, casi imposible de encontrar. Su actividad, por otro lado, tiene un valor pastoral indispensable, tan valiosa como la del predicador, el confesor, y los que administran los sacramentos. La jerarquía católica tiene que hacer una contundente mea culpa. Conozco personalmente a muchos obispos italianos,.. Yo sé de los pocos que han practicado o asistido alguna vez a un exorcismo, y también quienes están bien conscientes de este problema.”
Es hora de traer de vuelta a San Miguel. El mal no puede estar en su presencia, la situación es cada vez mayor grave -. Como se vio el 11 de septiembre cuando el humo del World Trade Center formó una imagen demoníaca.
“San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla. Se nuestro amparo contra la perversidad y acechanzas del demonio. ¡Reprímele Dios! pedimos suplicantes. Y tú ¡oh Príncipe de la milicia celestial!, arroja al infierno con el divino poder a Satanás y a todos los espíritus malignos que andan dispersos por el mundo para la perdición de las almas. Amén. Glorioso San Miguel Arcángel protégenos.”  
Fuentes: SdeT, Michael H. Brown para Spirit Daily 

El Vaticano cercado por sectas satánicas como ningún otro país

[SdeT] No es de extrañar que en el país que es el centro del catolicismo occidental, Italia, florezca el satanismo como en ningún otro país de occidente. Es que el demonio quiere acabar con la Iglesia de Jesucristo, la cerca creando sectas satánicas en su entorno geográfico y también la infiltra.
Basta recordar que el 25 de septiembre de 1888, después de su Misa de la mañana, el Papa León XIII sufrió un desmayo. Los asistentes pensaron que estaba muerto. Después de recuperar la conciencia, el Papa describió una espantosa conversación que había escuchado procedente del tabernáculo. La conversación se componía de dos voces; voces que el Papa León XIII claramente identificó eran las de Jesucristo y del diablo. El diablo se jactaba de que podía destruir la Iglesia, si se le concedían 75 años para llevar a cabo su plan (o 100 años, según otros informes). El diablo también pidió permiso para tener “una mayor influencia sobre aquellos que se entregaran a mi servicio”. A las peticiones del diablo, el Señor le respondió: “se te dará el tiempo y el poder”.
Impactado profundamente por lo que había oído, el Papa León XIII compuso la Oración a San Miguel (que también es una profecía) y ordenó que se rezara después de las Misas ordinarias como medida de protección para la Iglesia contra los ataques del infierno. En 1934 se cambió la oración corta por la que se recita privadamente ahora. Ver abajo la oración original larga.

BOOM DE LAS SECTAS SATÁNICAS EN ITALIA

El satanismo se está apoderando de Europa y el país donde se bate el récord es Italia donde se vive un auténtico «boom» de sectas, con 8.000 sectas satánicas registradas, un fenómeno sin parangón con el resto de los países occidentales. Este país está considerado como uno de los más supersticiosos. Pero a menudo se da una «confusión entre fe y superstición, y se convierte en un punto débil para muchas personas, lo que es aprovechado por gurús, magos y charlatanes», según manifiesta al diarioABC el profesor Giovanni Panunzio, creador del Teléfono Antiplagio paraluchar contra todo tipo de sectas y santones, que crecen en Italia como hongos.
Solamente en Italia, las sectas satánicas llegan a 8.000, con más de600.000 adeptos, cifras a las que hay que añadir «miles de nuevos cultos y formas de religiosidad ligadas a figuras carismáticas». La denuncia la hizo la revista oficial de la Policía italiana, Poliziamoderna«El fenómeno está cada vez más extendido», nos señala Giovanni Panunzio.
Lombardía y Piamonte, en el norte de Italia, Lazio en el centro, y Sicilia en el sur son las regiones donde el satanismo está más extendido, pero abunda en toda Italia. En Sicilia viven 20 de los 100 sacerdotes que existen en Italia para realizar exorcismos. Solamente en la diócesis siciliana de Monreal se han robado hostias y objetos sagrados en cuatro iglesias en los últimos tres meses, que después son utilizados durante ceremonias y misas negras.
La secta satánica más activa en Italia es la autodenominada “Hijos de Satanás” (Figli di Satana), que tiene por costumbre practicar sus misas negras y orgías en los cementerios. A este grupo de alienados le siguen las sectas “Iglesia de Satanás” (Chiese di Satana), “Confraternidad Luciferina” (Confraternita Luciferiana), “Cerco satánico” (Cerchio satanico), “Imperio satánico de la luz del Infierno” (Impero Satánico della Luce deglo Inferí) y otras como “Esclavas de Satanás” (integrada casi totalmente por mujeres lesbianas), la “Iglesia del Demonio”, el “Templo de Set”, etcétera. Todas estas sectas practican misas negras, sacrificios humanos y de animales, rituales cabalísticos, niños violados, la prostitución, prácticas sadomasoquistas, orgías, consumo de drogas, profanación de cementerios cristianos y algunas de ellas obligan a tatuarse a sus acólitos el número 666, símbolo del Anticristo.

LA SECTA “BESTIAS DE SATANÁS”

Lo más preocupante es la proliferación de grupos satánicos de tres, cinco o máximo diez miembros, como las tristemente célebres “Bestias de Satanás”, cuyos integrantes (una docena) vivían en la provincia italiana de Varese, y queen 1998 en un ritual satánico realizado en un bosque asesinaron a dos de sus miembros, Chiara Marino, a la que consideraban la «encarnación de la Virgen María» y a su amigo Fabio Tollis, por defenderla. Tenían 16 años. Ambos que eran novios desaparecieron misteriosamente. Los cuerpos fueron enterrados y ocultados y se descubrieron recién en 2004 lo que llevó a una investigación y la captura y condena de toda la secta. También habían asesinado ritualmente en la misma localidad a otra joven, de 26 años, Mariangela Pezzota y la enterraron en un jardín de una casa de veraneo en los alrededores de Varese.
Uno de sus lugares de reunión era el pub Midnight donde tenían un altar con la figura de Satanás pisando a un hombre. Entre sus “logros” figuran otros tres suicidios sospechosos y cuatro desapariciones de personas. Los adeptos de este núcleo diabólico cometían sus crímenes al son de heavy metal. Andrea Volpe, Pietro Guerrieri y Mario Maccione confesaron haber participado en los asesinatos rituales satánicos en las afueras de Milán en 1998. Volpe, considerado el cerebro de los homicidios, fue sentenciado en febrero de 2005 a 30 años de prisión, diez más de los solicitados por la fiscalía. Guerrieri fue sentenciado a 16 años de cárcel y Maccione fue absuelto por haber tenido una participación secundaria según el informe de las autoridades.

LA MUJER DE UMBERTO BOSSI PRACTICA LA MAGIA NEGRA

Manuela Marrone (ver la foto arriba que está junto con Umberto Bossi), la mujer del ya ex líder de la Liga Norte y antiguo ministro de Silvio Berlusconi,Umberto Bossi, tenía en su casa «al menos cien» libros acerca de las llamadas ciencias ocultas, magia negra, brujería, cartomancia y astrología, según se extrae de una de las conversaciones interceptadas por los investigadores judiciales, entre la secretaria administrativa del partido independentista, Nadia Dagrada, y el ex tesorero, Francesco Belsito. Se trata de una de las conclusiones más sorprendentes tras el escándalo de corrupción en el seno de la Liga Norte, que ha provocado la caída de Bossi,acusado de desviar fondos públicos.
Al reducido grupo de personas que rodeaban a Bossi e influían decisivamente en él, sobre todo su mujer, Manuela Marronese le conocía como «círculo mágico». «Si vas al ático hay una cama plegable, una mesilla de noche y una lámpara. El suelo está totalmente lleno de libros de magia negra. ¡De todo, eh! Ella vive allí, cuando está en casa, en medio de todos esos libros».

EXORCISTAS Y MERCADO NEGRO DE HOSTIAS CONSAGRADAS

El satanismo despierta gran interés en Italia, como se refleja en el hecho de que el último libro del mundialmente conocido exorcista de la diócesis de Roma, Gabriele Amorth (87 años), titulado El último exorcista. Mi batalla contra Satanás, lleva varias semanas entre los libros más vendidos en Italia. Según el padre Amorth, la magia negra, brujería y ritos satánicos tienen su culminación en las misas negras. La característica de estas prácticas es «hacer recaer el maleficio sobre una determinada persona mediante fórmulas mágicas o ritos, a veces muy complejos, con invocaciones dirigidas al demonio». Cree el padre Amorth que el satanismo se está difundiendo enormemente en Italia, y agrega: “A las sectas satánicas es muy fácil entrar pero muy difícil salir. En algunos casos se arriesga la vida”.
El sacerdote Aldo Buonaiuto, en declaraciones reproducidas por el semanario católico Famiglia Cristiana, explicó que “existe un verdadero ‘mercado’ de hostias consagradas. El precio varía entre 80 y 500 euros: depende del tamaño de la hostia, de la importancia de la iglesia de la que proviene, de quién la ha consagrado”.
“El valor más alto corresponde a las hostias consagradas en las iglesias de Roma, sobre todo las más cercanas al Vaticano. Se roban de dos maneras: en los sagrarios, pero también comulgando en la mano”, afirmó el sacerdote en la entrevista. “Hay sectas que hacen ritos con hostias consagradas, LSD y cocaína, muchas veces conducidas por ex-sacerdotes que se han puesto al servicio de Satanás”.

EL NEGOCIO DE MAGOS Y SANTONES

Al margen del fenómeno de las sectas, cada año unos 13 millones de italianos, es decir, unas 35.000 personas al día, acuden a magos, santones y curanderos. Se trata de un negocio que mueve más de 6.000 millones de euros. Según el profesor Giovanni Panunzio, que estudia desde hace muchos años el fenómeno de lo oculto, las motivaciones que empujan a los ciudadanos a acudir a esos operadores de lo oculto son las siguientes: Sentimentales (52%), económicas (24 %), de salud (13 %), judiciales (6%) y petición de protección (5%). Esos operadores suelen cometer una serie de delitos: engaño, ejercicio abusivo de la profesión médica, extorsión y violación de la «privacidad».

LA POLICÍA CONTRAATACA

Además de la fe en Cristo y los exorcismos a cargo de un centenar de sacerdotes católicos, para combatir el Mal, Italia cuenta con una brigada policial “anti-satánica”, se trata de una “brigada de choque” contra el satanismo que supervisa cada día 700 portales de Internet, 322 clubes satánicos y es incluso capaz de intervenir en plena noche. La proporción del fenómeno es tal que hasta Rusia creó una unidad especializada en el satanismo.
El segundo país con más satánicos de Europa es Inglaterra, tan sólo en Londres, la policía ha identificado ochenta ‘templos’ satánicos y en todo el país se calcula que hay medio millón de practicantes de ritos satánicos. Le sigue Francia con 6 mil sectas satánicas catalogadas. En tanto que, en España proliferan unas 1000 sectas satánicas. Rusia no se queda atrás, y tiene aproximadamente un millón de personas que militan en sectas de las cuales unas doscientas mil practican el satanismo.

ORACIÓN ORIGINAL LARGA A SAN MIGUEL ARCÁNGEL

Quien lee la oración se dará cuenta que el Papa León XIII parece prever y profetizar la gran apostasía; y señalar que esta apostasía sería dirigida desde Roma – la única Roma que es “en este lugar sagrado, donde está constituida la Sede del beatísimo Pedro y la Cátedra de la Verdad para iluminar al mundo”. El Papa León previó que este lugar (la ciudad del Vaticano en Roma), donde fue establecida la Sede de San Pedro por el primer Papa, San Pedro mismo, se convertiría en objetivo de la abominación de la impiedad de Satanás, “con el designio inicuo de herir al Pastor (el verdadero Papa) se dispersen las ovejas (los fieles católicos)”. Estas son las palabras del Papa León XIII.
¡Oh glorioso príncipe de la milicia celestial, San Miguel Arcángel, defiéndenos en el combate y en la terrible lucha contra los principados y las potestades, contra los dominadores de este mundo de tinieblas, contra los espíritus malignos esparcidos por los aires (Ef. 6)! Ven en auxilio de los hombres que Dios ha creado inmortales, hechos a su imagen y semejanza y rescató con gran precio de la tiranía del demonio (Sab. 2; I Cor. 6).
Combate en este día, con el ejército de los santos ángeles, el combate del Señor como en otro tiempo combatiste contra Lucifer, jefe de los orgullosos, y contra los ángeles apóstatas que fueron impotentes de resistirte y para quienes nunca más hubo lugar en el cielo.
Sí, ese gran dragón, esa antigua serpiente que se llama demonio y Satanás, que seduce al mundo entero, fue precipitado con sus ángeles al fondo del abismo (Apoc. 12). Pero he aquí que ese antiguo enemigo, este antiguo homicida ha levantado ferozmente la cabeza.
Disfrazado como ángel de luz y seguido de toda la turba de espíritus malignos, recorre el mundo entero para apoderarse de él y desterrar el nombre de Dios y de su Cristo, para hundir, matar y entregar a la perdición eterna a las almas destinadas a la eterna corona de gloria. Sobre los hombres de espíritu perverso y de corazón corrupto, este dragón malvado derrama también, como un torrente de fango impuro el veneno de su malicia infernal, es decir, el espíritu de mentira, de impiedad, de blasfemia y el soplo envenenado de la impudicia, de los vicios y de todas las abominaciones.
Los enemigos llenos de astucia han colmado de oprobios y amarguras a la Iglesia, esposa del Cordero inmaculado y le han dado de beber ajenjo, y sobre sus bienes más sagrados han puesto sus manos criminales para realizar todos sus impíos designios. Allí, en el lugar sagrado donde está constituida la Sede del beatísimo Pedro y Cátedra de la Verdad para iluminar a los pueblos, allí colocaron el trono de la abominación de su impiedad, para que, con el designio inicuo de herir al Pastor, se dispersen las ovejas.
Te suplicamos pues, oh príncipe invencible; auxilia al pueblo de Dios y dale la victoria contra los ataques de esos espíritus réprobos. Este pueblo te venera como su protector y patrono, y la Iglesia se gloría de tenerte como defensor contra los malignos poderes del infierno. A ti te confió Dios el cuidado de conducir a las almas a la beatitud celestial.
¡Ruega pues al Dios de la paz que ponga bajo nuestros pies a Satanás vencido y de tal manera abatido, que no pueda nunca más mantener a los hombres en la esclavitud ni causar perjuicio a la Iglesia! Presenta nuestras oraciones ante la mirada del Todopoderoso, para que las misericordias del Señor nos alcancen cuanto antes.
Somete al dragón, a la antigua serpiente, que es el diablo y Satanás, lánzalo encadenado en el abismo para que no pueda seducir más a las naciones (Apoc. 20). Amén”.
“Desde ya confiados con vuestra asistencia y protección, con la sagrada autoridad de la Santa Madre Iglesia, y en nombre de Jesucristo, Dios y Señor nuestro, emprendemos con fe y seguridad repeler a los asaltos de la astucia diabólica”.
V/ He aquí la Cruz del Señor, huyan potencias enemigas. 
R/ Vence el León de la tribu de Judá, la estirpe de David. 
V/ Que tus misericordias, Oh Señor, se realicen sobre nosotros. 
R/ Como esperamos de ti. 
V/ Señor, escucha mi oración. 
R/ Y mi clamor llegue hasta ti.
Oremos.
“Oh Dios Padre de Nuestro Señor Jesucristo, invocamos tu Santo Nombre, e imploramos insistentemente tu clemencia, para que con la intercesión de María inmaculada siempre Virgen, nuestra Madre, y el glorioso San Miguel Arcángel, de San José, Esposo de la misma bienaventurada Virgen, de los bienaventurados Apóstoles Pedro y Pablo y de todos los santos, te dignes auxiliarnos contra Satanás y todos los otros espíritus inmundos que recorren la tierra para dañar al género humano y perder las almas. Amén”.
Fuentes: Diario el Siciliano, Vaticano Católico, Signos de estos Tiempos