BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




jueves, 28 de febrero de 2013

LA ILUMINACIÓN DE LA CONCIENCIA

Benedicto
XVI saldrá de Roma antes de que suceda el Aviso <http://www.ecosdegarabandal.blogspot.mx/2013/02/benedicto-xvi-saldra-de-roma-antes-de.html>   http://www.ecosdegarabandal.blogspot.mx/

El día 20 de febrero pasado, Maria Divine Mercy recibió una nueva profecía de Jesucristo sobre el momento en que sucederá el Aviso.

El Señor le ha anunciado que tendrá lugar una vez que Benedicto XVI haya salido de Roma (ver más abajo texto traducido).

 El Papa se despide en la Plaza San Pedro  <http://estaticos04.cache.el-mundo.net/elmundo/imagenes/2013/02/27/internacional/1361969439_0.jpg>

La profecía coincide con lo que la Virgen reveló a las videntes de Garabandal en 1962. Si bien las revelaciones proféticas de Garabandal se centran en el Aviso, el Milagro y el Castigo, también se menciona un ambiente de grave crisis en la Iglesia y de persecución a los cristianos, hasta el punto de que el Papa no podría estar abiertamente en Roma (cfr. Pueblo de María, Con Voz de Madre, p. 206).

En agosto de 1979 Jacinta dijo que la situación del mundo cuando llegue el Aviso "será mala". En abril de 1983 precisó que "la Virgen dijo que el Aviso llegaría cuando la situación estuviera en su peor momento. Tampoco se tratará únicamente de la persecución, porque muchos habrán dejado de practicar la religión" (cfr. o.c., p. 174).

Mari Loli, vidente de Garabandal, en octubre de 1982, comentó lo que las niñas vieron en junio de 1962: "A pesar de que seguíamos viendo a la Virgen -la 'noche de los gritos'-, empezamos a ver también una gran multitud de gente, que sufría mucho y gritaba con la mayor angustia... La Santísima Virgen explicó que aquella gran tribulación -que no será aún el Castigo- vendría porque llegaría un momento en que la Iglesia daría la impresión de estar a punto de perecer...; pasaría por una terrible prueba. Nosotras preguntamos a la Virgen cómo se llamaría a esa prueba, y Ella nos dijo que 'comunismo'" (cfr. o.c., p. 163).

En julio de 1975, había dicho: "antes de que llegue el Aviso habrá "una tribulación que hará difícil practicar la religión". Por ese motivo, según Mari Loli, parecerá que la Iglesia habría desaparecido. Aunque la Virgen no dijo que el Santo Padre se vería obligado a marcharse de Roma cuando se produjera el Aviso, "lo que me pareció a mí -tal vez en ese momento confundiera en mi mente lo que yo veía y lo que decía la Santa Madre, porque han pasado tantos años- fue que el Papa no podría estar en Roma abiertamente. Me entiende usted. A él también se le perseguirá y tendrá que esconderse como los demás" (entrevista a Mari Loli, el 19 de octubre, 1982, en o.c., p.174)".

En agosto de 1979, Jacinta comentó que esta tribulación religiosa y social tendría cierta relación con el comunismo: "era una invasión, bueno, algo que me pareció una invasión, algo muy malo en lo que el comunismo jugaba un papel importante, pero ya no recuerdo qué países o regiones se veían afectados. Estos graves acontecimientos tendrán lugar antes del Aviso, que ocurrirá cuando la situación esté en su peor momento". Y en octubre de 1982, Mari Loli diría: "parecerá que los comunistas se han apoderado del mundo entero y será muy difícil practicar la religión, que los sacerdotes puedan decir misa o que el pueblo pueda abrir las puertas de las iglesias" (cfr. o.c., p.174).

La Virgen reveló a las videntes que el Papa verá el Milagro desde donde esté, lo cual parece corroborar que para entonces seguirá fuera de Roma, para esconderse, pues las circunstancias de persecución a los cristianos del entorno del Aviso aún persistirán (cfr. Antonio Yagüe, Garabandala, 50 años después, p. 54).

Por último, es interesante el contenido de las anotaciones que escribió en un cuaderno el Padre Lucio Rodrigo S. J., catedrático de Teología Moral en la Universidad de Comillas (Santander). La Virgen dijo a Conchita que un Papa visitaría Tierra Santa, que un Papa visitaría Fátima y que un Papa visitaría Garabandal (cfr. Pueblo de María, Con Voz de Madre, pp. 143-144). Hasta ahora ningún Papa ha visitado el pequeño pueblo de Cantabria. E inmediatamente nos viene a la cabeza la siguiente pregunta: ¿estará previsto por la Providencia que el Papa Benedicto XVI, en un futuro no muy lejano, visite Garabandal?

A continuación, ofrecemos nuestra traducción del mensaje a Maria Divine Mercy, del 20 de febrero de 2013.

Esta Gran Iluminación de la Conciencia [el Aviso] se llevará después de que Mi Vicario Santo haya salido de Roma[ver texto original en inglés <http://www.thewarningsecondcoming.com/this-great-illumination-of-conscience-will-take-place-after-my-holy-vicar-has-left-rome/> ]

Miércoles, 20 de febrero 2013 @ 19:30

Mi muy querida hija, si bien puede parecer injusto que los hijos de Dios tengan que sufrir bajo el reinado del falso profeta y el anticristo, ten en cuenta lo siguiente. Todas las almas en el mundo tienen que soportar, en alguna medida, el dolor del rechazo y el sufrimiento que Yo he padecido, para poder ser purificadas.

Yo, a través de Mi Misericordia, haré que esta purificación tenga lugar rápidamente. Entonces, aumentará el número de Mis seguidores en preparación para Mi Segunda Venida. Mi Padre estará al tanto, con gran ternura de Corazón, de todas las pruebas por la que pasarán todos Sus hijos. Él intervendrá cuando los actos malvados de persecución, infligidos a los cristianos, excedan más allá de lo que está permitido y Él destruirá a esos hombres malvados.

Vosotros debéis esperar ahora Mi Divino Acto de Misericordia, que apartará a los buenos de los malos. Esta gran iluminación de la conciencia se llevará a cabo después de que Mi Vicario Santo [se refiere a Benedicto XVI] haya salido de Roma.

Preparaos para salvar vuestras almas. A aquellas almas obstinadas, de entre vosotros, se le dará un tiempo muy corto para arrodillarse, con humildad, y pedir Mi Misericordia. Y luego las trompetas sonarán, y las profecías, que se refieren a la fase final, se darán a conocer, como ha sido predicho.

Vuestro Jesús

LUZ DE MARIA 27 FEBRERO 2013


MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO
A SU HIJA AMADA LUZ DE MARIA

Amadísimos hijos Míos:

Les bendigo, les amo. Así como el Sol cada día al encontrarse en el zenit distribuye su amor y su luz para toda la Creación, así de igual manera Mi Amor se da a todos. No dejo a ninguno sin recibirle y sin ser partícipe de Mi Amor.

PERO YO EN ESTE INSTANTE ME ENCUENTRO COMO UN MENDIGO DE MI MISMO AMOR; ANTE CADA UNO DE USTEDES TOCO LA PUERTA DE ESOS CORAZONES DE PIEDRA, DE ESOS QUE NO ME AMAN, DE ESOS QUE ME NIEGAN EL PAN DE CADA DÍA,
ESE PAN QUE PARA MÍ ES MI MISMO AMOR EN CADA UNO DE USTEDES.

En este instante soy un Rey sin Palacio, Mi Palacio me ha sido arrebatado y se encuentra en disputa. Con Mi Corazón lacerado y nuevamente crucificado.,

VENGO A MI PUEBLO A SOLICITAR ORACIÓN, PENITENCIA, AMOR, CARIDAD, PERDÓN Y HUMILDAD.

VENGO A MI PUEBLO PARA QUE ME OFREZCAN TODOS LOS SACRIFICIOS, YA QUE A ESTE REY LE HAN NEGADO SU PALACIO Y DESEAN HURTARLE SU CORONA Y SU CETRO.

A MIS AMADOS INSTRUMENTOS DE ESTE INSTANTE:

Les llamo a mantenerse fieles y en pie, a no sucumbir ante la persecución de aquellos letrados que niegan Mi presencia en cada creatura humana, que niegan el Amor de Mi Madre en cada uno de ustedes y hacia cada uno de ustedes.

NO SUCUMBAN ANTE LAS AMENAZAS, NO SUCUMBAN ANTE AQUELLOS QUE DESACREDITANDO LA EXPLICITACIÓN DE MI PALABRA, LES LLAMAN A SILENCIARSE.

¡Ay de aquel que por temor al mismo hombre deje de amar y de obedecer a Su Cristo y a Su Madre! Esos no son Mis verdaderos instrumentos, sino aquellos que proclaman Mi Verdad y Mi Llamado, aun cuando estos causen persecución hacia ellos. Yo les he elegido para estos instantes difíciles.

 Y, ¡Ay de aquellos que teman más a los hombres que a Mí! Este instante en que viven es decisivo, Soy Misericordia Infinita Y Justicia Divina también.

¡Ay de aquel al que encuentre tibio porque al tibio le vomitaré de Mi Boca, le arrojaré con la cizaña!

¡Ay de aquel que por el hombre Me deje a Mí, de lado!

¡Ay de aquel que por vivir de apariencias se muestre ante Mí, tibio, porque le haré caer, le haré caer en medio de la cizaña y le separaré del trigo!

VENGO POR MI PUEBLO, POR EL PUEBLO FIEL QUE ME ACOMPAÑA,
POR EL PUEBLO QUE LUCHA, POR EL PUEBLO QUE PADECE,
POR MIS HIJOS QUE PRONUNCIAN SÍ, SÍ, Y PRONUNCIAN NO A LO QUE ES NO.

¡Ay de aquellos de Mis instrumentos que se muestren tibios ante Mí!

¡Ay de aquellos que he llamado a Mis Obras y se muestren tibios ante Mí, y ante los hombres muestren otra cara!

LA FIDELIDAD ES LA QUE DEBE REINAR, no el mundo ni lo mundano; no las apariencias, no el permanecer con respetos humanos, no el quedar bien ante los hermanos y ante Mí, ser falsos.

¿Acaso han olvidado que Yo les conozco desde las entrañas de su madre? A Mí no Me engañan, engañarán al hombre, pero a Mí no me engañan. Necesito un Pueblo fiel dedicado a Mí, dedicado a reparar con fe inmovible para que no caigan en las garras de aquellos que con falsos modernismos deseen hacer sucumbir a Mi Cuerpo Místico en actos contrarios a Mi Voluntad.

USTEDES, PUEBLO FIEL, SON MIS GUERREROS Y MIS GUERREROS MARCHAN EN PRIMER LUGAR, NO SE QUEDAN ESPERANDO A SER LLAMADOS SINO QUE SALEN AL ENCUENTRO, CON EL AMOR POR BANDERA Y CON LA FE EN MÍ Y EN MI MADRE POR ESCUDO.

¡Tanto, tanto que sufrirá la humanidad ya que ha vertido sobre el Planeta su propia irreverencia hacia Mí! Todo, todo cuanto existe: la naturaleza y la Creación viven en unidad a Mi Voluntad, sólo el hombre se rebela en Mi contra, pero la Creación viene marchando a paso seguro para encontrar al hombre y pasarle por el crisol.

Les anuncio con dolor que los demonios se encuentran sobre el hombre y ustedes los dejan pasar y entrar. Escuchan esto y lo olvidan y actúan dominados por el mal. El demonio no descansa y continuamente arremete contra sus almas, arremete contra el pensamiento y el uso de la razón, arremete contra la inteligencia humana para llevarla a decaer y que actúen como actúan aquellos que no Me conocen y que Me desprecian continuamente.

¡Si éste es Mi Pueblo, pobre de este Rey! No, amados hijos, han olvidado que ante Mí cada uno se encuentra tal como es.

PRONTO SERÁ MI SEGUNDA VENIDA YA QUE LOS INSTANTES SE HAN APRESURADO Y DESEO ENCONTRARLES TRANSPARENTES, MERECEDORES DE MI AMOR Y DE MI AUXILIO.

La naturaleza hará estremecer a las Naciones, pronto, más pronto de lo que ustedes se imaginan. Al soberbio lo destronaré, al que humilla a su hermano, le haré probar el cáliz de la amargura. NO ES MI JUSTICIA SINO ES MI MISERICORDIA, PARA QUE EN ESTOS INSTANTES SE VUELVAN HACIA MÍ Y RETOMEN EL CAMINO.

Amado Pueblo Mío:
Les invito a orar por Medio Oriente.
Les invito a orar por Corea, urgentemente.
Les invito a orar con insistencia por Estados Unidos.

Pueblo Mío:

¿QUÉ TE HAS HECHO, QUE TE BUSCO Y NO TE ENCUENTRO?
¿DÓNDE TE ESCONDES, PUEBLO MÍO?
¿A QUIÉN ESCUCHAS SI NO ESCUCHAS A ESTE TU REY AUNQUE NO TENGO PALACIOS NI CORONA?
¿A QUIÉN ESCUCHAS SI NO ME ESCUCHAS A MÍ?

Mi Misericordia no se agota, no se agota para los Míos, aún enviaré a una Criatura Mía colmada de Mi mismo Amor, para que defienda y encauce a Mi Iglesia en los instantes de mayor tribulación. Esta Creatura amada vendrá hacia ustedes con Mi Palabra en su boca y a luchar junto a Mi Madre para rescatar a los Míos.

Son Mi gran Tesoro, son Mis Tabernáculos Vivientes: no desacaten los llamados de este Rey que viene por Sus súbditos. No teman ni ante la injusticia, ni ante el imperdón de los que les juzgan por Mi Causa. NO TEMAN A AQUELLOS QUE LES DIGAN QUE VAN A SER ALEJADOS DE MI INSTITUCIÓN, PORQUE USTEDES SON MI CUERPO MÍSTICO Y MI PUEBLO AMADO, Y YO SOY CABEZA DE MI IGLESIA.

Amado Pueblo: les bendigo, les bendigo por permanecer en fe, por ser valerosos y LES LLAMO ENÉRGICAMENTE A LA OBEDIENCIA, A QUE SE LEVANTEN SOBRE SU PROPIO YO HUMANO, A QUE LO APLASTEN CON MI AMOR Y CON LA FE EN MIS PALABRAS. Y ante lo venidero, sepan que Yo no les abandonaré jamás y Mi Madre se mantendrá con ustedes, instante a instante. La Mujer vestida de sol con la luna bajo sus pies, aplastará la cabeza del anticristo junto a Mi Iglesia, junto a Mi Cuerpo Místico, junto a Mis fieles y elegidos.

LES AMO, HIJOS MÍOS, Y A USTEDES MIS INSTRUMENTOS AMADOS PARA ESTE INSTANTE, A USTEDES A QUIENES HE LLAMADO A FORMAR PARTE DE MI MISIÓN PARA ESTOS INSTANTES.

LES LLAMO A NO DECLINAR, A NO DAR NI UN PASO HACIA ATRÁS, A SER PERSEVERANTES Y A MANTENERSE DE LA MANO DE MI MADRE,
PORQUE DE LA MANO DE MI MADRE NO LES SILENCIARÁN.

Oren, oren el Santo Rosario. No olviden que los demonios se encuentran en la Tierra y ¡ay de aquel que se deje llevar por ellos, porque les desligarán y les apartarán totalmente de Mí y de Mi Madre!

SEAN AMOR Y NO OLVIDEN QUE SIN UNIDAD NO HAY FUERZA; que sin unidad no hay amor, y que sin unidad el hombre es solamente una criatura, a la cual le es difícil llevar sobre sí una tarea encomendada, si no renace en humildad, si no mantiene la unidad dentro de su ser.

Les bendigo, y les llamo a no decaer, a no temer.

NO OLVIDEN QUE MI IGLESIA LA FUNDÉ YO Y SOBRE ELLA NO PREVALECERÁ EL MAL, será acrisolada pero no derrotada. Pueblo Mío, si es preciso haré descender el maná del Cielo, pero Mi Pueblo no quedará solo, ni será abandonado.

Les amo.
Su Jesús.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.



COMENTARIO DEL INSTRUMENTO
AL MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

Hermanos (as):

A este Cristo de Amor que le pregunta a Su Pueblo: ¿dónde estás, que te busco y no te encuentro? Sólo le podemos adorar entre los ¡ay! que pronunció hoy, a semejanza de los ¡ay! que encontramos en el Apocalipsis.

Un Cristo de Amor y Justicia que le habla así a Su Pueblo, con familiaridad y verdad. Un Cristo que solicitó transparencia, ésa transparencia que en ocasiones el hombre le niega, sin ser consciente que a Cristo no se le puede esconder nada.

Cristo nos llama a ser valientes ante una institución en purificación; pero tengamos presente que Él fundó la Iglesia, y que.

CRISTO VIVE, CRISTO IMPERA, CRISTO REINA, CRISTO VENCERÁ. POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS.
Amén.

Mensaje de Nuestra Señora, María Santísima, a Gustavo


Mensaje de Nuestra Señora, María Santísima, a Gustavo
“Pronto mis amados, tomen el Santo Rosario en sus diminutas manos y recítenlo con fuerza y confianza, por lo menos para retrasar lo que está escrito en la Sagradas Escrituras, un poco más de tiempo para salvar a vuestros hermanos y hermanas. Lo que está escrito se cumplirá, no podemos cambiar aquello que Dios ha dictado, pero si retrasar. Oren, oren, oren por el Cónclave, llega la hora de la guerra de mis hijos predilectos entre ellos mismos, será una pelea a muerte, los hijos de la noche, la masonería infiltrada buscarán por todos los medios colocar a  su elegido. Oremos niños míos, Madre e hijos, para detener al asolador, por lo menos un instante.”
Jueves, 28 de febrero de 2013. (03:02)
Argentina

“Hijos míos, mis pequeños. Como vuestra Madre y Reina de todo lo Creado, quiero decirles que por infinita Voluntad de Dios, desde la antigüedad, a los sacerdotes, mis hijos predilectos,  almas consagradas al Altísimo, se les dio el Ritual Romano del Exorcismo inspirado a mi hijo León XIII, para que defendieran con valentía a Su rebaño. El Padre Todopoderoso, por su infinito amor a la máxima creación, el hombre, permito que yo, María, viera lo que sucedería en los tiempos futuros y más cruentos de la humanidad. Al ver tales escenas a mis niños que lloraban desconsoladamente y eran desgarrados por las bestias hambrientas de la noche, imploré entre lágrimas a la Santísima Trinidad por su Misericordia piadosa e perpetua, solicitando un arma que fuera entregada a mis pequeñas ovejas del rebaño fiel del Señor. ¿Podía, como Madre, dejar a mis niños en las garras y dientes afilados de los demonios?. No amados niños, mis pequeñines, solicité a Dios Trino y Verdadero un arma de luz y de amor, moldeada por mí, que fuera capaz de vencer a las tinieblas, herirlas, destruir sus obras, atarlas, esposarlas y conducirlas al infierno. Esa arma, era y es  el Santo Rosario.
Presenté al Trono Celestial una cadena de amor, conformada  por cada porción de mi Corazón maternal,  compasivo hacia mi propio género, mi propio pueblo. Cada porción, unidas todas, ensamblarían Mi Inmaculado Corazón. Al ver lo que sucedería al Final de los Tiempos, el cumplimiento del Libro de las Revelaciones, donde mis ovejas quedarían indefensas antes las fuerzas infernales, debido a que los pastores que debían defender al rebaño, se encontrarían desparramados e indefensos en la hora más cruenta de la Iglesia Católica. Ya no habría sacerdotes exorcistas para repeler todo ataque de satanás, el mortal enemigo. A medida que pasó el tiempo en la tierra, el enemigo ingresó en la misma Sede de Pedro y con sus artilugios, contaminó la mente de sacerdotes para que cambiaran el Ritual del Exorcismo. El arma, para defender la grey no servía contra el ángel caído y sus huestes, había sido saboteada. Entonces, cuando llegara la hora del ataque desde el mismo interior de la Iglesia, la oscuridad acometería confiada y segura que nada la podría detener, los sacerdotes huirían despavoridos y el arma con la que contaban, ya no servía para defenderse. Los lobos con dientes afilados, mirarían con odio desmedido a las ovejas, listos para despedazarlas, pero se llevarían una gran sorpresa. Descubrirían que las ovejas no estaban indefensas, sino armadas, poseían una cadena de luz, poderosa y afilada, que en las manos de mis niños, se convertiría en una espada, escudo y cadena que vencería a toda hueste maligna.
Hijos míos, ven la importancia del Santo Rosario. Por lo tanto, les ruego amados niños, que no se detengan en la recitación del Santo Rosario, llévenlo consigo, en todo momento y en todo lugar, durante toda vuestra vida. Con él podrán cambiar el curso de tantos males que pende sobre el mundo, salvar almas, sanar enfermedades y evitar calamidades. Oh, niños de vuestra Mamá Celestial. ¡Si comprendieran lo que les digo!. No lo soltarían jamás, tan inmenso es el poder que las ejércitos infernales huyen y tiemblan cuando lo escuchan recitar en las voces de mis pequeños.
Como les decía, cada cuenta es una porción de mi Corazón y unidas todas las porciones, conforman totalmente el Corazón de vuestra Madre, y por consiguiente, mi Corazón Inmaculado está unido al de mi Hijo Jesús y donde está el Hijo está el Padre, y donde está el Padre y está el Santo Espíritu, la Santísima Trinidad. ¿No se dan cuenta de lo que les digo?. No solo poseen mi Corazón, la humilde Sierva, sino al mismo Dios en sus manos, a la misma Trinidad Santa. Ante tanto poder, las Tres Potencias Divinas destruyen toda obra maligna y ponen en fuga a sus portadores.
Pero mi Corazón no solo sufre por mis niños del rebaño fiel, sino que también me alegro porque entre las ovejas, no todos los Pastores serán vencidos. Muchos de ellos, también han abrazo el arma de las ovejas fieles, han tomado en sus manos el Santo Rosario, algunos se convirtieron y otros se convertirán prontamente, en un solo redil, Pastor y ovejas, unidos por la cadenas indestructible. Pronto mis amados, tomen el Santo Rosario en sus diminutas manos y recítenlo con fuerza y confianza, por lo menos para retrasar lo que está escrito en la Sagradas Escrituras, un poco más de tiempo para salvar a vuestros hermanos y hermanas. Lo que está escrito se cumplirá, no podemos cambiar aquello que Dios ha dictado, pero si retrasar. Oren, oren, oren por el Cónclave, llega la hora de la guerra de mis hijos predilectos entre ellos mismos, será una pelea a muerte, los hijos de la noche, la masonería infiltrada buscarán por todos los medios colocar a  su elegido. Oremos niños míos, Madre e hijos, para detener al asolador, por lo menos un instante. Oren, por mi hijo Benedicto, porque si el papa impostor es elegido, su dolor será intenso junto con su fieles. Oremos unidos, pueblo de Dios junto a los Sagrados Corazones para la salvación eterna.  Gracias por recibirme en sus corazones una vez más, vuestra Madre, la Siempre y Virgen María.”

“Si algunos de mis niños, poseen en su manos el Ritual Romano, que lo hagan conocer a la brevedad, para que conozcan y sepan de que hablo”. (María Santísima, misma fecha a las 04:oo).

GRACIAS PADRE....





GRACIAS SEÑOR 

POR HABERNOS DADO UN PAPA TAN GRANDE, HUMILDE, BONDADOSO Y LUMINOSO







www.pueblodemaria.com

www.virgendegarabandal.com

www.uncioncatolica.blogspot.com

Legión de Maria

Jóvenes en Crecimiento Católico de Córdoba ARG

Ministerio de Música Corazón Eucarístico

Iglesia Católica Argentina

Movimiento Sacerdotal Mariano

Renovación Carismática

www.familiamisioneratotustuus.blogspot.com

www.profeciasyrevelaciones.blogspot.com 

RECIENTE MENSAJE DE LA S. VIRGEN A BERNABE EL 24 DE FEB 2013

(Attached the latest Message from our Lady to Barnabas in Spanish, dated Feb 24, 2013)//

Hermanos, 
Anexo les envío la traducción oficial en español del último Mensaje de la Santísima Virgen a Bernabe el 24 de febrero de 2013. Es muy importante leerlo y reenviarlo a sus contactos. 

Pronto se enviaran los NUEVOS Mensajes y meditaciones para el TERCER Cenaculo. El llamado es para todos adherirnos a este cenaculo extraordinario de 6 meses, aunque no lo hayan hecho antes, pues nuestra Madre desea derramar abundantes Gracias en la Iglesia y en los que respondan a Su llamado (leer en mensaje).

RECUERDEN que la Fecha de los Cenaculos extraordinarios es en ocasión al TERCER VIERNES DE MES, comenzandolo el jueves anterior a las 12 mediodía y finalizandolo el sábado a las 12 del mediodía (48 horas de oración ). Es decir, para el mes de Marzo la fecha del TERCER CENACULO SERIA del jueves 14 al sábado 16 de marzo. 

Dios les bendiga! 
ANIMO, VALOR Y CONFIANZA!

MENSAJE DE LA SANTISIMA VIRGEN A BERNABE NWOYE
FECHA: 24 DE FEBRERO DE 2013.
HORA: 3.00 am
LUGAR: MI ALTAR DE REPARACION, TIERRA SANTA DE ADORACION, OLO, NIGERIA.

En mi oración durante esta hora, vi a nuestra Señora descender de una nube con multitud de ángeles. Se acercó y suavemente dijo: “Mi Paz viene del Cielo. Yo soy la Reina del Cielo, la Madre del Agonizante Jesucristo. Te traigo a ti y a todos Mis hijos, un mensaje de paz y de amor. Oh, acérquense más a Mi Manto de Amor y permanezcan en la paz que viene del Cielo.
Hijos, ustedes han entrado en el momento en el que la oración y el silencio serán sus mejores armas. Revístanse con estas dos armas, ustedes vencerán.
Como soldados que han tomado sus posiciones en el campo de batalla, estén vigilantes y en oración silenciosa meditando la Palabra de Dios. Presten atención a las órdenes del Jefe de Combate. Ustedes verán como la victoria será de ustedes.
Mis queridos hijos, os ruego que no participen en conversaciones ociosas sobre los asuntos de la Iglesia desde este momento. Dejen que sus dos armas sean el silencio y la oración; ustedes nunca estarán confundidos; ustedes nunca serán derrotados. Sus oraciones y sacrificios durante estos años por la Iglesia nunca serán en vano. Yo estoy siempre ante el trono de Dios con las oraciones de Mis hijos, Mis propias lágrimas y los sufrimientos de los mártires en unión con el sacrificio de Mi Hijo Jesucristo para pedir perdón y bendiciones para el mundo. Por encima de todo, Jesús promete estar con Su Iglesia hasta el fin de los tiempos y que las puertas del infierno no prevalecerán sobre Ella. Que esto, los arme de valor. Que esto, sea su esperanza. En silencio y en oración, ustedes vencerán la batalla que ya ha comenzado.  
Hijos, acérquense más a Mi. No se aparten del manto de Mi amor. En Mi Corazón, Yo protegeré a todos Mis hijos de las asechanzas de los malvados.
Bernabé, estoy feliz contigo y con todos Mis hijos que han respondido al llamado de los cenáculos de oración. Yo los llamé a que permanecieran en el cenáculo de oración Conmigo mientras pasan hacia la nueva era de la Iglesia. Yo los he reunido a ustedes como reuní a los Apóstoles de los primeros tiempos, para instruirlos y fortalecerlos para la misión que tienen por delante. Bienaventurados son los que están entre Mis hijos que respondieron al llamado del cenáculo.
Regocíjense, porque ustedes son los apóstoles de la renovación y porque ustedes están Conmigo en el Cenáculo cuando esto sucedió.
Con gozo en Mi Corazón, perdono a todos los que han llegado tarde y a todos los que se han perdido algún cenáculo y a todos los que no escucharon el llamado. Ellos podrán unirse al cenáculo contigo y completar los meses que quedan; pero solo aquellos que completen al menos tres meses sin tardanzas, vendrán el último mes del cenáculo para recibir la plenitud de la bendición. Hijos, regocíjense porque ustedes estaban en el cenáculo cuando esto sucedió. Yo estoy con ustedes, Yo estoy en medio de ustedes. No teman. Oren y mediten la Palabra de las Escrituras. Coloquen todos Mis mensajes en sus corazones y reflexionen sobre ellos.
¡Silencio! ¡Silencio! ¡Silencio! La oscuridad ha cubierto al mundo. El enemigo está cerca. Sean valientes, Yo estoy aquí.
¡Adiós! Ella sonrió y desapareció.

miércoles, 27 de febrero de 2013

BATALLA FINAL...... REVELACIONES


27 FEBRERO 2013.DEL PROFETA JEREMÍAS 18,18-20, SALMO 30 Sálvame señor,por tu misericordia ,EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO 20'17-28, RENUNCIA DEL PAPA BENEDICTO XVI,CONFERENCIA DR. CARLOS RODRIGUEZ Y UNIVERSIDAD LA GRAN COLOMBIA

La Fe Cristiana:2 - La Revelación (Segunda parte)

Fuente: Opus Dei
3. La Revelación como historia de la salvación culminada en Cristo

Como diálogo entre Dios y los hombres, a través del cual Él les invita a participar de Su vida personal, la Revelación se manifiesta desde el inicio con un carácter de “alianza” que da origen a una “historia de la salvación”. «Queriendo abrir el camino de la salvación sobrenatural, se manifestó, además, personalmente a nuestros primeros padres ya desde el principio. Después de su caída alentó en ellos la esperanza de la salvación, con la promesa de la redención, y tuvo incesante cuidado del género humano, para dar la vida eterna a todos los que buscan la salvación con la perseverancia en las buenas obras. En su tiempo llamó a Abraham para hacerlo padre de un gran pueblo, al que luego instruyó por los Patriarcas, por Moisés y por los Profetas para que lo reconocieran Dios único, vivo y verdadero, Padre providente y justo juez, y para que esperaran al Salvador prometido, y de esta forma, a través de los siglos, fue preparando el camino del Evangelio»[9].


Iniciada ya con la creación de nuestros primeros padres y la elevación a la vida de la gracia, que les permitía participar de la intimidad divina, y luego prefigurada en el pacto cósmico con Noé, la alianza de Dios con el hombre se revela de modo explícito con Abraham y después, de manera particular, con Moisés, al cual Dios entrega las Tablas de la Alianza. Tanto la numerosa descendencia prometida a Abraham, en la cual serían bendecidas todas has naciones de la tierra, como la ley entregada a Moisés, con los sacrificios y el sacerdocio que acompañan al culto divino, son preparaciones y figura de la nueva y eterna alianza sellada en Jesucristo, Hijo de Dios, realizada y revelada en su Encarnación y en su sacrificio pascual. La alianza en Cristo redime del pecado de los primeros padres, que rompieron con su desobediencia el primer ofrecimiento de alianza por parte de Dios creador.

La historia de la salvación se manifiesta como una grandiosa pedagogía divina que apunta hacia Cristo. Los profetas, cuya función era recordar la alianza y sus exigencias morales, hablan especialmente de Él, el Mesías prometido. Ellos anuncian la economía de una nueva alianza, espiritual y eterna, escrita en los corazones; será Cristo el que la revelará con las Bienaventuranzas y las enseñanzas del evangelio, promulgando el mandamiento de la caridad, realización y cumplimiento de toda la Ley.

Jesucristo es simultáneamente mediador y plenitud de la Revelación; Él es el Revelador, la Revelación y el contenido de la misma, en cuanto Verbo de Dios hecho carne: «Dios, que había ya hablado en los tiempos antiguos muchas veces y de diversos modos a nuestros padres por medio de los profetas, últimamente, en nuestros días, nos ha hablado por medio de su Hijo, que ha sido constituido heredero de todas las cosas y por medio del cual ha sido hecho también el mundo» (Hb 1,1-2). Dios, en Su Verbo, ha dicho todo y de modo concluyente: «La economía cristiana, por tanto, como alianza nueva y definitiva, nunca cesará, y no hay que esperar ya ninguna revelación pública antes de la gloriosa manifestación de nuestro Señor Jesucristo»[10] (cfr. Catecismo, 65-66). De modo particular, la realización y plenitud de la Revelación divina se manifiestan en el misterio pascual de Jesucristo, es decir, en su pasión, muerte y resurrección, como Palabra definitiva en la cual Dios ha manifestado la totalidad de su amor de condescendencia y ha renovado el mundo. Solamente en Jesucristo, Dios revela el hombre a sí mismo, y le hace comprender cuál es su dignidad y altísima vocación[11].

La fe, en cuanto virtud es la respuesta del hombre a la revelación divina, una adhesión personal a Dios en Cristo, motivada por sus palabras y por las obras que Él realiza. La credibilidad de la revelación se apoya sobre todo en la credibilidad de la persona de Jesucristo, en toda su vida. Su posición de mediador, plenitud y fundamento de la credibilidad de la Revelación, diferencian la persona de Jesucristo de cualquier otro fundador de una religión, que no solicita de sus seguidores que tengan fe en él, ni pretende ser la plenitud y realización de lo que Dios quiere revelar, sino solamente se propone como mediador para hacer que los hombres conozcan tal revelación.

4. La transmisión de la Revelación divina

La Revelación divina está contenida en las Sagradas Escrituras y en la Tradición, que constituyen un único depósito donde se custodia la palabra de Dios[12]. Éstas son interdependientes entre sí: la Tradición transmite e interpreta la Escritura, y ésta, a su vez, verifica y convalida cuanto se vive en la Tradición[13] (cfr. Catecismo, 80-82).

La Tradición, fundada sobre la predicación apostólica, testimonia y transmite de modo vivo y dinámico cuanto la Escritura ha recogido a través de un texto fijado. «Esta Tradición, que deriva de los Apóstoles, progresa en la Iglesia con la asistencia del Espíritu Santo: puesto que va creciendo en la comprensión de las cosas y de las palabras transmitidas, ya por la contemplación y el estudio de los creyentes, que las meditan en su corazón y, ya por la percepción íntima que experimentan de las cosas espirituales, ya por el anuncio de aquellos que con la sucesión del episcopado recibieron el carisma cierto de la verdad»[14].

Las enseñanzas del Magisterio de la Iglesia, las de los Padres de la Iglesia, la oración de la Liturgia, el sentir común de los fieles que viven en gracia de Dios, y también realidades cotidianas como la educación en la fe transmitida por parte de los padres a sus hijos o el apostolado cristiano, contribuyen a la transmisión de la Revelación divina. De hecho, lo que fue recibido por los apóstoles y transmitido a sus sucesores, los Obispos, comprende «todo lo necesario para que el Pueblo de Dios viva santamente y aumente su fe, y de esta forma la Iglesia, en su doctrina, en su vida y en su culto perpetúa y transmite a todas las generaciones todo lo que ella es, todo lo que cree»[15]. La gran Tradición apostólica debe distinguirse de las diversas tradiciones, teológicas, litúrgicas, disciplinares, etc. cuyo valor puede ser limitado e incluso provisional (cfr. Catecismo, 83).

La realidad conjunta de la Revelación divina como verdad y como vida implica que el objeto de la transmisión no sea solamente una enseñanza, sino también un estilo de vida: doctrina y ejemplo son inseparables. Lo que se transmite es, efectivamente, una experiencia viva, la del encuentro con Cristo resucitado y lo que este evento ha significado y sigue significando para la vida de cada uno. Por este motivo, al hablar de la transmisión de la Revelación, la Iglesia habla de fides et mores, fe y costumbres, doctrina y conducta.

5. El Magisterio de la Iglesia, custodio e intérprete autorizado de la Revelación

«El oficio de interpretar auténticamente la Palabra de Dios escrita o transmitida ha sido confiado exclusivamente al Magisterio vivo de la Iglesia, cuya autoridad se ejercita en nombre de Jesucristo»[16], es decir, a los obispos en comunión con el sucesor de Pedro, el obispo de Roma. Este oficio del Magisterio de la Iglesia es un servicio a la palabra divina y tiene como fin la salvación de las almas. Por tanto «este Magisterio, evidentemente, no está sobre la palabra de Dios, sino que la sirve, enseñando solamente lo que le ha sido confiado, por mandato divino y con la asistencia del Espíritu Santo la oye con piedad, la guarda con exactitud y la expone con fidelidad, y de este único depósito de la fe saca todo lo que propone como verdad revelada por Dios que se ha de creer»[17]. Las enseñanzas del Magisterio de la Iglesia representan el lugar más importante donde está contenida la Tradición apostólica: el Magisterio es, respecto a esta tradición, como su dimensión sacramental.

La Sagrada Escritura, la Sagrada Tradición y el Magisterio de la Iglesia constituyen, por tanto, una cierta unidad, de modo que ninguna de estas realidades puede subsistir sin las otras[18]. El fundamento de esta unidad es el Espíritu Santo, Autor de la Escritura, protagonista de la Tradición viva de la Iglesia, guía del Magisterio, al que asiste con sus carismas. En su origen, las iglesias de la Reforma protestante quisieron seguir la sola Scriptura, dejando su interpretación a los fieles individualmente: tal posición ha dado lugar a la gran dispersión de las confesiones protestantes y se ha revelado poco sostenible, ya que todo texto tiene necesidad de un contexto, concretamente una Tradición, en cuyo seno ha nacido, se lea e interprete. También el fundamentalismo separa la Escritura de la Tradición y del Magisterio, buscando erróneamente mantener la unidad de interpretación anclándose de modo exclusivo en el sentido literal (cfr. Catecismo, 108).

Al enseñar el contenido del depósito revelado, la Iglesia es sujeto de una infalibilidad in docendo, fundada sobre las promesas de Jesucristo acerca de su indefectibilidad; es decir, que se realizará sin fallar la misión de salvación a ella confiada (cfr. Mt 16,18; Mt 28,18-20; Jn 14,17.26). Este magisterio infalible se ejercita: a) cuando los Obispos se reúnen en Concilio ecuménico en unión con el sucesor de Pedro, cabeza del colegio apostólico; b) cuando el Romano Pontífice promulga alguna verdad ex cathedra, o empleando un tenor en las expresiones y un género de documento que hacen referencia explícita a su mandato petrino universal, promulga una específica enseñanza que considera necesaria para el bien del pueblo de Dios; c) cuando los Obispos de la Iglesia, en unión con el sucesor de Pedro, son unánimes al profesar la misma doctrina o enseñanza, aunque no se encuentren reunidos en el mismo lugar. Si bien la predicación de un Obispo que propone aisladamente una específica enseñanza no goza del carisma de infalibilidad, los fieles están igualmente obligados a una respetuosa obediencia, así como deben observar las enseñanzas provenientes del Colegio episcopal o del Romano Pontífice, aunque no sean formulados de modo definitivo e irreformable[19].

VER ÚLTIMA AUDIENCIA DE BENEDICTO XVI ONLINE



VER ÚLTIMA AUDIENCIA DE BENEDICTO XVI ONLINE


Si deseas ver la última audiencia del Papa Benedicto XVI, antes de su despedida oficial este jueves 28, puedes ingresar a este enlace del Vaticano.

http://www.news.va/es


BENEDICTO XVI: “YO NO ABANDONO LA CRUZ DE CRISTO SINO QUE SIGO CERCA DEL SEÑOR


BENEDICTO XVI: “YO NO ABANDONO LA CRUZ DE CRISTO SINO QUE SIGO CERCA DEL SEÑOR”




El Papa Benedicto XVI, participó hoy miércoles 27 en su última audiencia general en una ceremonia realizada en la Plaza de San Pedro. En ella recalcó que su decisión de renunciar a la silla de San Pedro fue una decisión difícil, no pensada por su bienestar sino en el bienestar de la Iglesia Católica.

"En los últimos meses he sentido que mis fuerzas disminuían y le pedí a Dios que me iluminara con su luz para tomar la decisión más justa, no para mí, sino para la Iglesia. He tomado esta decisión sabiendo muy bien cuál era su gravedad y su novedad, pero amar a la Iglesia significa también hacer elecciones difíciles, siempre teniendo como prioridad el bien de la Iglesia y no de nosotros", afirmó Benedicto XVI.

Asimismo, aseguró que su renuncia no es una señal de que abandona la cruz de Cristo (tal como muchos han considerado recordando las palabras de Juan Pablo II) sino que continuará, a partir de ahora, al lado de ella, sirviendo a la Iglesia a través de la meditación y la oración.

"Yo no abandono la cruz, sino que sigo en el mundo, de una forma nueva, cerca de nuestro señor Jesucristo", sostuvo Ratzinger, ante el aplauso de los miles de fieles católicos que se concentraron en la Plaza de San Pedro.


"LA IGLESIA SIGUE VIVA"

Por otro lado, Benedicto XVI negó que los problemas de la Iglesia Católica sean motivo para hablar de su fin y consideró que pese a los "tiempos en que todos hablan de su declive, la Iglesia sigue viva".

"Siempre supe que la barca de la Iglesia no es mía, no es nuestra, sino que es de Dios, y que por ello la Iglesia no se va a hundir. El Señor la guía", agregó el Santo Padre.

En su discurso de despedida, Benedicto XVI recordó también el día 19 de abril del 2005 cuando fue elegido como Papa, y dijo que si bien en un primer momento consideró que el cargo de Sumo Pontífice era una carga muy "pesada" para él, éste aceptó la voluntad de Dios.

"El Señor me ha guiado estos ochos años y he podido sentir a diario su presencia", aseguró Benedicto XVI, quien además agradeció a los fieles por sus muestras de apoyo y cariño, así como a los cardenales, a su secretario de Estado, Tarcisio Bertone, a toda la curia romana, y a aquellos que de alguna forma u otra trabajan por el bien de la Iglesia Católica, por acompañarlo a lo largo de su Pontificado.

MENSAJES DE LA VIRGEN - MOVIMIENTO SACERDOTAL MARIANO: EL SEGUNDO PENTECOSTÉS

MENSAJES DE LA VIRGEN - MOVIMIENTO SACERDOTAL MARIANO: EL SEGUNDO PENTECOSTÉS: Santuario de Latas,Santander 26 de Mayo de 1996 Solemnidad de Pentecóstes "Con un extraordinario Cenáculo de oración y de fraternidad,...

MENSAJE DEL BUEN PASTOR


¡EN EL AVISO MI PADRE OS FORTALECERÁ EN EL ESPÍRITU, PARA QUE PODÁIS ENFRENTAR LOS EJÉRCITOS DE MI ADVERSARIO!
FEBRERO 25 DE 2013 - 7:50 A.M.

LLAMADO URGENTE DE MARÍA ROSA MÍSTICA AL EJÉRCITO MARIANO MILITANTE

Mi Ejército Mariano Militante, que la paz de Dios esté con vosotros.

Estad listos y preparados para el gran combate espiritual, porque todos los acontecimientos han comenzado a desatarse. Tened lista y aceitada con la oración vuestra armadura, e izad el estandarte mariano, porque la batalla final por vuestra libertad está por comenzar. Ya los ejércitos celestiales al mando de nuestro amado Miguel, están listos y alineados. Sólo falta el ejército militante para alinearse y así dar comienzo a la gran batalla espiritual, el gran Armagedón. Si permanecéis unidos en oración con vuestra Madre y los Ejércitos Celestiales, seréis victoriosos en el combate de cada día. Más si os dejáis dividir por mi adversario, sufriréis derrotas que harán más penosa vuestra purificación.

En el aviso mi Padre os fortalecerá en el espíritu, para que podáis enfrentar los ejércitos de mi adversario. Acordaos que la pelea no es con gente de carne y hueso, sino con malignas fuerzas espirituales que moran en los espacios celestes, las cuales tienen mando, poder y dominio, sobre este mundo oscuro (Efesios 6.12).

Por eso hijitos, recibiréis de mi Padre, carismas y gracias especiales que harán de vosotros verdaderos soldados espirituales; sin estas gracias no podríais enfrentar esas fuerzas malignas. Sin la ayuda del cielo seríais derrotados; os recuerdo, que la batalla es espiritual y las armas que mi Padre os dará son poderosas en el Espíritu para el derrumbamiento de fortalezas. Hago un llamado a todos vosotros que sois soldados del ejército militante; preparaos espiritualmente para la llegada del aviso. Orad, ayunad y mortificad vuestros sentidos, para que preparéis vuestro espíritu para este gran acontecimiento que cambiará vuestras vidas.

En la eternidad os espero para que junto a Miguel y a la milicia celestial, planeemos las estrategias que llevaremos a cabo para derrotar a mi adversario y sus huestes del mal. ¡Adelante mi ejército mariano militante, vuestra Reina y Madre y los Ejércitos Celestiales, aguardan por vosotros!. Preparaos pues mi ejército mariano, que vuestras lámparas permanezcan encendidas con vuestra oración, para que cuando llegue vuestro Amo y Señor, os encuentre despiertos y vigilantes como buenos soldados; estad pues listos para el combate, y dispuestos a darlo todo por el Reino de Dios. Que la paz de Dios os acompañe y mi protección maternal os asista. Vuestra Reina y Madre, María Rosa Mística.

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad.

Enoch. Favor citar la fuente de los mensajes: http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/ mensajesrecientes.html