BIENVENIDO

“…EN LA PERSECUCIÓN FINAL CONTRA LA SANTA IGLESIA ROMANA REINARÁ PEDRO ROMANO, QUIEN PASTOREARÁ A SU GREY EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES. DESPUÉS DE ESTO, LA CIUDAD DE LAS SIETE COLINAS SERÁ DESTRUIDA Y EL JUEZ JUSTO VOLVERÁ PARA JUZGAR A SU PUEBLO...




jueves, 30 de junio de 2011

EL GRAN AVISO DE DIOS O LA ADVERTANCIA

The Warning is a manifestation of My Divine Mercy given to Sr Faustina La advertencia es una manifestación de Mi Divina Misericordia dado a sor Faustina


Sunday 26 th June 2011 18.00 hours Domingo 26 de junio 2011 18.00 horas
My dearly beloved daughter time is close now. There is very little time to warn and prepare all those poor souls who will be so shocked during The Warning that they will not realise what they are witnessing. Mi tiempo es hija amado cerca. Hay muy poco tiempo para advertir y preparar a todas esas pobres almas que se lo sorprendió en la advertencia de que no se dan cuenta de lo que están presenciando. They must be told so that they will know what to expect. Ellos deben ser informados para que sepan a qué atenerse. If they open their hearts to this great moment of Divine Mercy they will be given the chance of eternal life. Si abren sus corazones a este gran momento de la Divina Misericordia se les dará la oportunidad de la vida eterna.
This great Warning is the manifestation of My Divine Mercy given to Sister Faustina. Esta gran Advertencia es la manifestación de Mi Divina Misericordia dado a Sor Faustina. This great act of My Mercy was foretold and it will be during The Warning that My Great Mercy will envelop the whole world. Este gran acto de Mi Misericordia fue anunciado y será durante la advertencia de que mi gran misericordia envolverá a todo el mundo. My blood and water will gush forth so that you will all know the truth at last. Mi sangre y el agua brotará para que todos sepan la verdad al fin. Tell those who do not believe in Me, or My Eternal Father, that this event will happen. Dile a los que no creen en mí, o mi Padre Eterno, que este evento va a suceder. Then when it does they will be able to withstand the shock of My Mercy which will save millions of souls during The Warning from the grasp of Satan. Luego, cuando se van a ser capaces de soportar el choque de Mi Misericordia lo que permitirá ahorrar millones de almas en la advertencia de las garras de Satanás. The truth, when revealed, will save so many from the fires of Hell. La verdad, cuando se reveló, se ahorrará muchos de los fuegos del infierno.
The Holy Spirit thereafter present in My children everywhere will help defeat the works of The Evil One. El Espíritu Santo a partir de entonces presente en mi infancia en todas partes le ayudará a derrotar a las obras del Maligno. All of you must spread the word about how mankind needs to prepare their souls in advance. Todos ustedes deben correr la voz acerca de cómo la humanidad necesita para preparar su alma por adelantado. For even believers must understand that they too will find it emotionally disturbing to view their own past sinful behaviour as it appears to Me. Incluso para los creyentes deben entender que ellos también se encuentran emocionalmente perturbador para ver su propio comportamiento pecaminoso pasado como a mí me parece.
I call on all of you now to seek confession . Hago un llamamiento a todos ustedes ahora a buscar la confesión. For those other Christians you must kneel down and pray for redemption. Para los otros cristianos debe arrodillarse y orar por la redención. For those who are unsure of this prophecy please keep your hearts open for when you witness this ecological but supernatural event it is important that you understand that this is the greatest miracle you will ever see and that it is My great gift to you all. Para aquellos que no están seguros de que esta profecía por favor mantengan sus corazones abiertos para cuando usted es testigo de este evento ecológico, sino sobrenatural, es importante que usted entienda que este es el milagro más grande que jamás haya visto y que es mi gran regalo para todos ustedes. Consider this. This is how the Final Day of Judgement will unfold only this time you will not be condemned. Consideremos lo siguiente. Así es como el Día del Juicio Final se desarrollará sólo que esta vez no será condenado. You will be given a new lease of life when your soul will be saved to enable you to restore to the level I desire of it. Se le dará una nueva oportunidad de vida, cuando su alma se guardará para que pueda recuperar el nivel de deseo de ella.
Believers pray for others with all your hearts now that they will be saved. Los creyentes rezar por los demás con todo tu corazón, ahora que van a ser salvos.
Yours saviour Suyo salvador
Jesus Christ Jesús Cristo

MANTENERSE EN LA SANTA GRACIA DE DIOS

Primer Mensaje de Dios el Padre - El tiempo ha llegado para mí para reclamar Mi Reino Glorioso - Nuevo Paraíso en la tierra tendrá una duración de 1.000 años  dado a la vidente europea

Saturday 25 th June 2011 16.00 hours Sábado 25 de junio 2011 16.00 horas
Note from Visionary “Just before I received this message I had just finished reciting the Divine Mercy when suddenly the Holy Spirit announced to me that I was to receive a message from God the Father. Nota de visionario "Justo antes de recibir este mensaje que acababa de recitar la Divina Misericordia, cuando de repente el Espíritu Santo me anunció que iba a recibir un mensaje de Dios el Padre. I was trembling with nerves. Yo estaba temblando de nervios. I then asked the question “In whose name do you come?” This was the response Entonces le pregunté a la pregunta "¿En nombre de quién vienes?" Esta fue la respuesta
I come in the name of My beloved Son, Jesus Christ, Savior of mankind. I am God the Father and I am speaking to you for the first time. Vengo en nombre de mi Hijo amado, Jesucristo, Salvador de la humanidad. Yo soy Dios el Padre y yo estoy hablando por primera vez. My chosen daughter I speak to you today so that I can inform mankind of the love I have for all. Mi hija elegida Me dirijo a ustedes hoy para que pueda informar a la humanidad del amor que siento por todos.
Many do not know Me. Muchos no me conocen. They think they do but for millions of My children I am merely a faceless entity. So little do they know of My desire to allow them to let Me love them in the way in which it was meant to be. Ellos piensan que lo hacen, pero para millones de Mis hijos me limito a una entidad sin rostro. Así que poco saben de mi deseo de permitir que me dejen amar en la forma en la que estaba destinado a ser.
My name is used loosely in the world by many who don't acknowledge that it was by My hand that the world and its creators were made. Mi nombre se utiliza libremente en el mundo por muchos que no reconocen que fue por mi mano para que el mundo y sus creadores fueron hechas. For those that do they are confused as to who I am and are somewhat fearful of Me. Para aquellos que están confundidos en cuanto a quién soy y son un poco temerosos de mí. I am not to be feared for My love is pure for all of My children. Yo no soy de temer por mi amor es puro para todos mis hijos. So much do I love you that I made the greatest sacrifice of all to bring you back into My arms and give you the opportunity to be saved from the deceiver. Tanto hacer Te quiero que me hizo el mayor sacrificio de todos para traer de vuelta a mis brazos y le dará la oportunidad de ser salvado del engañador. I sent My beloved Son, Jesus Christ, into the world so that you could understand the truth of love. Envié a mi Hijo amado, Jesucristo, al mundo, para que usted pueda comprender la verdad del amor. This love, when you accept it, will save you all. Este amor, cuando usted lo acepta, le ahorrará a usted todo.
My heart is broken by the way so many of you will not turn to Me and show Me your love. Mi corazón está roto por la forma en que muchos de ustedes no se volverá a mí y me muestran su amor. I yearn for you to simply turn and ask Me for help. There is no need to fear My love for it was through My love that you were given your first breath. I created each of you in My likeness so that I could have a family . Anhelo que a su vez sencilla y me piden ayuda. No hay necesidad de temer a mi amor por ella era a través de mi amor que te dieron tu primer aliento. He creado cada uno de ustedes en mi imagen para que yo pudiera tener una familia . I created the world out of pure love so that you, My children, could share this Paradise with Me. He creado el mundo por puro amor, para que vosotros, hijos míos, podría compartir este paraíso conmigo. So lovingly was this created that every single detail was so carefully constructed. Con tanto amor era esto creó que cada detalle fue tan cuidadosamente construidas. So happy was I when Paradise on Earth was created that the angels rejoiced and Heaven was alight with the flames of love that no human being could ever possibly fathom. Por lo feliz que estaba cuando el Paraíso en la Tierra fue creada, que los ángeles se regocijaron y el cielo se iluminaba con las llamas del amor que ningún ser humano podría posiblemente imaginar. And then it was destroyed by Sin caused by the serpent. Y luego fue destruida por el pecado causada por la serpiente.
My children let Me explain. The time has come for Me to reclaim the Paradise I lovingly created so that we can, again, become one family. Mis hijos que me explique. Ha llegado el momento para mí para recuperar el paraíso que creó con amor para que podamos, de nuevo, ser una familia.
A family that will become close because of the powerful bounds of love that will hold it together. Una familia que se convertirá en cerrar a causa de los límites de gran alcance del amor que lo mantienen unido.
This New Paradise on Earth is now being planned for all of My children. Este nuevo paraíso en la Tierra se está planeando ahora para todos mis hijos.
It will last 1,000 years on earth and no one must be excluded for that would break My heart. Tendrá una duración de 1.000 años en la tierra y nadie debe ser excluido para que me partiría el corazón. My beloved Son, Jesus Christ and the Holy Spirit are trying hard to bring you back into My loving fold so that the Paradise, created in the beginning can, once again, emerge as the greatest gift of all for My children to enjoy. Mi Hijo amado, Jesucristo y el Espíritu Santo están haciendo grandes esfuerzos para traer de vuelta en mi regazo amoroso para que el Paraíso, creado en un principio puede, una vez más, emerge como el mejor regalo de todos por mis hijos para disfrutar.
This Paradise will be a place of love, beauty, glory and will be home to all who are pure of heart and soul. Este Paraíso será un lugar de amor, la belleza, la gloria y será el hogar de todos los que son puros de corazón y el alma. It is for every single soul on earth and is the goal that is contained within each and every single soul on earth, including those who do not realise this. Es por una sola alma en la tierra y es el objetivo que está dentro de cada uno y una sola alma en la tierra, incluidos los que no se dan cuenta de esto.
As My Son speaks to the world and prepares to show His great mercy during The Warning to give all sinners a chance to enjoy the New Paradise on Earth Así como Mi Hijo habla al mundo y se prepara para mostrar su gran misericordia, en la advertencia a todos los pecadores dan la oportunidad de disfrutar el nuevo paraíso en la Tierra
You must hear My voice. Usted debe oír mi voz. I call on all of you to pay attention. Hago un llamamiento a todos a prestar atención. Turn back to Me. Volver a mí. Accept that I exist. Aceptar que existe. That I am the source of all life, all creation, all glory. Que yo soy la fuente de toda vida, toda la creación, toda la gloria. When you do you will be welcomed into My Paradise on Earth which offers everything you could ever dream of. Cuando lo haga será bienvenido en mi Paraíso en la Tierra, que ofrece todo lo que puedas soñar. Listen to My Son and the message he gives to the world to convert you all. Escuchar a mi hijo y el mensaje que da al mundo para convertir a todos. For those who will not listen, even then, or who continue on the path of heinous sin, no mercy will be shown . Para aquellos que no quieren oír, aún así, o que continúan por el camino del pecado atroz, sin misericordia se hará.
I am the God of all creation. Yo soy el Dios de toda la creación. I am the God of love, of compassion. Yo soy el Dios de amor, de compasión. I am also the God of Justice. Yo también soy el Dios de la Justicia. My hand will fall on humanity, who, through the evil allegiance to the Evil One, refuse to follow the path of love and truth. Mi mano va a caer sobre la humanidad, que, a través de la alianza del mal que el Maligno, se niegan a seguir el camino del amor y la verdad.
For the time has come now for Me to reclaim My Glorious Kingdom which no man, through sin, will stop. Por el momento ha llegado para mí para recuperar mi reino glorioso que ningún hombre, por el pecado, se detendrá. Should they try they will be lost forever. Deberían intentar que se perderán para siempre.
I am your God, your Creator. Yo soy tu Dios, su Creador. My love never dies. Mi amor nunca muere. It is aflame and full of deep tenderness for you to bring you back to Me, to the inheritance I so lovingly created. Que está en llamas y lleno de profunda ternura por ti para llevarte de vuelta a mí, a la herencia que yo con tanto amor creado. Because of sin many of My children will have to forfeit their right to this inheritance and step back to allow those who truly love Me to enter the doors without hindrance. Debido al pecado de muchos de Mis hijos tendrán que renunciar a su derecho a la herencia y dar un paso atrás para permitir que aquellos que realmente me gusta entrar por la puerta sin traba alguna.
Please children do not dismiss My plea to mankind. Por favor, los niños no descartan Mi súplica a la humanidad. Accept the Mercy now being offered by My beloved Son. Aceptar la misericordia que ahora se ofrecen por mi Hijo amado.
Accept it with open arms. Aceptar con los brazos abiertos.
God the Father Dios el Padre
Creator and Maker of All Things Creador y Hacedor de todas las cosas

PROPHECY: DEATH OF WORLD'S MOST FAMOUS LOCUTIONIST COINCIDES WITH INTRIGUING REMARK

LA TRADUCCION AL ESPAÑOL AL FINAL

Father Gobbi, enjoying the prayers of the RosaryIt seemed like a slow news week, on the prophetic beat. Perhaps not any longer.
First was the news that Italian priest-locutionist Father Stefano Gobbi of Milan -- known around the world for cenacles and alleged messages from the Virgin Mother (the Vatican advises that they be called "meditations") -- had died at 81 after suffering a heart attack.
At least according to initial information from the Marian Movement of Priests -- which Father Gobbi founded -- his death came at three p.m. -- the Mercy Hour, and a fitting one for a priest immersed in the mysticism of Mary, which has always been linked to the Divine Mercy revelations.
The death of Pope John Paul II, who was a powerfully Marian pontiff, was likewise connected to Divine Mercy.
According to Tammy Ouellette, national secretary for the U.S. Marian Movement of Priests in Maine (which was founded on Father Gobbi's reputed locutions), the priest's heart was "very damaged" by an attack on June 19. He underwent a bypass operation in 1998 but doctors were unable to operate further. Funeral arrangements are pending.
Was there mystical significance in the death of this locutionist who issued many "meditations' about prophetic aspects of the time in which we live?
It was Father Gobbi who saw the current time as a "decisive," apocalyptic one -- often mentioning the anti-christ and red dragon. He also mentioned natural events coming as "chastisements," and referred in his messages to the secrets of both Fatima and Medjugorje.
At the same time, there was the thirtieth anniversary of the first alleged apparitions in Medjugorje and release of an interview with seer Ivan Dragicevic that on its face seemed a bit surprising -- coming from a seer who virtually always avoids discussion of the future.
In the interview (conducted by long-time Medjugorje supporters Denis and Cathy Nolan of Mary TV in Notre Dame, Indiana) Ivan said, "These apparitions of Our Lady are a great crossroads for humanity, a new call, a new way, a new future for mankind. But how aware are we of the messages? Do they go to our heart? Do we live them?
"For thirty years we have had a message, you could say, each day from Our Lady. Can we live these messages in one life time? For a few years we had a message every Thursday and then we had a message once a month. Why? Our Lady was giving us more time to understand each message. It is important to use our time well, to live the messages.

“Many pilgrims, even priests, don’t understand why Our Lady has been coming every day, what she could be saying to me every day and what I have to say to her every day. I have to tell you we talk a lot! One day when things are revealed, you will understand, your eyes will be opened.
"When we see the physical changes that will happen in the world, we will understand why she came every day. (I am not talking about the secrets!) The time before us is one of great responsibility."
Ivan doesn't usually use such words. When we see the physical changes that will happen in the world, we will understand why she came every day.
Clearly, if we believe in Medjugorje (currently under Vatican study) we are galvanized by his confirmation that the world will change around us. It is also fascinating that such change may not be what is in his secrets, or at least not in their entirety.
Secrets are a unique phenomenon, and visionaries throughout history who have received them have not necessarily been given the entire prophetic picture in those secrets -- which can be small snippets of larger events that are not fully covered in prophecies they have been given: pieces of a puzzle.
Indeed, we were with seer Marija Pavlovic of Medjugorje two days before September 11, 2001, and she indicated no awareness of imminent events -- even jabbing at us jokingly when we spoke at a joint conference of "fire" that was about to fall on the U.S. because of its waywardness (later, she sent word expressing fascination that indeed fire had fallen).
Let us recall that while, at Fatima, seer Lucia dos Santos received secrets predicting the coming of another great war, as well as persecution, there was no explicit mention of the Nazi holocaust nor of the great Ukrainian famine that interwove with the war.
It is fascinating stuff and it was discussed at great length in the meditations of Father Gobbi -- which galvanized many priests who otherwise may have been discouraged.
His predictions were not etched in stone. Indeed, one saw the major events he was prophesying as occurring by the year 2000 (which obviously they did not). There were other "misses" as well. Church authorities requested that the title of his message book be changed from Our Lady Speaks to Her Beloved Priests to the less definitive, To the Priests, Our Lady's Beloved Sons. We must be careful in discerning this. Take only what is good. He once quoted the Blessed Mother as saying "that at the end of the Marian Year (1987-88) the secrets that I gave in Medjugorje will be announced." Of course, they were not.
But the gist of his messages seemed to coincide with world events -- and Gobbi foresaw the shocking fall of Communism (when political commentators and other "experts" never saw it coming). In fact, Father Gobbi pronounced the imminent fall of Communism while speaking during 1988 in Vienna to priests from countries under the yoke of Communism -- quoting Mary as saying that "the moment of their liberation is close." Again, we must recall how swiftly Communism soon fell -- and unexpectedly.
He was praying in a chapel built at the spot of the Fatima apparitions when he first experienced "an interior force."
During the following twenty years Mary would speak regularly to Gobbi not in apparition but as a "voice" in his heart and consciousness. His last public message was on December 31, 1997.
Such locutions are subject to great question, since a voice can easily be a trick of the subconscious, but there was power and coherence in certain of Father Gobbi's messages, and if he was truly hearing the Madonna's voice, we are indeed in those days immediately preceding the fulfillment of major prophecies (as well as the clash between Mary and the dragon spoken about in the thirteenth chapter of Revelation).
Night had now fallen upon the world, Mary seemingly lamented to Gobbi. It was the time of Satan's greatest triumph. There were even people attacking the purity of Jesus---"such a horrible and satanic blasphemy that all Heaven is, as it were, dismayed and incredulous!" For that and other reasons, a "tremendous and now inevitable storm" was about to break upon humanity; the "demon of corruption, the spirit of lust, has seduced all the nations of the world! Not one of them is any longer preserved."
Our Blessed Mother also lamented that Satan would "make every effort to remove me further from the hearts of my faithful, in order to keep me even more obscured in the Church. He is now engaging in the greatest battle against me, the decisive one, in which one of us two will be defeated forever."
Because the demon of lust has "contaminated everything," nothing could any longer hold back "the hand of God's justice, which will soon be roused against Satan and his followers." In ringing words nearly identical to those which would be spoken at Medjugorje, she declared that "this is the hour of the power of darkness."
Father Gobbi was 42 at the time of his first locution, a native of the lake region north of Milan, ordained in 1964 after working for a real estate and insurance company. His locutions were specifically addressed to priests whom Mary sought to form into a special cohort for her struggle. "My angels have already begun the battle," she told Gobbi on October 24, 1975. "At my order they are bringing these sons of mine together from all parts of the world." It was the crucial role of these priests to "live only for my Son Jesus, carrying out the Gospel to the letter," which would enable them to outweigh the faithless priests "who no longer believe and yet they still remain in my Church, true wolves in sheep's clothing."
Though Satan might rage against her cohort, she said he would not be able to touch a hair on the head of anyone consecrated to her.
The angels were being sent, she said, to keep them from the devil's snares.
But priests needed to pay more attention to the high praises of Christ and recitation of the Rosary.
That was what Mary most desired, what she most persistently urged, what she always, always begged: prayer.
Prayer would defeat Satan. Prayer would help the Church through its Calvary. You couldn't pray too much. "At Fatima, I pointed to my Immaculate Heart as a means for the salvation of all humanity," she said. "I pointed out the way of return to God. But I was not listened to." The First Saturday devotion never really caught on, and as for fasting and sacrifice, it was now even difficult to get Catholics to forsake meat on Fridays, let alone to fast on bread and water.
On July 28, 1973, Mary told Gobbi that the time of apostasy---the great loss of faith emphasized at Fatima and mentioned long before by Paul in his Second Letter to the Thessalonians---was unfolding. Attendance at Mass continued to decrease, both in America and in strongholds such as France, where she'd made such an effort through apparitions, and priests were being seduced or discouraged by Satan. Enemies of the Church were seizing professorships in the seminaries and colleges, making them into what Pius X called "chairs of pestilence" and sin was justified and even extolled by academics, movie makers, and the media. Laymen had stopped going to Confession, acting like devotion to Mary or the communion of saints was an antiquated superstition. Many Christians have been made a "sport" by Satan, complained the Virgin, "obscuring my place in the Church and obliterating me in souls!"
Such an hour is the hour "when the abomination of desolation is truly entering into the holy temple of God," said the meditations. Even the pope, Paul VI, remarked in 1977 that after rereading the biblical accounts of the end times, "I attest that, at this time, some signs of the end are emerging."
The Church had been forsaken, deprived of its inhabitants, desolated, the subject of apostasy, and as a result, mankind was approaching the brink of what Mary called "the greatest storm in history."

Profecía: LA MUERTE DE LOCUTIONIST más famoso del mundo coincide con la observación intrigante
Parecía una semana de pocas noticias, en el ritmo profético. Tal vez ya no.
Primero fue la noticia de que el sacerdote italiano-locutionist Padre Stefano Gobbi de Milán - conocida en todo el mundo por cenáculos y supuestos mensajes de la Virgen Madre (el Vaticano informa que se llama "meditación") - había muerto a los 81 años tras sufrir un ataque al corazón.
Al menos según la información inicial del Movimiento Sacerdotal Mariano - que el Padre Gobbi fundada - de su muerte llegó a las tres pm - la hora Misericordia, y una conexión a un sacerdote inmerso en la mística de María, que siempre ha sido relacionado con las revelaciones de la Divina Misericordia.
La muerte del Papa Juan Pablo II, que fue un pontífice poderosamente Mariano, estaba conectada también a la Divina Misericordia.
Según Tammy Ouellette, secretario nacional del Movimiento Sacerdotal Mariano EE.UU. en Maine (que fue fundada en locuciones reputado Padre Gobbi), el corazón del sacerdote era "muy dañado" por un ataque el 19 de junio. Se sometió a una operación de bypass en 1998, pero los médicos no pudieron operar más. Los arreglos funerales están pendientes.
Hubo un significado místico en la muerte de este locutionist que emitió muchas "reflexiones" sobre los aspectos proféticos del tiempo en que vivimos?
Era el padre Gobbi que vieron el momento actual como "decisivo", un apocalíptico - a menudo mencionar el anticristo y el dragón rojo. También mencionó los eventos naturales que viene como "castigos", y se refirió en su mensaje a los secretos de ambos Fátima y Medjugorje.
Al mismo tiempo, se produjo el trigésimo aniversario de las primeras apariciones en Medjugorje y supuesta liberación de una entrevista con la vidente Ivan Dragicevic que a primera vista parecía un poco sorprendente - procedentes de un vidente que casi siempre evita la discusión sobre el futuro.
En la entrevista (realizada por mucho tiempo los partidarios de Medjugorje Denis y Cathy Nolan de María de televisión en Notre Dame, Indiana), Iván dijo: "Estas apariciones de la Virgen son una gran encrucijada para la humanidad, una nueva llamada, una nueva forma, una nueva futuro para la humanidad. Pero, ¿cómo estamos conscientes de los mensajes? que vaya a nuestro corazón? ¿Tenemos que vivir?
"Durante treinta años hemos tenido un mensaje, se podría decir, cada día de Nuestra Señora. ¿Podemos vivir estos mensajes en el tiempo la vida de uno? Desde hace unos años que tenía un mensaje, todos los jueves y luego tuvimos un mensaje una vez al mes. ¿Por qué? Nuestra Señora nos estaba dando más tiempo para entender cada mensaje. Es importante utilizar bien nuestro tiempo, a vivir los mensajes.
"Muchos peregrinos, incluso sacerdotes, no entiendo por qué la Virgen ha estado viniendo todos los días, lo que podría ser que me decía todos los días y lo que tengo que decir a ella todos los días. Yo tengo que decir que hablamos mucho! Un día, cuando las cosas se revelan, se entiende, tus ojos se abrirán.
"Cuando vemos a los cambios físicos que suceden en el mundo, vamos a entender por qué ella venía todos los días. (No estoy hablando de los secretos!) El tiempo que tenemos ante nosotros es una gran responsabilidad."
Ivan no suelen utilizar palabras. Cuando vemos los cambios físicos que suceden en el mundo, vamos a entender por qué ella venía todos los días.
Es evidente que, si creemos en Medjugorje (actualmente en estudio del Vaticano) que son galvanizados por su confirmación de que el mundo va a cambiar a nuestro alrededor. También es interesante que el cambio puede no ser lo que está en sus secretos, o al menos no en su totalidad.
Los secretos son un fenómeno único, y visionarios a lo largo de la historia que han recibido no han sido necesariamente da toda la imagen profética de los secretos - que pueden ser pequeños fragmentos de grandes eventos que no están totalmente cubiertos en las profecías que se han dado: piezas de un rompecabezas.
De hecho, nos encontramos con vidente Marija Pavlovic de Medjugorje dos días antes de septiembre 11 de 2001, y ella indicó que no había conciencia de los acontecimientos inminentes - incluso golpeando a nosotros en tono de broma cuando nos habló en una conferencia conjunta de "fuego" que estaba a punto de caer en los EE.UU. a causa de su desobediencia (más tarde, envió fascinación palabra que expresa que, efectivamente, el fuego había caído).
Recordemos que, si bien, en Fátima, vidente Lucía dos Santos recibió secretos predecir la llegada de otra gran guerra, así como la persecución, no hubo ninguna mención explícita del holocausto nazi, ni de la gran hambruna ucraniana que entretejió con la guerra.
Que es algo fascinante y que fue discutido en detalle en las meditaciones del Padre Gobbi - que galvanizó a muchos sacerdotes que de otra forma se han desanimado.
Sus predicciones no fueron grabadas en piedra. De hecho, se veía los acontecimientos más importantes fue la profecía que se produzcan para el año 2000 (que obviamente no lo hicieron). Hubo otros "errores" también. Autoridades de la Iglesia solicitó que el título de su libro de mensajes puede cambiar de la Virgen le habla a los queridos sacerdotes menos definitiva, a los sacerdotes, amadísimos hijos de la Virgen. Debemos ser cuidadosos en este exigente. Tome solamente lo que es bueno. Él citó una vez la Santísima Virgen como diciendo "que al final del Año Mariano (1987-88) los secretos que he dado en Medjugorje se darán a conocer." Por supuesto, no lo eran.
Pero la esencia de sus mensajes parecían coincidir con los acontecimientos del mundo - y Gobbi previó la caída del comunismo impactante (cuando no los comentaristas políticos y otros "expertos" lo vio venir). De hecho, el padre Gobbi pronunciado la inminente caída del comunismo, al hablar durante el año 1988 en Viena, a los sacerdotes de los países bajo el yugo del comunismo - ". El momento de su liberación está cerca", citando a María como decir que Una vez más, debemos recordar lo rápido que pronto cayó el comunismo - y de forma inesperada.
Él estaba orando en una capilla construida en el lugar de las apariciones de Fátima, cuando experimentó por primera vez una "fuerza interior".
Durante los siguientes veinte años María hablaba con regularidad para Gobbi no aparición, sino como una "voz" en su corazón y su conciencia. Su mensaje fue público el pasado 31 de diciembre de 1997.
Locuciones tales están sujetos a la gran pregunta, ya que una voz puede ser un truco del subconsciente, pero no era el poder y la coherencia en algunos de los mensajes de Padre Gobbi, y si él era realmente escuchar la voz de la Virgen, es que estamos en los días inmediatamente anterior al cumplimiento de las profecías más importantes (así como el enfrentamiento entre María y el dragón se habla en el capítulo trece del Apocalipsis).
La noche había caído ya en el mundo, María aparentemente se lamentó de Gobbi. Era el momento de mayor triunfo de Satanás. Incluso había gente atacando la pureza de Jesús --- "una horrible blasfemia y satánicos que todo el cielo es, por así decirlo, consternados e incrédulos!" Por esa y otras razones, "una tormenta tremenda e inevitable ahora" estaba a punto de romper a la humanidad, el demonio "de la corrupción, el espíritu de la lujuria, ha seducido a todas las naciones del mundo, no uno de ellos se conservan por más tiempo!. "
Nuestra Santísima Madre también se lamentó de que Satanás "hacer todo lo posible para sacarme más lejos de los corazones de mis fieles, con el fin de mantenerme aún más oscurecido en la Iglesia. Ahora está participando en la batalla más grande en mi contra, el decisivo, en el que uno de nosotros dos va a ser derrotado para siempre. "
Debido a que el demonio de la lujuria "ha contaminado todo," nada puede detener por más tiempo "la mano de la justicia de Dios, que pronto se levantó en contra de Satanás y sus seguidores." En palabras de sonar casi idénticos a los que se habla en Medjugorje, declaró que "esta es la hora del poder de las tinieblas."
Padre Gobbi fue de 42 en el momento de su alocución en primer lugar, un nativo de la región norte del lago de Milán, fue ordenado en 1964 después de trabajar para una compañía de bienes raíces y seguros. Sus locuciones estaban dirigidas específicamente a los sacerdotes que María trató de formar un grupo en especial por su lucha. "Mis ángeles ya han comenzado la batalla", dijo Gobbi el 24 de octubre de 1975. "En mi orden en que están trayendo estos hijos míos juntos de todas partes del mundo." Fue el papel crucial de estos sacerdotes a "vivir sólo para mi Hijo Jesús, llevando el Evangelio a la carta", que les permita superar los sacerdotes infieles "que ya no creen y, sin embargo aún permanecen en mi Iglesia, fiel lobos con piel de cordero ".
Aunque Satanás puede rabia en contra de su cohorte, ella dijo que no sería capaz de tocar ni un pelo en la cabeza de alguien consagrado a ella.
Los ángeles fueron enviados, dijo, para evitar que las trampas del diablo.
Pero los sacerdotes necesarios para prestar más atención a las alabanzas de Cristo y la recitación del Rosario.
Eso fue lo que más desea María, lo que la mayoría de los constantes esfuerzos a fin, lo que siempre, siempre, le rogó: la oración.
La oración que la derrota de Satanás. La oración que ayude a la Iglesia a través de su calvario. No podía orar mucho. "En Fátima, le señalé a mi Inmaculado Corazón como medio para la salvación de toda la humanidad", dijo. "Le señalé el camino de regreso a Dios. Pero no fue escuchado." La devoción del Primer Sábado en realidad nunca tuvo éxito, y como para el ayuno y el sacrificio, que era ahora más difícil de conseguir a los católicos a renunciar a comer carne los viernes, y mucho menos a ayunar a pan y agua.
El 28 de julio de 1973, María le dijo a Gobbi que el tiempo de la apostasía --- la gran pérdida de la fe se hizo hincapié en Fátima, y ​​mucho antes mencionado por Pablo en su segunda carta a los Tesalonicenses --- se estaba desarrollando. La asistencia a misa seguido disminuyendo, tanto en América como en los bastiones como Francia, donde había hecho el esfuerzo a través de las apariciones, y los sacerdotes fueron seducidos o desalentados por Satanás. Enemigos de la Iglesia se apoderaban de cátedras en los seminarios y universidades, por lo que en lo que Pío X llamó a "sillas de la peste" y el pecado se justifica e incluso ensalzado por los académicos, directores de cine y los medios de comunicación. Laicos había dejado de ir a la confesión, actuando como la devoción a María o la comunión de los santos era una superstición anticuada. Muchos cristianos se han hecho un "deporte" por Satanás, se quejó de la Virgen ", ocultando mi lugar en la Iglesia y borrar de mí en las almas!"
Esa hora es la hora "cuando la abominación de la desolación es realmente entrar en el templo santo de Dios", dijo la meditación. Incluso el Papa Pablo VI, comentó en 1977 que después de releer los relatos bíblicos de los últimos tiempos, "Doy fe de que, en este momento, algunas señales del fin están saliendo".
La Iglesia había sido abandonado, privado de sus habitantes, desolado, el tema de la apostasía, y como resultado, la humanidad se acercaba al borde de lo que María llamó "la mayor tormenta de la historia."

ES URGENTE RECORDAR LOS MENSAJES EN AKITA JAPON

Nota: En Junio de 1988, el Cardenal Joseph Ratzinger, (Actual Papa Benedicto XVI), prefecto en aquel entonces de la Congregación para la Doctrina de la Fe, dió un juicio definitivo en favor de la aparición de Akita y sus mensajes, considerándolos auténticos y dignos de crédito. También dijo: "El mensaje de Akita es la continuación del mensaje de Fátima" "Akita es la Fátima de Oriente"

(Más abajo los decretos del Papa Urbano VIII y Paulo VI, con respecto a los lugares de apariciones y los mensajes)



Mensaje de Nuestra Señora al más pequeño de los siervos – 26 de junio de 2011

Nuestra señora de todas las naciones ha pedido que su mensaje dado en aKIta sea divulgado a través del mundo.
Aquellos quienes lean este mensaje por favor pásenlo a tantas personas como sea posible. No se retrasen sino que envíenlo inmediatamente.

El siguiente mensaje fue dado en akita el sábado 13 de octubre de 1973.
«Mi querida hija, escucha bien lo que voy a decirte; informarás de ello a tu superior:
"Si los hombres no se arrepienten y no se mejoran, el Padre mandará un terrible castigo a toda la humanidad. Será un castigo más grave que el diluvio, como jamás ha habido otro; caerá fuego del cielo y aniquilará una gran parte de la humanidad, tanto malos como buenos; no perdonando a fieles ni a sacerdotes. Los sobrevivientes se encontrarán tan de-solados que envidiarán a los muertos."
"Las únicas armas que nos quedarán entonces serán el Rosario y el Signo dejado por mi hijo. … Con el rosario rogad por el Papa, los Obispos y los sacerdotes. La acción del diablo se infiltrará hasta la Iglesia, de tal forma que se verán cardenales oponiéndose a otros cardenales, obispos contra obispos. Los sacerdotes que me veneren serán despreciados y combatidos por otros sacerdotes. Las iglesias y los altares serán saqueados."
"La Iglesia se llenará de quienes aceptan componendas, y el demonio empujará a muchos sacerdotes y almas consagradas a abandonar el servicio del Señor. El demonio atacará encarnizadamente sobre todo a las almas consagradas a Dios. El pensamiento de la perdida de tantas almas es la causa de mi tristeza. Si los pecados aumentan en número y en gravedad, ya no habrá perdón para ellos. Recen mucho las oraciones del Rosario. … Aquéllos que ponen su confianza en mí serán salvos".»

                                     ****************             

«En cuanto a las revelaciones privadas, es mejor creer que no creer en ellas; porque si crees y resultan ser verdaderas, te sentirás feliz de que creíste, porque Nuestra Santa Madre lo pidió. Y si resultan ser falsas, tú recibes todas las bendiciones como si fueran verdaderas, porque creíste que eran verdad.»
(Papa Urbano VIII, 1636 )


DECRETO 

   «El Canon 1399 prohibía por derecho la publicación de ciertos libros tales como aquellos que tratan de revelaciones, visiones, profecías y milagros. Este Canon ha sido derogado. ... Esto significa que se permite a los Católicos publicar sucesos de revelaciones, visiones, profecías y milagros, sin necesidad de Imprimatur o de Nihil Obstat, o cualquier otro permiso. Por supuesto estas publicaciones no deben poner en peligro la Fé y la Moral.  ... De aquí que no hay ninguna prohibición relativa a Apariciones, sean ellas reconocidas o no por la Autoridad Eclesiástica.

    Por la misma razón se permite a los Católicos frecuentar lugares de Apariciones, aún aquéllas no reconocidas por los Ordinarios de la Diócesis o por el Santo Padre. Los Católicos que frecuenten estos lugares deben respetar la Fe y la Moral.  ...  Se requiere permiso tan solo para la celebración de la Santa Misa o cualquier otro servicio religioso.  El Canon 2318 disponía penas contra los que violasen las leyes de censura y prohibición. Este Canon ha sido derogado a partir de 1966.

    
Nadie puede incurrir en censura eclesiástica por frecuentar lugares de
apariciones, aún aquéllas no reconocidas por los Ordinarios de la Diócesis, o por el Santo Padre. Tambien aquéllos que hubieran incurrido en las prohibiciones tratadas en el Canon 2318 serán igualmente absueltos por el mismo hecho de la abrogación de este canon.»  

  
     Firmado:
    
- Alfredo Cardenal Ottaviani, Pro-Prefecto. 
    - P. Parente, Secretario.  


     (
Fué aprobado por S.S. Paulo VI, el 14 de Octubre 1966, y publicado
      el 15 de Noviembre de 1966, en A. A. S. 58/16a 29 de diciembre 1966,
      entrando en vigor el 29 de Marzo de 1967.)

LUZ DE MARIA 30 JUNIO 2011

Mensaje a Luz de María "...LA SUCESIÓN DE ACONTECIMIENTOS ASOMBRARÁ A TODOS. Las oraciones fluirán de la boca del hombre con suma facilidad. No serán oraciones nacidas de un corazón arrepentido, sino de un corazón temeroso..."

MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO
A SU HIJA AMADA, LUZ DE MARÍA.
30 DE JUNIO DE 2011

 

Amados hijos:

¡PUEBLO MÍO! ¡AMADO PUEBLO MÍO!
LES BENDIGO. MI MIRADA PERMANECE CONTINUAMENTE SOBRE USTEDES.
SON LA NIÑA DE MIS OJOS.

¡Pueblo Mío, cuánto te ansío!, ¡Pueblo Mío!, ¡Cuánto te extraño! ¡Pueblo Mío!, ¡cuánto te llamo!

Aún hay quienes desean medir el tiempo a la manera humana. No son conscientes de que viven el instante último del tercer instante.

Mi Palabra se cumple en esta generación. No miren las profecías paganas, no miren aquello que les llega a sus manos que no proviene de Mí. No miren otros asuntos que no sean los concernientes a Mi Casa en este instante apremiante, en este instante de los instantes.

¡CUÁNTA OSCURIDAD YACE SOBRE LA HUMANIDAD! ¡CUÁNTO DESPRECIO A MI CRUZ! Si se sumergieran en Ella, encontrarían el único y verdadero amor: Mi Amor, Mi entrega, Mi entrega infinita para la salvación de los Míos.

Toda la naturaleza, toda la Creación, el Cosmos, se han contaminado por la mano del hombre y en este instante, instante de tormento para esta generación, cuanto ha sido contaminado por la mano del hombre, se limpia y trae dolor a todos.

LA SUCESIÓN DE ACONTECIMIENTOS ASOMBRARÁ A TODOS.

Las oraciones fluirán de la boca del hombre con suma facilidad. No serán oraciones nacidas de un corazón arrepentido, sino de un corazón temeroso. Aún así, Yo las acogeré porque Mi Amor es infinitamente misericordioso.

NO ME BUSQUEN POR TEMOR, ACÉRQUENSE A MÍ BUSCANDO MI AMOR, MI AMOR Y MI ENTREGA INFINITA.

Mi Madre extiende Su Mano para guiarles hacia Mí. No la desprecien. Acérquense a Mi Madre, que Ella les lleva por caminos seguros.

Un gran dolor se cierne sobre Mi Iglesia. Oren y acompañen a Mi Pedro. No le dejen solo.
Oren Pueblo Mío, oren a tiempo y destiempo. Oren, Pueblo Mío amado.
Oren por Estados Unidos.
Oren, amados Míos, oren por Jamaica.
Oren, no dejen a Brasil en sus oraciones.
El combate no cesa. En su lugar aumenta.
Oren, oren por Medio Oriente. Traerá dolor a toda la humanidad en general.

No permanezcan con la mente cerrada. Este es el instante para que trasciendan y miren con los ojos de la fe las señales que Mi Casa hace descender desde lo alto para que lleguen a ser miradas por ustedes y claramente disciernan que YO SOY SU DIOS Y MI PODER ES INFINITO.

Mi Creación Me adora, Me rinde homenaje, y en ese homenaje abre el cielo para darse a la humanidad a través de las señales, para que ustedes no duden del instante en que se mueven. Acojan Mi Palabra con amor. Les llamo una vez más a acercarse a Mí en este último instante en que les espero con Mi infinita Misericordia, antes de que la Tierra se oscurezca. EXAMÍNENSE ANTES DE QUE SEAN EXAMINADOS POR MI AMOR.

Les protejo, les bendigo. Permanezcan unidos, no se dispersen, no dividan Mi Iglesia. Mis verdaderos apóstoles luchan para mantener a Mi Iglesia unida y fusionada en Mi Amor.
No sean motivo de confusión. Aquel que confunde a los Míos será dura y severamente castigado por causa de su propio actuar.

SOY AMOR, SOY PADRE Y SOY RIGOR.
Queden en Mi Paz.
Les bendigo.
Bendigo sus familias, bendigo sus dones espirituales.
Bendigo sus hogares, bendigo todo el ser de cada uno de ustedes para que la conciencia sea escuchada con suma claridad.
Queden en Mi Paz.
Su Jesús.
 
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

COMENTARIO DEL INSTRUMENTO SOBRE EL MENSAJE
Hermanos (as):

NUESTRO AMADO SEÑOR PRORRUMPE EN UN LLAMADO TRASCENDENTAL PARA LA HUMANIDAD.

Me permitió la visión de mirarle sacando mercaderes del templo. Esto me da la certeza de la urgencia de limpiar ese templo interior, nuestro ser, nuestra mente, nuestro pensamiento, nuestro corazón.

Es urgente mantener la conciencia de la permanencia continua del Espíritu Santo en nosotros y llevar a la praxis ese vivir de Jesús, real y verdadero en nosotros.

No despreciemos la Cruz,  amémosla.  Ella nos lleva a puerto seguro. No despreciemos a la Madre Santísima, es Madre nuestra.

Hermanos,

ACTUEMOS YA  EN NOSOTROS MISMOS PARA QUE ASÍ SEAMOS BENDICIÓN, UNOS PARA OTROS.

Amén.

Las Tres Campanadas de San Josemaría Escrivá


Escrito por Luis Eduardo López Padilla Domingo, 26 de Junio de 2011 13:04


Antes de morir el Fundador del Opus Dei envió tres cartas – entre 1972 y 1974 - a los fieles de la Prelatura que, por la importancia que el propio Fundador les dio, son conocidas en la Obra como las Tres Campanadas.
Estas cartas no han sido publicadas, quedando restringidas a algunos de los fieles numerarios de la Prelatura. Solamente  se han filtrado dos de ellas, cuyos algunos párrafos se transcriben más abajo y con negrilla algunas frases que corren por nuestra cuenta. Una de ellas -según se comenta, mucho más dura que las otras dos- permanece inaccesible, incluso para la mayoría de los miembros numerarios de la Prelatura.

Más allá de lo que dicen las cartas, que tampoco sorprende, lo relevante de ellas pasa por el hecho de que fueron tenidas a la vista para el proceso de canonización del Fundador -que se centra en los últimos años de la vida de Escrivá de Balaguer - y ninguna objeción doctrinal o eclesial fue realizada por las autoridades vaticanas sobre estos escritos. Es decir, existe una aceptación por parte de la Autoridad Máxima de la Iglesia de estas opiniones del Fundador del Opus Dei como legítimas -más allá de ser opiniones- sobre el post-concilio y la situación interna de la Iglesia. Como se verá, algunos de los conceptos del Fundador van un poco más allá de la alegoría de SS Pablo VI -precisa y contundente pero limitada en su explicitación- sobre el "humo de Satanás" que se ha colado dentro de la Iglesia de Dios. Sólo se hace hincapié en el hecho de que estas cartas fueron escritas hace ¡35 años! ¡Lo que diría ahora!
En el 36 aniversario de su llegada al Cielo las publicamos.
                                                                                       
                                                                                                                        -------------

Tiempo de prueba son siempre los días que el cristiano ha de pasar en esta tierra. Tiempo destinado, por la misericordia de Dios, para acrisolar nuestra fe y preparar nuestra alma para la vida eterna.
Tiempo de dura prueba es el que atravesamos nosotros ahora, cuando la Iglesia misma parece como si estuviese influida por las cosas malas del mundo, por ese deslizamiento que todo lo subvierte, que todo lo cuartea, sofocando el sentido sobrenatural de la vida cristiana.
Llevo años advirtiéndoos de los síntomas y de las causas de esta fiebre contagiosa que se ha introducido en la Iglesia, y que está poniendo en peligro la salvación de tantas almas...
Convenceos, y suscitad en los demás el convencimiento, de que los cristianos hemos de navegar contra corriente. No os dejéis llevar por falsas ilusiones. Pensadlo bien: contra corriente anduvo Jesús, contra corriente fueron Pedro y los otros primeros, y cuantos —a lo largo de los siglos— han querido ser constantes discípulos del Maestro. Tened, pues, la firme persuasión de que no es la doctrina de Jesús la que se debe adaptar a los tiempos, sino que son los tiempos los que han de abrirse a la luz del Salvador. Hoy, en la Iglesia, parece imperar el criterio contrario: y son fácilmente verificables los frutos ácidos de ese deslizamiento. Desde dentro y desde arriba se permite el acceso del diablo a la viña del Señor, por las, puertas que le abren, con increíble ligereza, quienes deberían ser los custodios celosos...
Es hora, pues, de rezar mucho y con amor, y de pedir al Señor que quiera poner fin al tiempo de la prueba.
No podemos dejar de insistir. No buscamos nada para cada uno de nosotros, por interés personal; buscamos la santidad, que es buscar a Dios. Y Él espera que se lo recordemos con insistencia. Se están causando voluntariamente heridas en su Cuerpo, que va a ser muy difícil restañar. Nos dirigimos a la Trinidad Beatísima, Dios Uno y Trino, para que se digne acortar cuanto antes esta época de prueba. Lo suplicamos por la mediación del Corazón Dulcísimo de María; por la intercesión de San José, nuestro Padre y Señor, Patrono de la Iglesia universal, a quien tanto amamos y veneramos; por la intercesión de todos los Ángeles y Santos, cuyo culto algunos intentan extirpar de la Iglesia Santa...
Resulta muy penoso observar que —cuando más urge al mundo una clara predicación— abunden eclesiásticos que ceden, ante los ídolos que fabrica el paganismo, y abandonan la lucha interior, tratando de justificar la propia infidelidad con falsos y engañosos motivos. Lo malo es que se quedan dentro de la Iglesia oficialmente, provocando la agitación. Por eso, es muy necesario que aumente el número de discípulos de Jesucristo que sientan la importancia de entregar la vida, día a día, por la salvación de las almas, decididos a no retroceder ante las exigencias de su vocación a la santidad...
La lucha interior —en lo poco de cada día— es asiento firme que nos prepara para esta otra vertiente del combate cristiano, que implica el cumplimiento en la tierra del mandato divino de ir y enseñar su verdad a todas las gentes y bautizarlas (cfr. Matth. XXVIII, 19), con el único bautismo en el que se nos confiere la nueva vida de hijos de Dios por la gracia.
Mi dolor es que esta lucha en estos años se hace más dura, precisamente por la confusión y por el deslizamiento que se tolera dentro de la Iglesia, al haberse cedido ante planteamientos y actitudes incompatibles con la enseñanza que ha predicado Jesucristo, y que la Iglesia ha custodiado durante siglos. Éste, hijos míos, es el gran dolor de vuestro Padre. Éste, el peso del que yo deseo que todos participéis, como hijos de Dios que sois. Resulta muy cómodo —y muy cobarde— ausentarse, callarse, diluidos en una ambigua actitud, alimentada por silencios culpables, para no complicarse la vida. Estos momentos son ocasión de urgente santidad, llamada al humilde heroísmo para perseverar en la buena doctrina, conscientes de nuestra responsabilidad de ser sal y luz.
Hemos de resistir a la disgregación, cuidando sobrenaturalmente nuestra propia entrega y sembrando sin desmayos, con decisión, con serenidad y con fortaleza, la doctrina y el espíritu de Jesucristo.
Considerad que hay muy pocas voces que se alcen con valentía, para frenar esta disgregación. Se habla de unidad y se deja que los lobos dispersen el rebaño; se habla de paz, y se introducen en la Iglesia —aun desde organismos centrales— las categorías marxistas de la lucha de clases o el análisis materialista de los fenómenos sociales; se habla de emancipar a la Iglesia de todo poder temporal, y no se regatean los gestos de condescendencia con los poderosos que oprimen las conciencias; se habla de espiritualizar la vida cristiana y se permite desacralizar el culto y la administración de los Sacramentos, sin que ninguna autoridad corte firmemente los abusos —a veces auténticos sacrilegios— en materia litúrgica; se habla de respetar la dignidad de la persona humana, y se discrimina a los fieles, con criterios utilizados para las divisiones políticas.
Toda esa ambigüedad es camino abierto, para que el diablo cause fácilmente sus estragos, más cuando se ve que es corriente —en todas las categorías del clero— que muchos no prediquen a Jesucristo y, en cambio, parlotean siempre de asuntos políticos, sociales —dicen—, etc., ajenos a su vocación y a su misión sacerdotal, convirtiéndose en instrumentos de parte y logrando que no pocos abandonen la Iglesia...
No se puede imponer por la fuerza la verdad de Cristo, pero tampoco podemos permitir que, con la violencia de los hechos, nos dominen como ciertos y justos, criterios que son una patente deserción del mensaje de Jesucristo: esta violencia se comete por algunos, impunemente, dentro de la Iglesia. Sería una deslealtad y una falta de fraternidad con el pueblo fiel, no resistir al presuntuoso orgullo de unos pocos que han maleado ya a tantos, sobre todo en el ambiente eclesiástico y religioso.
Comprended que no exagero. Pensad en la violencia que sufren los niños: desde negarles o retrasarles el bautismo arbitrariamente, hasta ofrecerles como pan del alma catecismos llenos de herejías o de diabólicas omisiones; o en la que se actúa con la juventud, cuando —¡para atraerla!— se presentan principios morales equivocados, que destrozan las conciencias y pudren las costumbres. Violencia se hace, también diabólica, cuando se manipulan los textos de la Sagrada Escritura y se llevan al altar en ediciones equívocas, que cuentan con aprobaciones oficiales. Y no podemos dejar de ver el brutal atropello que se impone a los fieles, y en los fieles al mismo Jesucristo, cuando se oculta el carácter de sacrificio de la Santa Misa o cuando el dinero de las colectas se malgasta en propagar ideas ajenas al enseñamiento de Jesucristo. Hijos, míos, nunca se ha hablado tanto de justicia en la Iglesia y, a la vez, nunca se ha empleado tanta injusta opresión con las conciencias...
Nos sentimos obligados a resistir a estos nuevos modernistas —progresistas se llaman ellos mismos, cuando de hecho son retrógrados, porque tratan de resucitar las herejías de los tiempos pasados—, que ponen todo en discusión, desde el punto de vista exegético, histórico, dogmático, defendiendo opiniones erróneas que tocan las verdades fundamentales de la fe, sin que nadie con autoridad pública pare y condene reciamente sus propagandas. Y si algún pastor habla decididamente, se encuentra con la sorpresa —amarga sorpresa— de no ser suficientemente apoyado por quienes deberían sostenerlo: y esto provoca la indecisión, la tendencia a no comprometerse con determinaciones claras y sin equívocos.
Parece como si algunos se empeñaran en no recordar que, a lo largo de toda la historia, los que guían el rebaño han tenido que asumir la defensa de la fe con entereza, pensando en el juicio de Dios y en el bien de las almas, y no en el halago de los hombres. No faltaría hoy quien tachara a San Pablo de extremista cuando decía a Tito cómo debería tratar a los que pervertían la verdad cristiana con falsa! doctrinas: increpa illos dure, ut sani sint in fide (Tit. I, 13); repréndelos con dureza —le escribía el Apóstol—, para que se mantengan sanos en la fe. Es de justicia y de caridad, obrar así.
Ahora, sin embargo, se facilita la agitación con un silencio que clama al cielo, cuando no se coloca a los saboteadores de la fe en puntos neurálgicos, desde los que pueden sembrar la confusión «con aprobación eclesiástica». Ahí están tantos nuevos catecismos y programas de «enseñanza religiosa» testimoniando la verdad de lo que afirmo.
Hijos de mi alma, pidamos a Nuestro Señor que ponga término a esta dura prueba...
No podemos dormirnos, ni tomarnos vacaciones, porque el diablo no tiene vacaciones nunca y ahora se demuestra bien activo. Satanás sigue su triste labor, incansable, induciendo al mal e invadiendo el mundo de indiferencia: de manera que muchas gentes que hubieran reaccionado, ya no reaccionan, se encogen de hombros o ni siquiera perciben la gravedad de la situación; poco a poco, se han ido acostumbrando.
               
-----------------

Esta carta es como una tercera invitación, en menos de un año, para urgir vuestras almas con las exigencias de la vocación nuestra, en medio de la dura prueba que soporta la Iglesia...
Os escribo para que estéis prevenidos ante los asaltos del diablo, que ataca a la hora undécima quizá, casi al fin de este caminar de aquí abajo…
No olvidéis el particular empeño que pone en estos tiempos el demonio, para lograr que los fieles se separen de la fe y de las buenas costumbres cristianas, procurando que pierdan hasta el sentido del pecado con un falso ecumenismo como excusa. Deseamos, tanto como el que más lo desee, la unión de los cristianos: y aun la de todos los que, de alguna manera, buscan a Dios. Pero la realidad demuestra que en esos conciliábulos, unos afirman que sí y —sobre el mismo tema— otros lo contrario. Cuando —a pesar de esto— aseguran que van de acuerdo, lo único cierto es que todos se equivocan. Y de esa comedia, con la que mutuamente se engañan, lo menos malo que suele producirse es la indiferencia: un triste estado de ánimo, en el que no se nota inclinación por la verdad, ni repugnancia por la mentira. Se ha llegado así al confusionismo: y se aniquila el celo apostólico, que nos mueve a salvar la propia alma y las de los demás, defendiendo con decisión la doctrina sin atacar a las personas...
Se escucha como un colosal non serviam! (Ierem. 11, 20) en la vida personal, en la vida familiar, en los ambientes de trabajo y en la vida pública. Las tres concupiscencias (cfr. 1 Ioann. 11, 16) son como tres fuerzas gigantescas que han desencadenado un vértigo imponente de lujuria, de engreimiento orgulloso de la criatura en sus propias fuerzas, y de afán de riquezas. Toda una civilización se tambalea, impotente y sin recursos morales...
En una palabra: el mal viene, en general, de aquellos medios eclesiásticos que constituyen como una fortaleza de clérigos mundanizados. Son individuos que han perdido, con la fe, la esperanza: sacerdotes que apenas rezan, teólogos —así se denominan ellos, pero contradicen hasta las verdades más elementales de la revelación— descreídos y arrogantes, profesores de religión que explican porquerías, pastores mudos, agitadores de sacristías y de conventos, que contagian las conciencias con sus tendencias patológicas, escritores de catecismos heréticos, activistas políticos.
Hay, por desgracia, toda una fauna inquieta, que ha crecido en esta época a la sombra de la falta de autoridad y de la falta de convicciones, y al amparo de algunos gobernantes, que no se han atrevido a frenar públicamente a quienes causaban tantos destrozos en la viña del Señor.
Hemos tenido que soportar —y cómo me duele el alma al recoger esto— toda una lamentable cabalgata de tipos que, bajo la máscara de profetas de tiempos nuevos, procuraban ocultar, aunque no lo consiguieran del todo, el rostro del hereje, del fanático, del hombre carnal o del resentido orgulloso...
El cinismo intenta con desfachatez justificar —e incluso alabar— como manifestación de autenticidad, la apostasía y las defecciones. No ha sido raro, además, que después de clamorosos abandonos, tales desaprensivos desleales continuaran con encargos de enseñanza de religión en centros católicos o pontificando desde organismos para-eclesiásticos, que tanto han proliferado recientemente.
Me sobran datos bien concretos, para documentar que no exagero: desdichadamente no me refiero a casos aislados. Más aún, de algunas de esas organizaciones salen ideas nocivas, errores, que se propagan entre el pueblo, y se imponen después a la autoridad eclesiástica como si fueran movimientos de opinión de la base...
Por desgracia, se observan también en la Iglesia sitios —cátedras de teología, catequesis, predicación— que deberían alumbrar como focos de luz, y se aprovechan —en cambio— para despachar una visión de la Iglesia y de sus fines totalmente adulterados. Hijos míos, es un grave pecado contra el Espíritu Santo, porque precisamente el Paráclito vivifica con su gracia y sus dones a la Iglesia (Catecismo Mayor de San Pío X, n. 143), establece allí el reinado de la verdad y del amor, y la asiste para que lleve con seguridad a sus hijos por el camino del cielo (ibid.).
Confundir a la Iglesia con una asamblea de fines más o menos humanitarios, ¿no significa ir contra el Espíritu Santo? Ir contra el Espíritu Santo es hacer circular, o permitir que circulen sin denunciar sus falsedades, catecismos heréticos o textos de religión que corrompen las conciencias de los niños, con enseñanzas dañosas y graves omisiones…
Errores y desviaciones, debilidades y dejaciones he dicho ya: y ahora —como siempre— el mal se envuelve diabólicamente en paños de virtud y de autoridad: y así resulta más fácil que se fortalezca y que produzca más daño. Porque aparecen gentes con una falsa religiosidad, saturada de fanatismo, que se oponen desde dentro a la Iglesia de Jesucristo, dogmática y jurídica, haciendo resaltar —con increíble desorden, cambiando por los del Estado los fines de la Iglesia— lo político antes que lo religioso.
Todo coopera al desprestigio general de la autoridad eclesiástica y a que no se corrijan con oportunidad y energía los desórdenes: los desatinos heréticos, la inestabilidad, la confusión, la anarquía en asuntos de fe y de moral, de liturgia y de disciplina. A esta situación la llaman algunos —defendiéndola— aggiornamento, cuando es relajación y menoscabo del espíritu cristiano, que trae como consecuencia inmediata —entre otros efectos— la desaparición de la piedad, la carencia de vocaciones sacerdotales o religiosas, el apartar a los fieles en general — ya lo dije— de las prácticas espirituales. Y, por tanto, menos trabajo en servicio de las almas, al paso que los eclesiásticos —al verse ineficaces— se muestran desgraciados y abandonan el proselitismo, porque piensan que procurarán también la infelicidad a otros...
No se relee sin gran dolor lo que San Pío X describió en su encíclica Pascendi, cuando exponía las características del modernismo, que en ese documento definía como compendio de todas las herejías. Todo aquello que entonces el Magisterio universal de la Iglesia intentó atajar con penetrante visión y energía sobrenatural, aparecía ya con su enorme gravedad, pero era todavía un mal relativamente limitado a algunos sectores. En nuestros días ese mismo mal —idéntico en su inspiración de raíz y con frecuencia en sus formulaciones— ha resurgido violento y agresivo, con el nombre de neomodernismo, y en proporciones prácticamente universales. Aquella enfermedad mortal, antes localizada en unos pocos ambientes malsanos, y contenida dentro de esas fronteras por prudentes medidas de la Santa Sede, ha alcanzado aspectos de epidemia generalizada. Su extensión ha facilitado su virulencia y la manifestación de efectos monstruosos en cantidad y en calidad, que quizá ni siquiera hubiésemos podido imaginar ante los primeros brotes del modernismo.
Lo que inicialmente se mostraba sólo, aunque ya fuese muy grave, como la reducción de las Verdades dogmáticas a la simple experiencia subjetiva, conservando algún matiz espiritual, se ha degradado aún más: las hondas exigencias del alma —y aun las de la misma gracia divina— quedan disueltas en la horizontalidad sin relieve de lo mundano: identificando el amor de Dios con las aspiraciones o deseos más inmediatos del hombre-masa, sometido a los determinismos de la planificación materialista y atea, y a la de los instintos animales.
La soberbia de la vida (I Ioann. II, 16) presenta su vanidad total en la exteriorización de la concupiscencia de los ojos, ambición de poder y de bienes terrenos, sin mesura; y de la concupiscencia de la carne, sensualidad sin freno y degradación libertina. Es como la descomposición entera de un cuerpo, después de haber perdido el alma...
Si, para combatir eficazmente los males del modernismo, San Pío X —como de modo análogo había hecho antes León XIII— señalaba, entre los más importantes remedios que urgía poner, el fiel seguimiento de la filosofía y de la teología de Santo Tomás, es patente que ahora se impone como nunca el estricto cumplimiento de esa disposición. Con el Motu proprio Doctoris Angelici, San Pío X traducía, en normas disciplinares concretas, lo que había sido una constante recomendación de sus antecesores en la Sede de Pedro, desde el año 1325.
No me parece ocioso transcribir aquí algunas de las afirmaciones de ese documento pontificio: se deben conservar santa e inviolablemente los principios filosóficos establecidos por Santo Tomás, a partir de los cuales se aprende la ciencia de las cosas creadas de manera congruente con la Fe, se refutan los errores de cualquier época, se puede distinguir con certeza lo que sólo a Dios pertenece y no se puede atribuir a nadie más, se ilustra con toda claridad la diversidad y la analogía existente entre Dios y sus obras.
Y añade: por lo demás, hablando en general, estos principios de Santo Tomás no encierran otra cosa más que lo que ya habían descubierto los más importantes filósofos y Doctores de la Iglesia, meditando y argumentando sobre el conocimiento humano, sobre la naturaleza de Dios y de las cosas, sobre el orden moral y la consecución del fin último. Con un ingenio casi angélico, desarrolló y acrecentó toda esta cantidad de sabiduría recibida de los que le habían precedido, la empleó para presentar la doctrina sagrada a la mente humana, para ilustrarla y para darle firmeza.
Los puntos más importantes de la filosofía de Santo Tomás no deben ser considerados como algo opinable, que se pueda discutir, sino que son como los fundamentos en los que se asienta toda la ciencia de lo natural y lo divino. Si se rechazan estos fundamentos o se los pervierte, se seguirá necesariamente que quienes estudian las ciencias sagradas ni siquiera podrán captar el significado de las palabras, con las que el Magisterio de la Iglesia expone los dogmas revelados por Dios. Por eso quisimos advertir a quienes se dedican a enseñar la filosofía y la sagrada teología, que si se apartan de las huellas de Santo Tomás, principalmente en cuestiones de metafísica, será con gran detrimento.
Así, entre otras determinaciones, San Pío X exhortaba: pondrán en esto un particular empeño los profesores de filosofía cristiana y de sagrada teología, que deben tener siempre presente que no se les ha dado facultad de enseñar, para que expongan a sus alumnos las opiniones personales que tengan acerca de su asignatura, sino para que expongan las doctrinas plenamente aprobadas por la Iglesia. Concretamente, en lo que se refiere a la sagrada teología, es Nuestro deseo que su estudio se lleve a cabo siempre a la luz de la filosofía que hemos citado.
¡Cuánto dolor se hubiese ahorrado a la Iglesia y cuánto daño se hubiese evitado a las almas, con la fiel obediencia a esos mandatos de San Pío X! Pido ahora a mis hijas y a mis hijos, precisamente en este año en el que se conmemora el VII centenario de la muerte del Doctor Angélico, que sigan delicadamente esas indicaciones de la Iglesia en el estudio y en la enseñanza de la doctrina filosófica y teológica, seguros de que también así contribuiremos a que, por la misericordia divina, las aguas vuelvan a su cauce...
LUIS EDUARDO LÓPEZ PADILLA
26 DE JUNIO DEL 2011